Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El grupo socialista de San Vicente obliga al alcalde a hacer un informe para apoyar un cambio del plan general

El primer edil y responsable de Urbanismo del Ayuntamiento lo incluirá en el expediente tras las dudas mostradas sobre la modificación que permite a los hoteles tener un parking a 400 metros

El Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig.  | INFORMACIÓN

El Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig. | INFORMACIÓN

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig sigue dividido en dos y cada vez es más evidente. Ahora, la corriente que lidera el edil y exportavoz socialista José Luis Lorenzo, además, exhibe la fuerza que le da contar con la mayoría de concejales. Y más aún tras su reciente nombramiento, a instancias de sus partidarios, como representante en todas las comisiones informativas que se celebran previas al pleno. Su voto es ponderado, lo que significa que su decisión es la de todos los concejales del grupo, incluido el primer edil. Actualmente son nueve ediles tras la dimisión de Belén Arques.

El primer susto para el alcalde, el socialista Jesús Villar, ya se ha producido. Ha sido en el estreno de Lorenzo como portavoz de las cinco comisiones. El grupo socialista mayoritario ha mostrado su capacidad de decisión, y ha obligado al responsable del área de Urbanismo en el Ayuntamiento, que no es otro que el propio alcalde, a pedir que se elabore un informe técnico para justificar una parte concreta de la modificación puntual número 38 que se lleva a aprobación en el pleno ordinario que se celebra este miércoles de forma telemática.

En concreto, Urbanismo va a facilitar al grupo socialista y en general a todos los partidos municipales la justificación de por qué en esta modificación se va a permitir que hoteles y residencias universitarias puedan facilitar el aparcamiento para sus clientes en un radio de hasta 400 metros de distancia del establecimiento.

En la comisión informativa de Urbanismo se plantearon dudas sobre el porqué de indicar esa distancia y por qué no acortarla para facilitar a los clientes de estos hospedajes el acceso a los garajes obligatorios que deben de tener.

La modificación puntual 38 del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que data del año 1990 va a regular que las residencias universitarias, que por el momento están asimiladas a las viviendas, se regulen como un establecimiento hotelero. Otro de los aspectos que incluye es que ninguno de estos establecimientos tenga la obligación de construir aparcamientos subterráneos en el mismo edificio y puedan contar con esta instalación en un radio de 400 metros.

De forma gráfica, sería similar a la distancia que recorren los pasajeros que se bajan en la estación de Renfe de Alicante y cruzan la avenida de la Estación hasta llegar a la parada del Tram de Luceros. El máximo sería caminar entre cinco y seis minutos.

El informe se va a incluir en el expediente de esta modificación que aprobará la exposición pública durante 45 días de estos cambios. Eso si logra los votos suficientes. Lo que significa que durante ese periodo se pueden hacer alegaciones y pedir cambios que se estudiarán para modificar o no este proyecto.

En cualquier caso, lo que subyace en la petición de este informe es el profundo malestar que el grupo mayoritario del PSOE tiene contra su líder y alcalde. Obligando a solicitar el informe están condicionando un voto que de forma natural sería positivo, ya que se presenta por parte del equipo de Gobierno, y más concretamente por un edil del propio grupo.

La tensión sigue siendo importante, aunque el primer edil asegura que no afecta de ninguna forma a la gestión diaria de los ediles.

Sin embargo, actualmente es el alcalde y su mano derecha, Asun París, quienes han asumido todas las áreas que han quedado vacantes. Las del edil José Luis Lorenzo, a quien Villar le ha quitado todas las competencias; Educación, Sanidad y Consumo de la exconcejal Arques; y en el aire también está Recursos Humanos, una vez que el alcalde no ha aceptado la renuncia de José Manuel Ferrándiz. El primer edil se emplaza a después del pleno para repartir las concejalías, una vez que se incorpore el nuevo concejal que va a tomar posesión el miércoles a mediodía en el salón de plenos.

El grupo puentea a la nueva jefa de prensa

El grupo municipal socialista está claramente dividido y no trata de disimularlo lo más mínimo. El cese de la anterior jefa de prensa Ana López por parte del alcalde, sentó muy mal a la facción de Lorenzo, que, de hecho, pidió por escrito que volviese a nombrarse a la misma persona. Y lo hacía en virtud de que es el grupo el que decide su personal de confianza. El alcalde alegó que se trata de personal de Alcadía y que el grupo ya tiene un personal de confianza. Desde hace dos semanas el consistorio cuenta con una nueva jefa de prensa. Sin embargo, parte del grupo está realizando envíos de notas de prensa a través del grupo municipal y no del canal oficial que es el gabinete de prensa, lo que da una idea de la desconfianza que existe entre ambos bandos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats