Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Costas blinda el acantilado de El Campello donde proyectaban dos chalés de lujo

El Ministerio amplía la protección en uno de los últimos parajes vírgenes de la costa, que figuraba como urbano, y entierra un plan que contaba con el visto bueno municipal - Las promotoras exigen al Ayuntamiento indemnizaciones en los tribunales

El acantilado de Coveta Fumà donde se proyectaban dos chalés de lujo y cuya protección ha ampliado Costas. | J.A.RICO

El acantilado de Coveta Fumà donde se proyectaban dos chalés de lujo y cuya protección ha ampliado Costas. | J.A.RICO

El Ministerio para la Transición Ecológica amplía la protección del acantilado donde se proyectaban dos chalés de lujo en El Campello, de forma que blinda esta zona de la Coveta Fumà y entierra de manera definitiva cualquier posibilidad de urbanizarla, tal y como reclamaban EU, Cs y vecinos.

El Servicio de Costas inició de oficio en abril de 2020 el expediente para ampliar la protección de una las últimas zonas vírgenes de la costa campellera y que está catalogada como urbana, después de que manifestara su rechazo al proyecto para levantar un chalé de lujo. Al poner en marcha este proceso se bloqueó ya cualquier actuación en la parcela y en otras adyacentes donde también se planteaba construir, y ahora ha completado la tramitación y aprobado la medida.

Así, se amplía la zona de servidumbre de tránsito de 6 a 20 metros, lo que de facto imposibilita cualquier edificación en este acantilado, de cuya inestabilidad viene advirtiendo desde hace años Costas. En este proceso, el Ministerio ha desestimado las alegaciones contra la ampliación de la protección que presentaron dos dueños de sendas parcelas, y la empresa que proyectaba los dos chalés de lujo, aunque posteriormente modificó su propuesta para un solo chalé más grande.

La Comisión de Evaluación Ambiental que ignoró la afección vuelve al pleno dos años y medio después

decoration

La resolución de Costas, fechada el pasado 18 de mayo, destaca que esta medida «es la única alternativa viable para garantizar adecuadamente dicha servidumbre en este tramo, dadas las dificultades y peligros existentes en el terreno natural para asegurar un tránsito peatonal adecuado y seguro por la franja actual de seis metros de anchura adyacente al deslinde».

El Ministerio, cuando inició de oficio el expediente para ampliar la servidumbre, ya informó desfavorablemente sobre la solicitud de licencia de obras para la construcción del chalé, presentada en pleno estado de alarma y tras haber renunciado la promotora hace unos meses a su idea inicial de levantar dos viviendas, proyecto que ha generado una gran polémica en los últimos años.

Esta casa se proyectaba en la calle La Nucia, en un escarpado acantilado sobre el que Costas viene advirtiendo de su falta de estabilidad, por lo que ya se había mostrado contrario a que se pudiera edificar allí. Además, vecinos, EU y Cs ya alertaron en el pasado mandato que se trata de una zona de gran valor y muy inestable, donde no se debía edificar, denunciando además irregularidades -después confirmadas por una auditoría- en su tramitación mediante la Comisión de Evaluación Ambiental municipal, que ignoró las advertencias de Costas así como su valor natural.

El informe de Costas advertía que «este tramo de costa presenta un perfil notablemente escarpado», y las parcelas en cuestión estaban «afectadas por las servidumbre de tránsito y protección». EU y Cs han celebrado la medida de Costas, que permite preservar unos de los pocos espacios naturales en primera línea de costa, además del peligro de desprendimientos que supone el talud donde se quería construir.

Ante este cambio en la zona que inició Costas, dos empresas han presentado en los tribunales sendos contenciosos para que el Ayuntamiento les abone indemnizaciones.

Organismo medioambiental

Dos años y medio después de que se impulsara la modificación de la composición de la Comisión de Evaluación Ambiental, que no puso objeciones al proyecto de Coveta, el Ayuntamiento lleva a pleno este jueves la aprobación definitiva de estos cambios. El punto rechaza las alegaciones que en su día presentaron EU y Cs, que pedían mayor peso de técnicos medioambientales frente a los de urbanismo, y paralizar los proyectos para remitirlos a la Generalitat para su estudio tras las irregularidades de Coveta.

EU denuncia falta de control

El edil de EU Pedro Mario Pardo explicó que «pasado el tiempo se ha demostrado el gran fracaso municipal de esta comisión. Lejos de alcanzar los objetivos de elevar el nivel de protección del medio ambiente y el desarrollo sostenible, ha provocado todo lo contrario. Venimos denunciando varios indicadores por los que esta comisión bien parecía escapar de ciertos controles. Por una parte, la escasa participación de técnicos de medio ambiente: uno frente a cuatro de urbanismo. Por otra, tan solo se ha convocado una sesión durante todo este tiempo cuando se estipula que se debía reunir cada 6 meses. Y por último destaca la enorme cantidad de irregularidades de los proyectos, ya que solo uno de los cuatro proyectos valorados no las ha tenido. Dado el alto porcentaje, bien podría parecer que dicha comisión tenía otros intereses que para nada estaban relacionados con proteger el medio ambiente».

«Ahora nos sorprenden con la resolución de unas alegaciones, de hace más de dos años y medio por EU, cuando se supone que el plazo debe ser de 3 meses, lo que nos indica lo bien que funciona el área urbanística y que las numerosas exigencias de auditar y reorganizar el área están totalmente desproporcionadas», ironizó Pardo.

Cs votará en contra

El portavoz de Cs, Julio Oca, que forma parte del equipo de gobierno, anunció que «nuestro voto seguirá siendo negativo. No entendemos cómo se lleva la misma propuesta que en su día se hizo por parte de Podemos y Compromís, siendo EU y Cs los únicos que alegamos».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats