Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Fiscalía cree que hubo violación de secretos y tráfico de influencias en el caso de los chats de San Vicente

Los exediles Guillermo García y José Luis Lorenzo comparecen ante el juez y se niegan a dar explicaciones públicas - Falta por declarar el histórico socialista José Gadea

El exconcejal José Luis Lorenzo y el edil de Contratación, Guillermo García, a su entrada ayer al juzgado. A la derecha, el exedil Jesús Arenas y la jefa de prensa Ana López, el lunes. | RAFA ARJONES

El «caso de los chats» de San Vicente del Raspeig en el que hay implicados concejales socialistas suma su segundo día de comparecencias. Este miércoles ha sido el turno del concejal de Contratación, Guillermo García, y del exedil y portavoz socialista, José Luis Lorenzo, que acudían puntuales a su cita con la juez. Ambos han acudido declarar al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de San Vicente del Raspeig donde han comparecido en calidad de investigados dentro de las diligencias previas abiertas por la juez tras la denuncia de un particular.

La investigación se iniciaba este julio pasado en la Fiscalía a raíz de una denuncia interpuesta por un vecino en la que alertaba de posibles delitos cometidos por parte de los integrantes de dos grupos de Whatsapp formado por ediles y militantes del PSOE de San Vicente. En ellos se compartieron documentos de la junta de gobierno local con datos de personas y empresas, así como de las mesas de contratación. Además aparecían datos que constaban en expedientes de Contratación o de Urbanismo. El Ministerio Público considera que con el intercambio de información sensible en esos chats se pudieron cometer delitos de infidelidad en custodia de documentos y violación de secretos, así como tráfico de influencias.

García y Lorenzo acudieron por la mañana a los juzgados sanvicenteros, el primero portando una carpeta y el segundo llevando bajo el brazo un ordenador portátil. Y ninguno de los dos quiso hacer declaraciones ni a la entrada ni a la salida de los juzgados sanvicenteros.

El lunes ya acudieron a declarar ante la juez otros tres de los seis investigados. Se trata del exconcejal de Contratación, Jesús Arenas, la exjefa de prensa del Ayuntamiento de San Vicente, Ana López Tárraga, y la asesora del grupo municipal, Verónica García. También está investigado el histórico militante socialista, exconcejal de Urbanismo en el gobierno de Francisco Canals, José Gadea, quien no acompañaba este miércoles a García y Lorenzo.

Tampoco quisieron hacer declaraciones a la entrada ni a la salida de los juzgados el pasado lunes los otros tres investigados. Todos ellos formaban parte de un grupo paralelo enfrentado además al alcalde, Jesús Villar, quien no participaba en dichos chats.

Este viernes y en calidad de testigos van a acudir a declarar el primer edil sanvicentero, Jesús Villar, la actual portavoz socialista y concejal de Fiestas, Asunción París, y la exedil de Sanidad, Educación, y Consumo, Belén Arques, la primera edil en dimitir y que provocó la primera gran sacudida en el grupo municipal socialista, que había ya evidenciado su división.

Con toda la información recopilada, la juez decidirá si abre juicio, necesita más información o archiva la causa. A la vez, el PSPV-PSOE tiene en sus manos resolver los expedientes disciplinarios abiertos.

La Fiscalía cree que hubo violación de secretos y tráfico de influencias en el caso de los chats de San Vicente victoriamora

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats