De IES abandonado en Sant Joan a centro multiusos y conservatorio

Las áreas de Urbanismo, Cultura y Educación proponen que el antiguo Lloixa albergue salas polivalentes, aulas de enseñanza y de formación. El Consistorio prepara la licitación de la primera fase de las obras

El antiguo Lloixa, en una imagen de archivo

El antiguo Lloixa, en una imagen de archivo

La nueva vida del antiguo IES Lloixa apunta que se erigirá en un conservatorio y centro multiusos. Al menos esa la propuesta de las concejalías de Urbanismo, Educación y Cultura de Sant Joan. Y para ello el primer paso será la reforma de su planta baja y los exteriores con una inversión de 200.000 euros cuya obra se espera sacar en breve a licitación, y que cuenta con una subvención de la Diputación

«La Fàbrica de Formació, Art i Música (FFAM)» es el proyecto creativo y de formación que estas tres áreas van a trasladar al Consejo Social para implantar en el antiguo Instituto Lloixa, un edificio de más de 4.000 metros cuadrados por el que pasaron miles de jóvenes del municipio. Cuando la Conselleria de Educación terminó de construir en 2007 el nuevo edificio, en la avenida de Alicante, decidió abandonarlo a su suerte, siendo presa del vandalismo al cabo de poco tiempo. Así ha sido foco de botellones, plagas y falta de seguridad.

Ahora, la propuesta que se plantea desde estas tres concejalías en manos del PSOE, dentro del ejecutivo que dirige Cs, busca transformar las instalaciones para albergar talleres de formación, conservatorio y espacios múltiples, según han informado este miércoles. 

En 2018 se recuperó la titularidad del inmueble para Sant Joan, se limpió y comenzó a utilizarse como área recreativa y como zona habilitada para aparcamiento para las familias del colegio Rajoletes. Posteriormente, en 2019 y con un plan de obras de la Diputación Provincial, se adecuó la accesibilidad del entorno, retranqueándose el muro y habilitando el callejón de acceso al colegio como una avenida accesible conectándola con la calle 8 de marzo.

Y en 2020, tras diversas reuniones entre las concejalías de Urbanismo y Educación, dirigidas por las socialistas Eva Delgado y Esther Donate, se decidió realizar la reforma del espacio por fases. Así, se contempla comenzar la actuación por la planta baja del edificio y el exterior, incluyendo el proyecto dentro del Plan Planifica de la Diputación de Alicante, actuación aprobada para la que se dispone del dinero y cuyas obras deben salir próximamente a licitación.

El proyecto subvencionado tiene un coste de unos 200.000 euros, correspondiendo al Ayuntamiento de Sant Joan unos 70.000 y a la Diputación unos 130.000 euros.

Así, se ha proyectado la reforma de la planta baja del edificio y los accesos exteriores creando salas polivalentes y un recorrido accesible en toda la zona de actuación. El edificio cuenta con una planta rectangular, contando con un acceso por el centro de la fachada principal y dos accesos secundarios por las zonas lateral y trasera. También cuenta con dos patios interiores de grandes dimensiones y un tercero de tamaño más reducido.

Transformación

Se va a rehabilitar la parte norte y la parte oeste de la planta baja del  edificio, independizando esta zona del resto del edificio. El proyecto propone la transformación de casi la totalidad de la planta baja. Con la eliminación de la tabiquería interior y la nueva distribución, se consigue crear 8 salas polivalentes, cuyas medidas oscilan entre 50 metros cuadrados la más pequeña y casi 170 la más grande. También se realizarán nuevos aseos masculinos y femeninos, un aseo mixto y otro para personas con movilidad reducida. 

Accesibilidad

El Ayuntamiento destaca que «todo el proyecto gira entorno a la accesibilidad universal en toda la planta, realizando las intervenciones necesarias para crear un recorrido accesible en toda zona». En total la actuación interviene sobre unos 930 metros cuadrados.

Las plantas superiores, que se realizarán en fases posteriores, albergarán nuevos espacios demandados por distintos colectivos del municipio. En la planta primera el anteproyecto recoge, entre otras, 12 aulas de enseñanza no instrumental de 25 metros cuadrados, 21 aulas de enseñanza instrumental individual de 15 metros, 6 cabinas de estudios individuales de 8 metros y varias aulas para coro, orquesta y música de cámara de mayor tamaño, destinadas al Conservatorio Profesional Vila de Sant Joan

En la segunda planta se propondrá la creación de 18 salas taller de uso polivalente homologadas para formación, con distintas superficies, variando entre 30 y 60 metros cuadrados.

Revitalización

Desde las áreas responsables se ha ido «recogiendo la demanda social del municipio y la han trasladado a lo que puede resultar un proyecto de revitalización del tejido asociativo, dando cabida, por ejemplo, a asociaciones juveniles como el Grupo Scout Seeonee, un proyecto de formación que facilite la búsqueda activa de empleo, la continuidad de la formación del conservatorio de música y toda una serie de actividades que podrán encajar en las salas rehabilitadas del centro de uso múltiple». 

Así, la propuesta «será presentada en la próxima reunión del Consejo Social y los representantes decidirán sobre este y más proyectos que puedan albergarse en ‘La Fàbrica’ antes de cerrar lo que será el proyecto definitivo del edificio y proyectarlo para su próxima restauración», han señalado las dos ediles socialistas. 

Suscríbete para seguir leyendo