Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Con las Hogueras vuelve el negocio

El regreso de las presentaciones de bellezas, pendientes desde el mes de marzo por el confinamiento, permite a sectores como el de la indumentaria recuperar la actividad

Una pequeña festera, ajustándose la falda en el taller del indumentarista Rubén Hernández.

Una pequeña festera, ajustándose la falda en el taller del indumentarista Rubén Hernández.

Sin Hogueras no hay negocio. La suspensión de los actos festeros por el coronavirus obligó a bajar la persiana de muchos locales, y así siguieron demasiados hasta que se empezó a vislumbrar el regreso de la Fiesta con el medio centenar de presentaciones de bellezas que se quedaron pendientes en marzo con el confinamiento. El anuncio de la vuelta de las Hogueras con actos de calle permitió que los indumentaristas regresaran a la actividad hace algunas semanas en un año más que atípico. «Estuvimos completamente parados desde mediados de marzo y hasta el pasado mes de agosto, cuando empezamos a trabajar ante el reinicio de las presentaciones», señala Conchi Beneyto, una de las indumentaristas con más cartel en Alicante, quien insiste en que la vuelta de la agenda festera supone todo un «alivio» para muchos sectores, como las empresas de flores, luz, sonido, escenarios... Y es que son muchos negocios cuya actividad depende, a veces exclusivamente, de las Hogueras.

En los talleres de indumentaria, el movimiento regresó en un mes en el que habitualmente permanecen cerrados, como es agosto. «Teníamos trajes pendientes de entregar y otros muchos que hemos tenido que arreglar, sobre todo de niñas, porque han crecido mucho en este último medio año. En algunos casos, hemos tenido que hacer piezas de nuevo porque la niña se ha desarrollado demasiado en este tiempo, como con los corpiños», añade Alberto Gascó, del taller de Rubén Hernández, otro de las empresas más emblemáticas del sector tradicional.

Para los indumentarias, la suspensión de las Hogueras fue un duro golpe. «En la práctica, es un año perdido. Porque ahora hemos retomado la actividad, pero solo para terminar encargos pendientes, porque nuevo no hay nada, más allá de los arreglos. Es la misma clientela que ya teníamos antes del confinamiento. Las ventas ya estaban hechas. De hecho, en el periodo de rebajas se ha vendido muy poco, y es lógico por la incertidumbre sobre la Fiesta y sobre la economía», prosigue Gascó.

El regreso a la actividad con las presentaciones pendientes de este 2020, sin embargo, no ha permitido al sector recuperar a la totalidad de los trabajadores, muchos son los que todavía siguen en ERTE por la falta de encargos. Ha sido un alivio, pero no más.

Los actos festeros vuelven hoy y se prolongarán hasta finales del mes de noviembre. El medio centenar de presentaciones de bellezas que se quedaron pendientes por el confinamiento se desarrollarán, principalmente, en los tres escenarios puestos por la Federació de Fogueres (plaza del Ayuntamiento, parque Lo Morant y las antiguas cocheras de tranvías) en un intento de ayudar económicamente a las comisiones. Otras hogueras, aunque son las menos, han decidido seguir en sus emplazamientos habituales, corriendo con todos los gastos. La primera comisión en subirse hoy al escenario será Parque de las Avenidas (18:30 horas). En los actos, las medidas «anticovid» serán estrictas, incluso las bellezas y damas tendrán que llevar mascarilla antes de subir al escenario. Habrá control de acceso, distancia de seguridad y también gel hidroalcohólico.

Los permisos del Ayuntamiento llegaron ayer, casi sobre la bocina (el decreto se firmó poco antes de las 14 horas), tras solventarse los problemas técnicos puestos desde la Concejalía de Sanidad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats