Diez personas. Ese es el máximo número de miembros de una misma familia que se podrán juntar las próximas Navidades, concretamente los días 24, 25 y 31 de diciembre, así como el 1, 5 y 6 de enero. En el caso de las reuniones sociales la limitación seguirá siendo de seis personas durante todas las celebraciones navideñas. En cuanto al toque de queda, se suavizará hasta la 1 de la madrugada durante esos seis días. 

Así lo anunció este jueves la consellera de Sanidad, Ana Barceló, quien además abrió la puerta a que el cierre perimetral de la Comunidad Valenciana se mantenga hasta enero, con la excepción de los seis días más señalados, cuando se podrá entrar y salir libremente de la Comunidad Valenciana. En todo caso, precisó Barceló, la decisión de prolongar o no este cierre perimetral corresponde al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, quien antes del 9 de diciembre debe decidir si mantenerlo o levantarlo.

La Comunidad Valenciana ha llevado esta propuesta a la comisión de trabajo que a nivel nacional está reuniéndose para tratar de consensuar una medida común entre todas las comunidades autónomas de cara a las próximas fiestas navideñas y que debe ser aprobada en el Consejo Interterritorial del próximo miércoles. Barceló sostiene que lo deseable es que haya un acuerdo común para que cada autonomía no opte por un criterio diferente a la hora de celebrar las fiestas y regular los aforos.

En caso contrario, si no hay acuerdo, se pedirá que el documento sea una recomendación para que la Comunidad Valenciana pueda aplicar estas medidas restrictivas. Al respecto, ha explicado la consellera que no habría problema legal porque no afecta a ningún derecho fundamental más de los que en la actualidad ya están limitados bajo el amparo del decreto de alarma, que tiene una vigencia hasta abril.

En cuanto a los eventos multitudinarios, ni cabalgatas ni carreras de San Silvestre. Sanidad señala que mientras se mantengan los niveles de alerta elevados no se permitirán eventos que conlleven una nutrida concentración de personas. En este sentido, Barceló apuesta por «cabalgatas estáticas para un mejor control del aforo». La consellera abre la mano a que durante las navidades se puedan suavizar las restricciones que en estos momentos pesan sobre los aforos en comercios y hostelería, aunque todo condicionado a la evolución de las cifras de la pandemia. «Somos partidarios de mantener las medidas vigentes hasta una semana antes del inicio de las fiestas y, dependiendo de la evolución, se aliviarían o serían más restrictivas». 

33

Así es el alumbrado oficial de Navidad en Alicante RAFA ARJONES

Barceló ha recordado que antes de las navidades viene el puente del 9 de diciembre, fecha en la que concluyen las restricciones en vigor y antes de ese día se revisarán las medidas en función de la situación epidemiológica, y ha advertido de que para que decaigan, la Comunidad tendría que estar «muy bien, muy bien, muy bien, y no parece que vaya a ser ese el dato», ha asegurado.

El motivo para limitar a 6 ó 10 el número máximo de personas que se pueden reunir estas fiestas está en el elevado número de brotes que tienen su origen en encuentros familiares y de amigos y que según Sanidad se sitúa en un 92% del total de los brotes sociales. Para Ana Barceló «hay algo prioritario, fundamental: ese alarmante 92% debe bajar. Tómenlo como ruego, súplica o recomendación, pero sólo la responsabilidad de cada valenciano y valenciana, hoy más que nunca, puede abrir la puerta a unas navidades más entrañables». 

En cuanto a la evolución de la pandemia en la Comunidad Valenciana, en estos momentos, la incidencia acumulada es de 281,55 casos por 100.000 habitantes, frente a la media nacional de 340,83 y el índice de reproducción se sitúa en el 0,89, «lo que quiere decir que, al situarse por debajo de 1, ya no estamos transmitiendo». No obstante, recuerda la consellera lo sucedido a raíz del puente del 12 de octubre, «cuando íbamos muy bien y de repente hubo una subida exponencial que no nos esperábamos». La ocupación de los pacientes covid en las plantas de los hospitales de la Comunidad Valenciana es del 13,25% y en cuanto a las Unidades de Cuidados Intensivos, del 31,5%.

Estas son las propuestas de las comunidades para la Navidad Vídeo: Agencia ATLAS | Foto: EFE

Vacuna

Respecto a la vacuna frente al coronavirus, la consellera también explicó que el miércoles se constituyó el grupo de trabajo «que está trabajando en los equipos, recursos y materiales necesarios para que se pueda administrar la vacuna, es decir, la logística, el transporte, el mantenimiento, las infraestructuras y la seguridad necesarias para que se pueda administrar la vacuna».

La última actualización de la pandemia eleva a 589 los nuevos contagios registrados en la provincia de Alicante, la cifra más baja de los últimos tres días. Doce personas han perdido la vida a causa del coronavirus en la provincia y 28 en el conjunto de la Comunidad Valenciana, de los que 11 residían en geriátricos. 

La parte más positiva es que sigue bajando la presión hospitalaria. En concreto, respecto al balance del miércoles hay 47 pacientes menos en los hospitales de la provincia, hasta un total de 430. En las Unidades de Cuidados Intensivos sigue ingresado el mismo número de enfermos que el día anterior, 104. Respecto a los nuevos brotes, Sanidad ha detectado 19 en la provincia de los 72 de la Comunidad Valenciana. Todos son de origen social y laboral, salvo dos que se han detectado en centros educativos de Alcoy y Santa Pola y en los que hay nueve personas contagiadas.

Puig llama a vivir con intensidad las Navidades pese a que serán diferentes


El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha hecho un llamamiento a vivir "con intensidad" estas Navidades, aunque van a ser diferentes que las anteriores por la pandemia de coronavirus, y ha invitado a "comprar los regalos ya" y no esperar "al final, como siempre".


Puig ha dicho a los periodistas en los pasillos de Les Corts que estas Navidades se plantean "con el mismo espíritu que siempre, con la misma estima de siempre y con los mismos buenos deseos que siempre", porque "los sentimientos están por encima de la pandemia", aunque el coronavirus "está ahí" y hay que tenerlo en cuenta.


"Lo digo con toda claridad: todos sabemos que no van a ser unas Navidades como en el pasado, este año no lo serán, pero por eso hay que atender sobre todo a lo que sí que es inseparable de las Navidades, que es el sentimiento", ha manifestado el presidente.


Respecto a la medidas que se aplicarán en estas fiestas, ha explicado que van a hacer una "reflexión pausada", aunque ha precisado que "todo el mundo es consciente de que va a haber las restricciones que en estos momentos existen", si bien en los días más importantes, como Navidad y Nochevieja, podría haber cambios.


También puede haberlos en lo que respecta a la "capacidad de moverse en un momento determinado", si bien ha pedido que todos sean "conscientes" de que la movilidad es "uno de los elementos más negativos" para superar la pandemia.


"Van ser una Navidades diferentes, pero vivámoslas también con intensidad, empecemos a comprar los regalos ya", ha afirmado Puig, quien ha añadido que es "muy importante que el pequeño comercio también tenga sus oportunidades y que en general haya actividad económica".


"Está bien regalar, pero empecemos a regalar ahora, no esperemos al final, como siempre", ha finalizado el presidente de la Generalitat.