El AVE que une Elche y Orihuela con Madrid suma 54 kilómetros al Corredor Mediterráneo

El presidente del Gobierno inaugura la línea de alta velocidad y anuncia que llegará a tener cuatro frecuencias diarias, frente a las dos que hay ahora - Pedro Sánchez destaca la importancia del proyecto para salir reforzados de la crisis

Más cerca de Madrid y también más cerca de Europa. La puesta en funcionamiento de la nueva línea de alta velocidad en la provincia, en el tramo que discurre entre Monforte del Cid, Elche y Orihuela, permite desde ayer conectar la ciudad natal de Miguel Hernández con la capital de España en 2 horas y 22 minutos, y fija el trayecto entre el territorio ilicitano y la estación de Puerta de Atocha en 2 horas y 10 minutos.

En total, ha supuesto una inversión de 1.493,5 millones de euros para habilitar un ramal que se extenderá hasta Murcia y que, desde ayer, suma 54 kilómetros de vías habilitadas para la circulación del AVE y, a su vez, para el futuro Corredor Mediterráneo, que enlazará el sur de España con Hungría, pasando por Alicante. «La inauguración de este tramo implica una mayor conexión, una mayor accesibilidad, una mayor optimización del tiempo y una mayor oferta del sector ferroviario», defendió ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien destacó que la pandemia sanitaria de covid no solo no retrasa proyectos prioritarios como éste, sino que incluso los «acelera».

La llegada de Pedro Sánchez para inaugurar el AVE Madrid-Elche-Orihuela

«Recordaremos 2020 como el año de la pandemia y las consecuencias del virus, y 2021 será el año de la vacunación y la recuperación», pero, mientras se produce esa recuperación, no hay que olvidar «proyectos urgentes, como el que hoy inauguramos», defendió el jefe del Ejecutivo con relación a la nueva línea de AVE. Un trazado que, según aseguró, aspira a tener hasta cuatro frecuencias diarias de ida y vuelta con la capital.

Sánchez se desplazó ayer a la provincia para protagonizar la puesta en marcha del nuevo tramo de la alta velocidad. Lo hizo acompañado del ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos; mientras que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y los alcaldes de Elche y Orihuela, Carlos González y Emilio Bascuñana, respectivamente, actuaron como anfitriones.

El coste del nuevo tramo del AVE entre Monforte del Cid y Murcia asciende a 1.494 millones de euros

El presidente del Gobierno presidió el viaje inaugural en un AVE especial que partió de la ciudad de Alicante para cubrir el trayecto hasta el municipio de Beniel (Murcia), y realizar después una primera y breve parada en la capital de la Vega Baja -donde se encontró con Bascuñana, que no subió al convoy- y otra parada más en la pedanía ilicitana de Matola, en Elche, donde se encuentra la estación del AVE del Baix Vinalopó. Fue allí donde el jefe del Ejecutivo realizó un discurso en el que defendió la relevancia del Corredor Mediterráneo por su «importante función social», un proyecto que «no solamente hace que podamos mejorar competitividad, crear empleo y crear empresa» sino también «fortalecer la cohesión territorial» y también «fortalecer la economía», tanto de la Comunidad Valenciana como del resto de España, en sectores tan importantes como el turismo, la industria, la agricultura o la logística. Al respecto del desarrollo de estas infraestructuras, Sánchez dijo que la «visión de futuro» de su Gobierno pasa por poner en valor la importancia de los denominados «corredores en red», rompiendo así la preponderancia del esquema radial.

Llegada de Pedro Sánchez a la estación del AVE en Elche

M. A. Rives

Sanchez destacó la apuesta inequívoca de su Ejecutivo por el Corredor Mediterráneo con una inversión que en los Presupuestos Generales alcanza los 2.000 millones de euros -el doble que en los prorrogados desde 2018- y destacó que 490 millones de euros tendrán su impacto a la Comunidad Valenciana, con una actuación principal de 225 millones para la adaptación al ancho internacional del tramo València-Valdellós (Tarragona) y 144 más para la provincia de Alicante.

Tensión en Orihuela por la llegada de Pedro Sánchez para inaugurar el AVE

TONY SEVILLA

Por su parte, el ministro Ábalos subrayó que la inauguración de la línea de ayer no solo supone la puesta en funcionamiento de un tramo de alta velocidad, sino que, aseveró, «comienza la mejora del transporte y la movilidad global levantina». «Hoy -por ayer- es la prueba definitiva de que cada paso que damos en el Corredor Mediterráneo se traduce en una mejora de las conexiones que genera nuevos nexos entre territorios que se amplían a medida que avanzamos. Un objetivo que llevamos persiguiendo en el Ministerio desde que llegamos al Gobierno: la mejora del transporte y la movilidad del conjunto de españoles, que es un derecho básico», defendió Ábalos durante su intervención en la estación ilicitana.

El presupuesto ferroviario para la Comunidad Valenciana es de 490 millones de euros, de los que 144 serán para la provincia

El presidente valenciano calificó la llegada del AVE al sur de la Comunidad como un «histórico cambio de agujas» que ayudará a vertebrar el territorio y a mejorar la cohesión de España, acercando este territorio al deseado Corredor Mediterráneo. «A partir de ahora, sus habitantes, pero también los negocios de sus zapatos, sus prendas de vestir y los frutos de su huerta están un poco más cerca de Madrid y, en breve, estarán más cerca de Europa» , expresó el jefe del Consell.

Para Puig, este nuevo tramo «es algo más que una vía rápida a la capital», pues «también abre la puerta a la mejora de los servicios de cercanías entre Alicante, Villena, Elche y Orihuela». El socialista aprovechó la visita de Sánchez y Ábalos para reivindicar que se siga invirtiendo en el Corredor Mediterráneo y destacó la necesidad de que «los trabajos, de norte a sur, sigan avanzando, con especial énfasis en el tramo Xàtiva-La Encina», puesto que eso es algo que «permitirá viajar en AVE entre Alicante y Valencia, y de Castellón a la Vega Baja». También pidió el cambio de ancho entre Castellón y Tarragona «para conectar al Corredor nuestras mercancías y ciudadanos» y, puestos a pedir, volvió a reclamar una vez más una «financiación justa» para la Comunidad Valenciana.

Lo mismo hizo el alcalde de Elche, Carlos González, durante su intervención en la estación de Matola, un acto al que acudieron también los presidentes de Adif y Renfe. Al presidente del Gobierno le solicitó «más inversión» para su ciudad, la número 19 del país, que constituye, según valoró, «una de las capitales económicas del Arco Mediterráneo». De igual modo, y aprovechando la presencia de Ábalos, subrayó que Elche «necesita inversión decidida en infraestructuras», especialmente para culminar la Ronda Sur y modernizar los trenes cercanías que conectan con Alicante y Murcia. También para conectar los cercanías tanto con la estación de Matola-Elche del tren AVE como con el aeropuerto de Alicante-Elche, según subrayó.

Emilio Bascuñana, por su parte, hizo lo propio desde Orihuela. «Hemos planteado al presidente Puig y al ministro Ábalos las necesidades que tenemos de una buena conexión del cercanías. Ahora tardamos una hora a Alicante y con el doble estamos en Madrid. Tiene que entenderlo y debe haber un tren que una Orihuela con la costa y con Torrevieja. Nos tienen que resolver la CV-95 y la pasarela de Correntías, con problemas de contratación de Adif, y mejoras necesarias en las nacionales, la N-332 y la N-340, y en la A-7 el tercer carril y el peaje que sufrimos en la costa en la AP-7», dijo Bascuñana, que, no obstante, calificó de «hito histórico» la llegada de la alta velocidad a la Vega Baja.