30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La semana se inicia con una incidencia por covid mínima en la provincia de Alicante

Calp, Finestrat, La Vila Joiosa, Pinoso, Catral y San Miguel de Salinas son los únicos municipios con más de 25 casos por 100.000 habitantes

Paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General de Elche

Paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General de Elche

La semana posterior al puente de San José comienza con una situación de riesgo mínimo en la provincia de Alicante, con una incidencia de menos de 25 casos por 100.000 habitantes en una gran mayoría de localidades. Un panorama que se repite en el resto de la Comunidad Valenciana; según indicó ayer el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, destacó ayer que 508 de los 542 municipios del territorio autonómico se encuentran por debajo del mencionado umbral, y ninguno está en riesgo alto, es decir, por encima de 150.

Ante esto, el jefe del Consell se mostró bastante optimista en superar la pandemia, después de las graves consecuencias que ha tenido la tercera ola en toda la Comunidad Valenciana. Cabe recordar que en los peores momentos, a finales de enero, la incidencia media de la provincia llegó a ser de más de 1.500 casos por 100.000 habitantes, y que en algunas localidades incluso superó los 4.000. En lo que va de año han fallecido más de 1.600 personas en las comarcas alicantinas por el virus.

Ximo Puig realizó estas valoraciones tras analizar la evolución de los últimos indicadores sanitarios con la consellera de Sanidad, Ana Barceló, y abordar la situación epidemiológica de la Comunidad Valenciana. El presidente recalcó que la tasa autonómica es en estos momentos de 33 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, lo que convierte a la valenciana en la comunidad con el índice más bajo y, por tanto, la situación más favorable. Esto contrasta con lo que está ocurriendo en otras zonas de España, donde la incidencia se ha estancado o, incluso, los contagios están subiendo otra vez.

Según indicó el jefe del Consell, tan solo seis de los 141 municipios de la provincia tienen una incidencia de entre 25 y 50 casos, es decir, se encuentran en el nivel de riesgo bajo. Se trata de Calp, Finestrat, La Vila Joiosa, Pinoso, Catral y San Miguel de Salinas. Junto a ellos hay otras 18 localidades de las provincias de Valencia y Castellón. A estos hay que añadir otros ocho cuya tasa oscila entre 50 y 150, por lo que se encuentran en riesgo medio, ninguno de los cuales es alicantino.

A la vista de los datos, Puig se felicitó de que «hemos acabado la semana con la incidencia acumulada más baja de toda España», y consideró que la ciudadanía de la Comunidad Valenciana ha dado «un ejemplo de corresponsabilidad que nos está dando grandes resultados». En este sentido, quiso transmitir a la población su apoyo por el esfuerzo que viene realizando desde que se desató la crisis sanitaria, y que se ha visto intensificado en estas últimas semanas hasta traducirse en que el 94% de los municipios estén en riesgo mínimo.

«Este es el camino, el de la prudencia máxima», indicó el jefe del Consell, al tiempo que agregó que ese sacrificio de los ciudadanos es el que «nos ha llevado a situarnos entre las regiones con una incidencia más baja en Europa». En la provincia de Alicante, además, la incidencia es inferior a la media autonómica; como publicó este periódico, según los datos difundidos por Sanidad el pasado viernes -correspondientes en realidad al miércoles- se sitúa en 30 casos por 100.000 habitantes. Hay que tener en cuenta, al respecto, que los indicadores locales dados a conocer ayer por Puig son mejores que las últimas cifras publicadas por la Conselleria, lo que hace que las perspectivas a corto plazo no sean malas. Ahora las miradas están puestas en lo que pueda ocurrir en las próximas semanas.

Compartir el artículo

stats