30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Isaura Navarro, secretaria autonómica de Salud Pública: "¿Mi relación con la consellera? Cuando me llama, subo a verla"

Gracias a la cuota de Compromís en el Botànic llegó a la Conselleria de Sanidad donde la titular, la otra secretaria autonómica y la subsecretaria son del PSPV. Abogada de CC OO en excedencia, esta valenciana que, pese a los contratiempos, está contenta con el ritmo de vacunación, asegura que a ella no le consta que el departamento de Ana Barceló se esté dirigiendo desde Presidencia. «Esa pregunta la tendría que responder la consellera», dice.

Entrevista a Isaura Navarro, secretaria autonómica de Salud Pública: "¿Mi relación con la consellera? Cuando me llama, subo a verla

Usted es la número dos de la Conselleria de Sanidad pero a muchos ciudadanos de la Comunidad les costaría ponerle cara al ser la consellera la que está compareciendo para dar cuenta de la gestión de esta crisis sanitaria. ¿Qué papel está desempeñando usted? ¿Está de acuerdo con lo que se está haciendo?

Yo hago las tareas que me corresponden desde mi puesto pero aquí quien lidera la conselleria es la consellera Ana Barceló, que es la número uno y a quien compete establecer las directrices de gestión. Todo ello en coordinación con el Ministerio de Sanidad a través de Consejo Interterritorial y siguiendo los criterios técnicos tanto de Asistencia Sanitaria como de Salud Pública en una situación tan compleja.

¿Entiendo que no ve otra gestión posible?

Nosotros tenemos que seguir los criterios que se nos marcan, directrices que vienen de los organismos internacionales. Pero hay que entender que ha habido cambios en las decisiones que se adoptan, que son fruto de la evolución en cuanto al conocimiento científico del comportamiento de la pandemia y de los medios técnicos para hacerle frente. Y todo ello se traduce en estrategias tanto de detección precoz como de vacunación.

¿Y su papel en todo esto?

Mi papel es el que se me encarga, el que se me delega, pero sobre todo me estoy centrando en Salud Pública, el espacio que más hemos tenido que reforzar en las tareas del día de día. Porque aquí, al igual que en otros puntos del país y en el mundo entero, era un área a la que no se le prestaba atención ni se invertía lo suficiente hasta que en esta situación de pandemia se ha convertido en protagonista.

Después de unos meses muy duros nos encontramos con unos datos que permiten un respiro pero con tendencia de nuevo al alza ¿Para cuándo se prevé el pico de la cuarta ola?

Es verdad que se está produciendo un ascenso, aunque no tan elevado como en la tercera ola. Estamos pendientes de tener todos los datos relativos a la Semana Santa, en la que ha habido más movilidad, para conocer la incidencia. En cualquier caso esperamos que no se alcancen los datos de después de Navidad porque la vacunación está avanzada en las personas mas vulnerables y al mismo tiempo las medidas en Semana Santa han sido mucho más restrictivas. En principio los datos no nos dicen que vayamos a vivir una situación tan difícil como la que vivimos en enero, que parece totalmente superada.

¿Cree realmente que el 70% de la población de la Comunidad estará inmunizada para el verano?

En normal que el Gobierno se marque objetivos y que hagan gestiones para alcanzarlos, otra cosa es que se llegue.

Cada semana tenemos que actualizar el calendario de vacunación en función de los cambios. Por eso se cita con tan poca antelación

decoration

¿En qué medida va a modificar el plan de vacunación los límites en la aplicación de AstraZeneca y la paralización de Janssen?

Es evidente que estas modificaciones alteran el calendario de vacunación por lo que cada semana tenemos que adaptarlo en función de los cambios que se producen. Por eso a la gente se le llama con poca antelación, porque hasta que no tenemos aquí las vacunas no se notifica a la ciudadanía. No se quiere generar la expectativa de que te van a vacunar para después cancelarlo, por eso vamos al ritmo que marca la llegada de los viales.

¿Se están recibiendo los que nos corresponden?

Si, llega el porcentaje de vacunas que nos corresponden en función de los datos del INE que tiene el Ministerio de Sanidad, pero nosotros necesitamos más para tener más población inmunizada. Las vacunas son la puerta de salida de esta pandemia y nosotros tenemos todo preparado para incrementar el ritmo de vacunación. Los espacios están listo y, en el momento que lleguen los viales, al día siguiente se están administrando.

¿Qué porcentaje ha rechazado la vacuna tras los últimos incidentes con AstraZeneca y Janssen?

Sabemos el porcentaje de personas que no han acudido a vacunarse, que estaría entre un 10 y un 15%, pero los motivos pueden ser varios, no solo por desconfianza. Por eso se van a producir varias repescas para el que no haya podido acudir a la primera cita o se lo haya repensado.

¿Cómo se explica que siendo una de las autonomías más pobladas estemos de las últimas en la administración de dosis? ¿Por qué vamos tan lentos?

No vamos lentos, vamos muy bien. Nosotros estamos a más del 90% de vacunación respecto a los viales recibidos y eso que hay vacunas que se reservan para la segunda dosis. Eso sobre todo lo hacemos con Moderna, porque de ese laboratorio llegan muy pocas y se guardan para garantizar esa segunda dosis. Los compromisos no son los mismos con unas compañías farmacéuticas que con otras.

¿No habría sido más operativo inmunizar a todos los mayores, que son los que saturan los hospitales, antes de vacunar a Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y docentes?

Hay todo un debate al respecto. Nosotros lo que hemos hecho es cumplir la estrategia de vacunación del ministerio, que es quien remite la vacunas y marca los grupos, que se acordó que fueran los mismos para todas las comunidades. Eso se votó en el Consejo Interterritorial de Salud.

La vicepresidenta Oltra ha planteado que se urja a Europa a comprar la vacuna rusa porque la ve “segura y eficaz”. ¿Está de acuerdo?

La Agencia Europea del Medicamento tiene pendiente de autorización tanto de la Sputnik como de otras dos vacunas. Y si es así es porque las consideran seguras y las están evaluando para poder comprarlas por parte de la UE.

¿Usted se ha vacunado?

Aún no.

¿Cuál prefiere?

La que me corresponda en el momento que me corresponda.

¿Es suficiente el operativo diseñado por la Conselleria para asumir la vacunación?

Yo creo que está siendo todo un éxito y la ciudadanía está encantada con que no haya colas, que lleguen y les vacunen enseguida. Sobre todo quiero agradecer el esfuerzo que se está realizando por los profesionales, tanto de Salud Pública como de Asistencia Sanitaria, para dar respuesta a un reto tan importante como vacunar a cuasi el 100% de la población. Algo que no había ocurrido nunca. Todo lo que nos llega son agradecimientos porque el personal es encantador, porque les han resuelto todas las dudas y les han dado la tranquilidad. Algo muy importante porque es normal que la gente vaya inquieta a vacunarse y nuestro personal está transmitiendo esa seguridad.

Pero los enfermeros de los centros de salud se quejan de que no tienen tiempo para atender a sus pacientes.

Desde que bajó la incidencia, en Atención Primaria se dio la directriz de recuperar la consultas presenciales y se está haciendo un seguimiento de los enfermos crónicos a través del teléfono y de videoconferencias. Obviamente la Atención Primaria requiere en toda España de un refuerzo y se ha de abordar el cumplimiento del acuerdo al que se llegó a nivel estatal con todas las entidades, las sociedades científicas y el ministerio para reformularla invirtiendo en personal y en más medios. Y repensando lo que se pueda hacer en ese área y lo que puede ser derivado. Todo eso quedo paralizado por la pandemia, pero está encima de la mesa.

VACUNAS VIP

¿Se impartieron instrucciones sobre qué hacer con los viales que sobraran?

Como ocurrió en toda España, Pzifer envió unos viales en los que se suponía que había cinco dosis y después el resultado fue que, gracias a que tenemos un personal excelente, se conseguían sacar seis. De hecho, ahora nos cobran como seis y envían menos porque el contrato era en base a las dosis. Esa situación tenía una fácil respuesta porque en la estrategia de vacunación del ministerio estaban claro cuáles eran los grupos de vacunación y las personas a las que había que inmunizar: los más vulnerables. Con esos criterios, y sabiendo que no había vacunas para todos, estaba claro a quién había que vacunar y eso es lo que ocurrió en el 99,9% de los casos. Cuando sobraban dosis y había dificultades para su conservación, en la gran mayoría de los casos se buscó a personas que pertenecieran a esos grupos. Pero hay casos extraordinarios en los que no se hizo así y eso se está investigando y se acabará resolviendo. Pero la estrategia era muy clara.

¿Cómo se explica entonces que cerca de un centenar de personas, entre ellas cargos públicos, se hayan colado?

Es un porcentaje mínimo respecto al total de vacunados, pero no era necesaria más directriz que la que estaba establecida en la estrategia de vacunación, que era vacunar a los de mayor riesgo. Ponerse por delante de personas más vulnerables evidencia el calado de quienes lo han hecho.

¿Qué está haciendo la conselleria en estos casos?

Está remitida la investigación que se realizó y toda la documentación a las direcciones territoriales para que la completen, se están instruyendo los expedientes sancionadores por parte de Recursos Humanos y se está colaborando con la Fiscalía e en los que está investigando.

La Fiscalía de Alicante está investigado ocho de ellos en los que la consellera de Sanidad ya declaró que no ve delito. ¿Comparte esa opinión?

Eso lo tendrán que determinar los órganos correspondientes porque la verdad es que estamos ante una situación novedosa, pero el que haya gente que sin ser de riesgo se ponga por delante para vacunarse da una idea de como son en una situación tan difícil en la que la gran mayoría de las personas han demostrado una gran conciencia social y una gran solidaridad. Gente que está sufriendo pero que cumple con las normas porque sabe que, además de protegerse a uno mismo, está protegiendo a los demás. Es un momento en que la ciudadanía está dando un grandísimo ejemplo frente a unos pocos. que lo que están dando es mucha vergüenza.

Al hilo de este cumplimiento de las normas, ¿tienen razón los que dicen que los poderes públicos se están aprovechando de esta situación para recortar derechos fundamentales?

Los derechos fundamentales están restringidos en pro de la vida. Se trata de una situación excepcional en la que el cumplimiento de las medidas está siendo ejemplar. La gente ha entendido perfectamente lo que tenía que hacer y lo está haciendo. Somos un ejemplo y se nos observa incluso por parte de otros países europeos porque nuestro grado de cumplimiento de las medidas es mucho mayor.

FUNCIONAMIENTO DE LA CONSELLERIA

Hablemos del funcionamiento de la conselleria, ¿es cierto que la consellera Ana Barceló y usted apenas si se hablan?

Eso es rotundamente falso. Claro que hablamos. El trabajo en la conselleria es ingente porque no solo tenemos que atender la pandemia. Las dos tenemos muchísima responsabilidad, igual que Concha Andrés (PSPV), la otra secretaria autonómica, y hay mucho trabajo que hacer.

Sí, pero no me ha contestado a lo de si la comunicación entre usted y la consellera lo fluida que debería ser entre la número uno y la número dos de la conselleria.

Pues cuando ella quiere hablar conmigo me llama y yo subo inmediatamente. Ella no baja pero yo sí subo. Le escribo mails... Y a veces también la busco para comentarle cuestiones y estar coordinadas.

¿Cómo definiría su relación con la consellera?

Pues tengo una relación cordial y, cuando ella lo considera, me llama para hablar conmigo y yo estoy a su disposición.

¿Y la llama mucho?

(Risas) Pues a veces más y a veces menos, en función de lo que va ocurriendo y de las necesidades de la gestión.

¿Cree que en esta conselleria está funcionado el mestizaje entre el PSPV, al que pertenece Barceló, y Compromís, en cuyas filas milita usted?

El mestizaje es un reto en la gestión y creo que se trata de que los cargos se coordinen no es función del color político de cada uno si no sus responsabilidades. Es una mirada diferente respecto a la política tradicional y está en marcha en todo el Gobierno del Botànic.

Ya, pero ¿estaría usted más cómoda con un titular de la conselleria de su mismo partido? ¿Le resultaría más fácil entenderse?

No me lo planteo. A mi me han encargado que haga una labor y la estoy haciendo. Esto es trabajo y trabajo y no te planteas otra cosa que sacar adelante todos los retos de cada día.

¿Creo que los dos partidos, PSPV y Compromís, tienen misma idea de lo que debe ser la Sanidad Pública?

A ver, los dos partidos tienen compromisos electorales encima de la mesa que, obviamente, no son idénticos. Cada uno tiene sus prioridades y se tiene que llegar a acuerdos.

¿Qué diferencias hay?

Nosotros estamos más por reforzar lo público, la cartera de servicios ...

¿Más de lo que podría estar el PSPV?

Nosotros tenemos un acuerdo del Botànic, que es nuestra hoja de ruta, y es lo que tenemos que ejecutar. No podemos estar planteándonos unas directrices distintas de las pactadas. Cuando llegas a un acuerdo es muy importante tener toda la intención de cumplirlo.

¿Con independencia de que se tengan distintos conceptos?

Para eso se hace la negociación de Gobierno.

¿Qué les dice a quienes sostienen que la conselleria se está dirigiendo desde Presidencia?

Eso debería preguntárselo más a la consellera pero no es mi experiencia personal porque el presidente es del PSPV y a mí no me llegan directrices de Presidencia, me llegan de la consellera. No es una pregunta que yo pueda responder.

Isaura Navarro, secretaria autonómica de Salud Pública

PREVISIONES DE FUTURO

Es cierto que esta pandemia nos ha pillado a con el paso cambiado pero, un año después y ante la alta probabilidad de que la vacunación tenga que repetirse el siguiente, ¿se está haciendo algo para garantizar el operativo en 2022?

La planificación para la vacunación del próximo año la veremos en función de los estudios que se están realizando sobre la duración de la protección que da la vacuna. En el momento que lo sepamos se hará.

¿Se va a recurrir a colectivos ajenos a Sanidad para administrar la vacuna cuando los envíos de dosis así lo requieran?

Ahora mismo no es necesario ni tampoco lo será en un futuro porque lo tenemos organizado para cubrirlo con nuestros propios medios.

Ni ahora ni en un futuro vamos a recurrir a otros colectivos para administrar las vacunas. Con nuestro personal podemos hacerlo

decoration

¿Qué tiene que hacer un ciudadano para informarse de cuándo y dónde le van a vacunar?

Los grupos de vacunación se hacen públicos cada semana y han cambiando en función de las últimas restricciones de AstraZeneca y Janssen. Hay un teléfono de información (900300555) y una aplicación (App GVA Coronavirus) pero no te pueden decir el día exacto de cuándo te van a vacunar.

Dado que hay vida más allá del covid, ¿cuándo está previsto que se retome la asistencia presencial en Atención Primaria? ¿Por qué hay aún tantos servicios médicos cerrados con una incidencia de contagio tan baja?

Hay una directriz dada para que se vayan retomando las citas presenciales y se ha insistido ahora, con la baja incidencia que tenemos, en que se vayan ampliando los porcentajes. Pero de todas formas, cada médico tendrá que valorar en función de la situación del paciente si corresponde una cita presencial o no. Es un criterio médico.

Se están dando citas con 17 días. ¿Eso es normal?

Es un plazo excesivo, lo normal es que se llame de manera inmediata. La llamada es inmediata y después el médico valora si corresponde una cita presencial urgente o se puede dejar para más adelante

En Atención Primaria hay una directriz para que se vayan retomando las citas presenciales, pero el criterio es del médico, que es quien tiene que decidir si el paciente precisa que sea urgente y presencial

decoration

¿Y atención especializada?

Especializada está en funcionamiento, pero muchas de las personas que trabajan ahí se trasladaron a hospitales por la necesidad de atender el covid. Pero está funcionando y cuando es necesario se deriva a los pacientes.

¿Cómo piensan resolver los retrasos provocados por el covid más allá de los planes del choque y del autoconcierto que ya se venían empleando?

Ese es el trabajo que está realizando la otra secretaria autonómica (Concha Andrés, PSPV), que es a quien le compete.

Y Salud Pública, la hermana pobre pero cuyo papel es básico ante posibles nuevas pandemias, ¿va a servir esta para reforzarla?

Antes de la pandemia ya estábamos trabajando en ello. Salud Pública es el espacio de Sanidad que se ocupa de la prevención en varios ámbitos, uno de ellos el de seguridad alimentaria, que reacciona ante cualquier anomalía. Pero entre sus competencias también está la epidemiológica (legionella, mosquito tigre...) y promoción de la salud. El sentido de Salud Pública es trabajar para evitar las enfermedades. Por eso es fundamental que se invierta en es este servicio porque es la única manera que tenemos de evitar que nos pongamos enfermos, de que lleguemos al sistema sanitario. Tenemos un Plan de Salud aprobado que establece que en todas las decisiones que se tomen a nivel político se tenga en cuenta la salud. Y una Xarxa Salut a la que se pueden sumar todos los ayuntamientos de la Comunidad y que se coordinan con los centros de Atención Primaria para programar actividades en pro de la salud (adicciones, alimentación, salud sexual…) Tenemos muchos programas en marcha y estamos creando más para trabajar por esa prevención y promoción de la salud.

El sentido de Salud Pública es trabajar para evitar las enfermedades. Por eso es fundamental que se invierta en este servicio porque así evitamos llegar al sistema sanitario

decoration

¿Bastaría con eso?

Necesitamos más personal y más medios para profundizar en estos programas porque todo lo que sea trabajar para que no nos pongamos enfermos a la larga es un ahorro para el sistema sanitario. Y mayor felicidad, porque una persona sana es una persona feliz.

Isaura Navarro, secretaria autonómica de Salud Pública, en un momento de la entrevista

SANIDAD PRIVADA

Ante la situación de agotamiento que sufre el personal sanitario después de un sobre esfuerzo como el que están sufriendo y la desesperación de los ciudadanos ante una sanidad pública colapsada que no resuelve sus necesidades, ¿no le preocupa, máxime a una persona de izquierdas como es usted, que unos y otros basculen hacia la sanidad privada?

El sistema público ha dado una mejor respuesta en servicios como la realización de PCR y la atención a personas con covid y sólo la pública puede garantizar la vacunación. La gente también tendría que ver esa parte.

Aún así el sistema está colapsado.

El sistema ha dado una respuesta muy eficaz en una situación límite y yo creo que eso se valora.

En la gestión de la pandemia, tanto a nivel de recursos como en las vacunaciones, la sanidad privada ha acusado a la conselleria de discriminarles por motivos ideológicos. ¿Qué les responde?

La derivación de pacientes a la privada se ha hecho cuando ha sido necesaria y el calendario de vacunación viene marcado.

Hablemos de hospitales públicos de gestión privada. ¿Bajo qué modelo de gestión va a asumir la Generalitat a los 1.300 trabajadores de hospital de Torrevieja? ¿Ha cifrado Sanidad el ahorro que supone para la Administración gestionar directamente? ¿Se va a negociar para revertir la gestión del de Dénia y el del Vinalopó?

No cuento con información al respecto porque no forma parte de mis competencias. Le corresponde a la subsecretaria, Mónica Almiñana (PSPV). Pero desde esta secretaría autonómica apostamos por recuperar todos los espacios privatizados y por garantizar la estabilidad de todo el personal que presta ahí sus servicios.

Como número dos de la conselleria, ¿se considera debidamente informada de cómo se encuentra este proceso?

Me gustaría contar con más información pero si lo la tengo, algún motivo habrá.

¿Como cuál?

Lo desconozco. Eso habría que preguntárselo a la subsecretaria y a la consellera porque son cuestiones que se llevan por otras áreas de esta conselleria.

Se ha criticado su asistencia al concierto de Love of Lesbian que se celebró en Barcelona como prueba piloto para comprobar si se puede planificar un festival con todas las garantías de seguridad. ¿Por qué tenía que estar allí la número dos de Sanidad?

Yo fui a trabajar, me reuní con el equipo de profesionales médicos y organizadores del evento y también con la dirección de Salud Pública de Cataluña, que fue quien lo autorizó. Se trataba de un experimento que ha mirado el mundo entero, una prueba extraordinaria para analizar la posibilidad de recuperar festivales, que es un sector estratégico de la Comunidad Valenciana, donde se nos está reclamando. Como Cataluña dio el primer paso fuimos a conocer de primera mano el funcionamiento de un operativo tan complejo en el que se hicieron pruebas con una App destinada a garantizar la seguridad total identificando a las personas, con entradas sectorizadas, división en zonas… pudimos verlo y plantear todas las dudas que teníamos. Fue un viaje de ida y vuelta en autobús, una paliza de 8 horas, y de ahí he cogido varias ideas que se van a trasladar en un protocolo que estamos preparando desde Salud Pública precisamente buscando la máxima seguridad para el desarrollo de eventos, si fuera posible por la baja incidencia y el avance de la vacunación. Estamos viendo cómo recuperar la cultura, que tanto ha sufrido durante la pandemia. Porque también hay que alimentar el espíritu. Por eso era muy interesante conocer el detalle. Porque puedes ver unas fotos y llevarte una imagen equivocada de lo que allí ha ocurrido sin no has estado. Este fin de semana estaba previsto saber el resultado. Allí se generó un espacio burbuja de dos horas de duración con 5.000 personas en el mismo día que se hicieron la prueba de antígenos. Todos asistieron con mascarilla y estaba prohibido consumir, con lo que se redujo el riesgo de contagio. Fue muy interesante recoger información porque una de las competencias que tengo es la de aprobar protocolos de funcionamiento de sectores y ver cómo se pueden mantener abiertos espacios en vez de cerrarlos, como ha ocurrido con los colegios en otros países. En Educación hemos aprobado 17 protocolos que buscan que puedan estar abiertos y en funcionamiento, siempre con medidas de seguridad que reduzcan al máximo el riesgo de contagio. No se trata de abierto/cerrado, que sería lo fácil.

¿No podía haber ido un técnico?

Yo soy la que aprueba los protocolos y la que me estoy reuniendo con todos los sectores, entre ellos el de los promotores de eventos musicales. Eso además de que con una presencia política estás dando un apoyo político al sector. 

Al concierto de Love of Lesbian fui a trabajar, me reuní con el equipo de profesionales médicos y organizadores del evento y también con la dirección de Salud Pública de Cataluña

decoration

Compartir el artículo

stats