Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Vega Baja pacta «in extremis» un manifiesto en defensa del Tajo-Segura

Los municipios del PP y el PSOE de la comarca se unen a la iniciativa del Consell para anular el recorte de recursos hídricos. El PP logra incorporar al texto que Puig se entreviste con el presidente Sánchez para retirar el decreto-ley

Encuentro de alcaldes de la Vega Baja convocados para refrendar un manifiesto de respaldo al trasvase Tajo-Segura.

Encuentro de alcaldes de la Vega Baja convocados para refrendar un manifiesto de respaldo al trasvase Tajo-Segura.

Los alcaldes de la Vega Baja lograron el jueves alcanzar un consenso político poco habitual en torno a la defensa del trasvase Tajo-Segura, aunque con matices. Los alcaldes del PP y PSOE pactaron, tras más de dos horas y media de discusión, rubricar un manifiesto impulsado por la Generalitat en defensa de la continuidad , en sus actuales condiciones de explotación, del trasvase de las aguas del Tajo a Alicante y Murcia.

Mientras que PSOE mantuvo que el documento difiere en muy poco del que ha logrado el acuerdo de todos los grupos en las Cortes Valencianas y en la Diputación de Alicante, el PP echaba en falta mayor contundencia en el mensaje. El secretario autonómico Roger Llanes, que había convocado a los 27 alcaldes a una reunión en San Miguel de Salinas, leyó el manifiesto punto por punto sin que inicialmente los alcaldes de Orihuela, Almoradí, Callosa de Segura, Albatera o Cox, gobernados por el PP, pusieran reproche al contenido. Sin embargo, a la hora de la firma su postura cambió. La diputada provincial y alcaldesa de Albatera, Ana Serna, cuestionó las formas a la hora de convocar a los alcaldes -que recibieron un correo electrónico sin la copia del manifiesto horas antes de la reunión-, e inmediatamente después de la lectura se les reclamó su firma. Serna pidió que se incluyera el informe técnico elaborado por la mesa provincial del agua sobre la continuidad del trasvase, algo que no logró, porque el PSOE adujo que se trataba de un manifiesto político.

Pero sí consiguió, según el PP, que se incorporara una mención expresa a que el presidente de la Generalitat sea el responsable de liderar la reivindicación de la continuidad del trasvase ante el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la exigencia, que debe contener textualmente el texto, de que se paralice desde ya la aprobación del decreto ley que modifica las normas de explotación. El decreto ley reduce el envío mensual del trasvase -con el actual volumen de reservas- de 38 hectómetros a 27.

ANTONIA MORENO, DELEGADA DEL CONSELL EN ALICANTE: «Es la primera vez que estamos de acuerdo por encima de los colores políticos»

decoration

Tras dos horas y media de negociación, en la que también hubo llamadas de los alcaldes a la dirección provincial del PP, se leyeron las modificaciones y hubo foto de familia, pero el documento definitivo con las incorporaciones debe firmarse el viernes. «El PP está por el acuerdo y la unión cuando se trata del trasvase siempre y cuando haya contundencia y coherencia», según indicó Ana Serna. «No hay nada más coherente que acatar la Mesa Provincial del Agua y las conclusiones de la mesa técnica, aprobada por todos los que la componen. ¿Por qué no se acata este acuerdo que ya es previo?», se preguntó. En mismo sentido se expresó el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana: «Hemos interpuesto el interés general de nuestros vecinos y, en especial, de nuestros regantes entendiendo que ahora lo que toca es la unidad de todos en la defensa del trasvase Tajo-Segura».

EMILIO BASCUÑANA, ALCALDE DE ORIHUELA (PP): «Ahora lo que toca es la unidad de todos por el interés general de la Vega Baja»

decoration

Entre los puntos más relevantes del manifiesto figuran la reclamación de «negociación y consenso con los gobiernos autónomos y los usuarios, de cualquier cambio que afecte al modelo actual del trasvase Tajo-Segura»; el impulso de actuaciones de carácter técnico y legislativo para lograr una rebaja de las tarifas del agua procedente de la desalación; o la realización de inversiones para generar el aporte «de nuevos recursos frente a futuros escenarios de merma de los mismos como consecuencia del cambio climático».

ANA SERNA, alcaldesa de Albatera (PP): «El PP está por el acuerdo pero con contundencia y coherencia»

decoration

También reclamar «el aumento de la seguridad y estabilidad» de los aportes hídricos destinados a la demarcación del Segura en los planes hidrológicos de las cuencas del Tajo y el Segura y en el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático, y sobre todo el mantenimiento de las asignaciones actuales de los recursos hídricos procedentes del acueducto Tajo-Segura, tanto para el abastecimiento humano como para la agricultura. Así como vincular cualquier cambio que pueda llevarse a cabo a la aprobación con carácter previo del Plan Hidrológico de la Cuenca de la Demarcación del Tajo. Tanto Roger Llanes como la delegada del Consell en Alicante, Antonia Moreno, destacaron que el manifiesto «tiene una clara vocación unitaria porque lo que buscamos es sumar a todas las localidades, independientemente de su color político». «Compartimos -indicó Moreno- intereses territoriales y tenemos que estar unidos para defenderlos apostando siempre por la búsqueda de soluciones técnicas y negociadas entre las partes implicadas porque sabemos por experiencia que la instrumentalización política de estos temas no sólo no resuelve nada sino que agrava aún más los problemas».

JOAQUÍN HERNÁNDEZ, ALCALDE DE DOLORES (psoe):«Por fin hay consenso político en la Vega Baja en torno al trasvase»

decoration

Moreno restó importancia a la falta de consenso inicial, que redujo a un «debate semántico», y aseguró que por encima de todo, el tono ayer en la reunió , al contrario de lo sucedido en otras ocasiones, era el de llegar a un acuerdo y ceder y destacó que el propio PP reconoce en el texto el liderazgo de Ximo Puig en la reivindicación.

En la introducción del manifiesto se resume la importancia clave de la infraestructura hidráulica del acueducto que durante más de 40 años ha contribuido de «manera decisiva a la consolidación de una realidad socioecómica» constituida por un territorio donde viven más de dos millones y medio de personas, donde los cultivos de regadío generan un valor económico superior a los 3.000 millones de euros y proporcionan más de 106.000 empleos, al tiempo que actúa como motor insustituible de otras industrias vinculadas al ámbito agroalimentario como el transporte, la distribución, el empaquetado o la logística.

Compartir el artículo

stats