Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos alumnas con dificultades sociales y económicas logran matrícula de honor

Maroua Hamadem llegó a Alicante desde Argelia hace cinco años con el curso iniciado en primero de ESO y sin ningún conocimiento de castellano - Saray Díaz es la primera de su extensa familia gitana que va a seguir estudios universitarios

Maroua Hamadem y Saray Díaz, ante el instituto Gran Vía de la Zona Norte que les ha formado

Maroua Hamadem y Saray Díaz, ante el instituto Gran Vía de la Zona Norte que les ha formado HÉCTOR FUENTES

Las dos mejores alumnas de este curso en el Instituto Gran Vía de Alicante son mujeres que proceden de entornos «muy complicados», como detalla el profesor tutor de segundo de Bachillerato en el centro, Marcos Antonio Morcillo, con la satisfacción de haber puesto en sus respectivas calificaciones matrícula de honor al haber obtenido una media de 9,5 en todo el Bachillerato.

Maroua Hamadem, procedente de Argelia, se incorporó al instituto hace cinco años con el handicap añadido de que el curso estaba iniciado, había acabado ya el primer trimestre y para colmo de males no sabía ni una palabra de castellano. «Los primeros meses tenía que entrar en el aula con ella la profesora de Francés para traducirle, pero aprendió en muy poco tiempo. Es muy buena en Matemáticas y en Economía, y muy trabajadora, se ha esforzado mucho» relata el profesor sumamente orgulloso del éxito que ha conseguido Maroua.

«Son dos mujeres con entornos complicados y presiones familiares. Se han esforzado mucho»

MARCOS ANTONIO MORCILLO - TUTOR DE SEGUNDO DE BACHILLERATO

decoration

Son dos mujeres con un entorno difícil y que tienen que hacer mayor esfuerzo por el desfase curricular de haber estado fuera, añade. Saray Díaz, de etnia gitana, ha estudiado bajo la presión familiar de que tiene que casarse cuanto antes y, por descontado, cuidar a sus hermanos. Su padre enfermó cuando era muy pequeña y su madre, todo el día trabajando, no podía hacerse cargo de todo. El profesor agradece que llegara al IES Gran Vía «porque ambas son referentes para el resto del alumnado, de procedencia muy diversa y multicultural».

De Ucrania, Marruecos y Latinoamérica en general, el alumnado de este instituto hace piña y los profesores aseguran que «son muy tolerantes y sin prejuicio alguno a la hora de trabajar con los demás». Para Morcillo, el éxito de estas alumnas deriva, amén de su propio esfuerzo, «de la educación pública que ofrece igualdad de oportunidades vengas de donde vengas, equidad, pluralidad y diversidad. Estoy muy contento de trabajar en la pública y de defenderla porque es muy complicado llegar a un sitio nuevo, adaptarte a otra vida y otras costumbres y compañeros».

El tutor de ambas alumnas, que confiesan ser más que compañeras entre ellas, destaca además el trabajo de buena parte del profesorado del centro, interinos sin plaza fija, «que se vuelcan con todos los alumnos».

Maroua Hamadem, en el instituto.

Maroua Hamadem: «Aún recuerdo el primer día, lo pasé mal, pero nunca he sido marginada»

MATRÍCULA DE HONOR EN BACHILLERATO. IES GRAN VÍA

¿Qué es lo que le ha resultado más difícil hasta ahora? 

Aún me acuerdo del primer día en el instituto, lo pasé mal. Al principio fue muy complicado, me dieron clases especiales porque no entendía nada de castellano. Nunca antes había dado esta lengua.

¿Cuándo consiguió desenvolverse?

No sé cuándo empecé a hablarlo, no se procesa, pero lo recuerdo muy complicado. Tras los cuatro primeros meses empecé a entender palabras y en seis meses, un año, empiezas a poder responder un poco.

¿No le echó para atrás la situación?

Siempre he sido muy estudiosa. Fue complicado pero no hay nada imposible con mucho esfuerzo, como siempre.

¿Y al margen de la lengua?

El idioma tiene su complejidad pero integrarse también cuesta bastante. Son otras costumbres y temarios pero he tenido mucho apoyo, nunca he sido marginada y tengo muy buenas compañeros.

¿Qué carrera quiere estudiar?

ADE, Administración y Empresas. Tiene salida laboral y me encantan las Matemáticas y su práctica.

Saray Díaz, en el instituto.

Saray Díaz Jiménez: «Voy a ser la primera de toda mi familia que estudia, es flipante»

MATRÍCULA DE HONOR EN BACHILLERATO. IES GRAN VÍA

¿Qué es lo que más le ha costado en su trayectoria escolar? 

En el colegio los profesores veían que tenía capacidad, pero que podía quedarme estancada. Hablaron con mi madre para que no me echara a perder y cuando vio todos los libros que había que comprar casi se vuelve loca, pero siempre lo tuve claro, me gustaba estudiar.

¿Eligió el instituto?

Me pillaba muy cerca. La gente de mi entorno me decía que no iba a hacer nada, que no sirve de nada estudiar. El tema cultural influye bastante, la sociedad también te discrimina y es duro. Ser gitana no significa que no quieras estudiar, yo quiero tener un futuro. Soy la primera de la familia que estudia y voy a ir a la universidad, es flipante.

¿Cómo se ve en ese futuro?

Me gustaría hacer Magisterio de Primaria. Me gustan los niños y se me dan muy bien. Lo haría incluso gratis. Creo que tengo potencial para poder explicar y hacer llegar las cosas. Si he podido hasta ahora lo haré, me veo bien, aunque el solo nombre de la selectividad me da ansiedad.

Compartir el artículo

stats