Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Zona Norte de Alicante, «libre» de covid en las aguas residuales por primera vez en la pandemia

El Centro y el litoral sur de la capital acumulan dos meses sin niveles detectables de material genético del virus en las alcantarillas, según la última actualización de un estudio que arrancó hace casi un año

Vista de una calle de Colonia Requena, uno de los barrios más simbólicos de la Zona Norte de Alicante, donde el covid en las aguas residuales ha caído a mínimos.  | ALEX DOMÍNGUEZ

Vista de una calle de Colonia Requena, uno de los barrios más simbólicos de la Zona Norte de Alicante, donde el covid en las aguas residuales ha caído a mínimos. | ALEX DOMÍNGUEZ

Continúan las noticias esperanzadoras en la lucha contra la pandemia de coronavirus que azota a todo el planeta desde hace ya más de un año. La última actualización del estudio sobre la presencia de material genético de covid en las aguas residuales de la ciudad de Alicante ofrece, una semana más, datos positivos. De hecho, las mejores cifras globales de toda la serie, que arrancó hace casi un año, en julio de 2020. Actualmente, los datos de incidencia acumulada de nuevos casos positivos en la capital, pese al fin del estado de alarma y la relajación casi al máximo de las restricciones del Consell, también van en la misma línea que el estudio impulsado por la empresa mixta de Aguas de Alicante.

Los registros del 2 de junio sitúan a la Zona Norte de Alicante, uno de los distritos más afectados por la pandemia según este trabajo de carácter semanal, como un espacio «libre de covid». O, al menos, en el que no se supera el nivel mínimo de detección establecido por los expertos en la materia. Es la primera vez en todo el estudio que esta zona de Alicante ofrece este valor. De hecho, no hace mucho, hace apenas dos semanas, los registros iban en otro sentido bien opuesto, con hasta 1.100.000 unidades de genoma por litro (ug/l), lo que supone una cifra «alta» en la escala determinada en un trabajo impulsado por Aguas de Alicante para el Ayuntamiento de la capital, dentro de la puesta en marcha de herramientas para facilitar la toma de decisiones en la lucha contra la pandemia. Estos datos, de hecho, se facilitar a las autoridades sanitarias para que dispongan de más elementos a la hora de valorar la evolución de la pandemia. La estación número cuatro del estudio, además de la Zona Norte, también incluye el Pla, Garbinet y el entorno del Cocó.

Otra noticia positiva de un análisis de las aguas residuales que puede permitir anticipar un incremento de los casos positivos en un punto concreto de la ciudad apunta al Centro de la capital (hasta Alfonso el Sabio) y barrios del litoral sur. Ahí se acumulan ocho actualizaciones con nivel mínimo, es decir, por debajo de la franja de detección. De hecho, en ese territorio de la ciudad, de las últimas doce muestras, solo en dos ha habido un nivel suficiente para ser detectable por los técnicos. Fue en el estudio del 8 de abril, con 3.100.000 ug/l (intensidad alta), y el del 23 de marzo, con 31.000 ug/l (nivel muy bajo).

La última actualización del estudio que va camino de cumplir un año de duración, también refleja otras dos demarcaciones de la ciudad con datos esperanzadores. Se trata de dos espacios que han proporcionado, de media, los mejores datos durante la pandemia. En la zona cinco, que engloba al entorno de Miriam Blasco y la Albufereta, se acumulan dos semanas consecutivas con niveles por debajo de la cifra de detección, situada en las 16.000 ug/l. De las últimas nueve muestras registradas, cinco han ofrecido datos más que positivos.

En una situación similar se encuentra la zona seis de las que se divide el plano de la ciudad de Alicante en este estudio sobre el covid, en función de la ubicación de los principales colectores. Es el entorno de Playa de San Juan, donde de las últimas siete muestras, cuatro han dado resultados por debajo del nivel de detección establecido.

Así, según la actualización más reciente del trabajo técnico, solo dos zonas han registrado cifras suficientes para incluirse en la escala de valores. Una de ellas es la zona dos, que incluye barrios como Benalúa, Ensanche, Carolinas y Altozano, con 120.000 ug/l (leve). La otra es la zona tres, que va comprende un terreno con barrios como Florida, Ciudad de Asís, San Blas, los PAU 1 y 2 y Rabasa, con un registro de 110.000 ug/l (leve).

Una herramienta que permite anticipar la evolución de los casos

Esta iniciativa impulsada por el Ayuntamiento de Alicante y Aguas de Alicante se ha convertido en una herramienta útil para conocer la incidencia de la pandemia en municipios como Alicante y adelantarse a los nuevos casos que puedan producirse, sobre todo en el caso de estar concentrados en una zona concreta. De hecho, los datos que los técnicos recopilan se han ido remitido a Salud Pública para que el equipo médico tenga a su disposición toda la información necesaria con la que adoptar las medidas que considere oportunas en función de la evolución del virus. La vigilancia del virus en aguas residuales puede permitir adelantarse a los casos de covid-19 para adoptar medidas efectivas inmediatas.

Compartir el artículo

stats