Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los rastreadores alertan de que por cada nuevo caso de covid detectan hasta 20 posibles contagiados

Advierten de la dificultad para que se cumplan las cuarentenas, sobre todo en casos leves - El brote que afectó a 30 jóvenes de Elche que viajaron a Mallorca se extiende a seis comunidades

Terrazas llenas de gente en una zona de ocio de Alicante. | JOSE NAVARRO

Terrazas llenas de gente en una zona de ocio de Alicante. | JOSE NAVARRO

Lo que ven les recuerda mucho a lo que ocurría las pasadas navidades. Rastreadores de la provincia de Alicante destacan cómo con el fin de las restricciones se están multiplicando los encuentros familiares y de amigos. ¿El resultado? Por cada persona contagiada de covid que aparece hay muchos más contactos que hace unos meses. «Cuando les preguntamos con cuántas personas han estado en los dos días previos a tener síntomas, nos dicen que se han juntado con 10 e incluso con 20 personas», destacan fuentes de Salud Pública de Benidorm.

Mientras, el brote que afectó a una treintena de estudiantes de Elche que viajaron a Mallorca se extiende por seis comunidades autónomas y ya hay casi un millar de jóvenes afectados, entre contagiados y alumnos pendientes de las pruebas. El mayor número se ha detectado en Madrid, donde hay 245 positivos. El Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) ha convocado este jueves la ponencia de alertas con la comunidades autónomas a raíz de este brote. Según han informado a Efe fuentes del Ministerio de Sanidad, en la reunión se revisará la situación y las medidas a adoptar para mejorar la coordinación y control de este brote. La ponencia analizará también los datos aportados por los rastreadores para detectar con rapidez los contactos estrechos de los estudiantes contagiados.

Brotes como este de Mallorca ponen de relieve cómo la vida social vuelve a bullir tras el fin del estado de alarma. En la playa, en los restaurantes, en las zonas de ocio… La gente se está moviendo y se está relacionando con demasiadas personas teniendo en cuenta que la pandemia no nos ha dejado. «El virus aún sigue ahí y la variante india se está haciendo fuerte. La población debe ser consciente de que aún no puede tener contacto con tantas personas», advierten fuentes de Salud Pública de Benidorm.

Buena parte de estos contagios se da además en turistas de otras comunidades autónomas y de otros países. Seguir la pista a estos últimos es a veces muy complicado «porque la información que aparece de ellos suele ser incompleta». Esta mayor movilidad y socialización están provocando además que sea muy complicado saber dónde se producen muchos de los contagios que aparecen estos días, según destacan fuentes de Salud Pública de Alicante. Los rastreadores también lanzan la voz de alarma sobre las dificultades que encuentran para que la gente cumpla con las cuarentenas, sobre todo cuando se trata de síntomas leves. «Hablas con un caso positivo y te dice que al principio de los síntomas no hizo nada porque pensaba que era un catarro o una alergia», señalan desde el área de Benidorm. Todo pese a que los especialistas no se cansan de advertir que el covid en personas jóvenes es mucho más leve, por lo que ante síntomas leves también hay que sospechar. En ocasiones, aun sabiendo que son enfermos de coronavirus, los rastreadores se encuentran que el paciente está en la calle. «Generalmente hablas con ellos y les convences de que hagan la cuarentena, aunque a veces tenemos que llamar a la policía, que siempre colabora con nosotros», destacan las mismas fuentes.

Otro rastreador consultado por este periódico explica que, claramente, el perfil de quien se está contagiando ahora de covid es el de una persona joven y que gracias a la vacunación se está haciendo un muro de contención para proteger a otras personas más vulnerables.

Los vacunados que hayan estado con un positivo no harán cuarentena

La excepción será los casos en los que el contagio sea por las cepas brasileña o sudafricana

Las personas que han recibido la pauta de vacunación completa y hayan tenido un contacto estrecho con un positivo por covid no tendrán que guardar cuarentena, salvo que este contacto sea con un caso de variantes beta y gamma (antiguas africana y brasileña) por el mayor riesgo que existe a que escapen de la vacuna.  

Así consta en la última actualización de la «Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de COVID-19» publicada este jueves por el Ministerio de Sanidad que establece, como norma general, que aquellos que hayan completado la pauta vacunal no deban guardar cuarentena, actualmente fijada en 10 días.

Tan solo se les hará una PCR al inicio y otra a los 7 días del último contacto con el caso confirmado, se les recomendará evitar el contacto con personas vulnerables y con personas no vacunadas y deberán usar mascarilla en sus interacciones sociales, no acudir a eventos multitudinarios y realizar una vigilancia de la posible aparición de síntomas compatibles.

Sin embargo, «debido al mayor riesgo de escape inmunitario», sí que deberán hacer cuarentena aquellos inmunizados en el contexto de brotes producidos por una variante de preocupación diferente a la B.1.1.7 o en los contactos de casos en los que se diagnostiquen estas variantes, si esto es posible, dado el tiempo que se necesita para disponer de la información sobre la secuenciación.

Actualmente, Sanidad mantiene como variantes preocupantes la propia B.1.1.7 o alfa, detectada por primera vez en Reino Unido; la B.1.351 o beta, originada en Sudáfrica, y la P.1 o gamma, predominante en Brasil.

De la misma forma, también tendrán que guardar este periodo de aislamiento las personas con inmunodepresión completamente vacunadas y en los contactos de aquellos casos en los que se sospeche una transmisión a partir de un animal. Los trabajadores de centros sanitarios o sociosanitarios estarán exentos de ello si están vacunadas pero se les retirará durante 10 días de la atención a personas vulnerables.

Compartir el artículo

stats