Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un Sant Joan festivo para el comercio y laborable para los sectores de la construcción y limpieza

La mayoría de actividades paran en Alicante el día grande de Hogueras, salvo la hostelería y negocios aislados - Desigual seguimiento en la provincia con Elche y Elda a medio gas, todo abierto en Benidorm y descanso en Alcoy

Una de las principales calles de Benidorm, que abrió su comercio casi al 100% el festivo. |

Una de las principales calles de Benidorm, que abrió su comercio casi al 100% el festivo. |

Alicante paró su actividad económica y laboral en términos generales el festivo autonómico de Sant Joan salvo la hostelería y negocios aislados como algunas obras de construcción y la limpieza de calles. Al ser declarado recuperable por el Consell, no está incluido entre los 14 días asignados en Alicante y la Comunidad como festivos, lo que supone que cada empresa reclama y negocia con sus empleados cómo recuperar esas horas de trabajo. La hostelería abrió de forma mayoritaria al ser una jornada «fuerte» dada la gran cantidad de público en la calle pese a que las Hogueras no se hayan celebrado por segundo año, y sobre todo por la necesidad de hacer caja tras meses de restricciones por la pandemia. Quienes descansaron llenaron las playas. En el resto de la provincia, el seguimiento fue desigual, con Elche y Elda a medio gas, y descanso en el área de Alcoy.

Operarios trabajando ayer en una obra de construcción en Alicante. Al lado, el Mercado Central de Elda abierto el festivo autonómico recuperable de Sant Joan. | JOSE NAVARRO/ÁXEL ÁLVAREZ

Volviendo a Alicante, en su día grande de Hogueras cerró el gran comercio y la mayoría de las tiendas de proximidad salvo algunas en el centro, optando los autónomos por recuperar más adelante las horas. «Aun sin celebración de Hogueras, San Juan es una festividad muy importante y la mayoría del comercio cierra. Cada uno ha acordado con sus empleados recuperarlo, excepto casos puntuales en zonas céntricas que han abierto», apuntó Vanessa Cárdenas, presidente del Colectivo de Comerciantes. Abrieron algunos estancos, algún negocio familiar de decoración, alguna clínica veterinaria y de estética, el comercio chino, y trabajaron repartidores o técnicos de telefonía. En el caso de la construcción, las grandes empresas dieron el festivo pero «las hay con los plazos próximos a finalizar que han optado por trabajar para acelerar tiempos», señaló Yaissel Sánchez, secretaria general de UGT de Alicante. «Lo importante es que se cumpla lo establecido, por eso es tan importante la acción sindical en las empresas», dijo.

Un Sant Joan festivo para el comercio y laborable para los sectores de la construcción y limpieza

Los servicios de limpieza de la ciudad trabajaron como un día normal, y también empresas de limpieza de oficinas cuyos empleados señalaban que en 40 años en el sector nunca se habían enfrentado a un festivo por el que tenían que devolver las horas si lo disfrutaban, de ahí que optasen por trabajarlo.

En la zona de Elche se vivió San Juan con el comercio a medio gas y las playas hasta arriba, también en Santa Pola. Las tiendas abrieron de manera desigual y los centros comerciales optaron por descansar. En Elda el día de San Juan se vivió como una «mediofiesta». Todos los organismos oficiales y las grandes superficies comerciales permanecieron cerradas pero, al tratarse de una celebración con poca tradición en la comarca y que hay que recuperar, la mayoría de las empresas y comercios locales optaron por mantener su actividad. En el caso de las tiendas y la mayoría de fábricas únicamente en horario matinal. También se dieron contradicciones como que el Mercado Central abriese sus puertas y el de San Francisco de Sales optara por cerrar. En Benidorm, prácticamente el 100% del comercio abrió. Los hoteles y segundas residencias están llenos de turistas aprovechando este festivo y hacen puente. Desde Aico (Asociación de Comerciantes de Benidorm) indicaron que «está casi todo abierto. Es un día que nos va a venir muy bien» después de un año complicado en el que la falta de turistas ha afectado a muchos negocios. «Necesitamos que se anime un poco la situación y empezar a hacer caja» para paliar las pérdidas y la escasa facturación del último año. «Es necesario que Benidorm se recupere», afirmó su presidente, Raúl Parra. En la comarca de la Marina Baixa abrieron las grandes superficies y otros negocios en la zona comercial. En Alcoy el ambiente fue de festivo absoluto, con el comercio cerrado y las terrazas de los bares llenas, sin ajetreo en las calles y ciclistas por la carretera, imagen típica de las jornadas no laborales.

Compartir el artículo

stats