Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alicante contará a partir de octubre con una conexión ferroviaria con Londres para enviar frutas y verduras al Reino Unido

El tren cargado con contenedores refrigerados partirá los jueves desde el Puerto y llegará a la terminal londinense de Barking los lunes

Contenedores en el puerto de Alicante dispuestos para su transporte

Contenedores en el puerto de Alicante dispuestos para su transporte

A falta de conexión con el Corredor Mediterráneo, el Puerto pone rumbo a Londres. La empresa Terminales Marítima del Sureste tiene cerrada la puesta en marcha a partir del próximo mes de octubre de una nueva línea ferroviaria de mercancías que conectará Alicante con el la terminal de Barking (Londres) una vez por semana con salida del puerto los jueves y llegada a capital del Reino Unido los lunes con contenedores refrigerados cargados de frutas, verduras y todo tipo de productos perecederos. Un hito histórico para el puerto, impulsado por la iniciativa privada, ya que todavía sigue sin licitarse la conexión con el Corredor Mediterráneo. El puerto recuperó en 2015 su terminal ferroviaria pero está infrautilizada.

El anuncio se ha producido en el marco de las acciones programadas para promocionar los nuevos servicios paraduaneros post Brexit que se ofrecen en el puerto de Alicante, el Observatorio Comercial de la Autoridad Portuaria de Alicante, que coordina Mónica Bautista, jefa de la División Comercial, ha celebrado un encuentro con los miembros de la Comisión de Navegación, Logística y Movilidad de la Cámara de Comercio de Alicante, para presentar el trabajo que en este sentido se está desarrollando desde el Comité de Servicios Paraduaneros y anunciar el lanzamiento de la nueva línea ferroviaria con Reino Unido.

Bajo el título ‘La intermodalidad como complemento de los servicios paraduaneros del Puerto de Alicante, la jornada ha sido inaugurada por el director de la APA, Carlos Eleno, quien ha destacado “el gran potencial” de los servicios aduaneros del puerto de Alicante y la “excelente oportunidad” que se le presenta como plataforma intermodal, con su conexión ferroviaria como alternativa para las empresas de transporte por carretera y convertirse así en “aduana de referencia” de la zona de Levante para las exportaciones e importaciones con las islas británicas.

En este sentido, Jesús Aznar, director de Terminales Marítimas del Sureste (TMS), ha presentado esta nueva ruta ferroviaria que unirá el puerto de Alicante con Reino Unido y cuya puesta en marcha está prevista para el próximo mes de octubre. Con esta línea el puerto de Alicante ofrece una nueva conexión intermodal que permitirá el transporte de mercancías en contenedor desde la terminal de TMS, vía Calais, hacia la terminal de Barking (Londres) en Reino Unido.

Esta nueva conexión ferroviaria, que tendrá una frecuencia semanal con salida los jueves y llegada a Barking los lunes por la mañana, nace sobre todo pensando en el transporte de productos perecederos y refrigerados con destino a los principales almacenes de las cadenas de alimentación británicas.

Con el lanzamiento de esta nueva línea, el puerto de Alicante se mantiene fiel a su compromiso en el impulso de medidas encaminadas a la reducción de emisiones CO2. En el transporte logístico por tierra, el ferrocarril está ganando importancia en el sector de la distribución y se ha convertido en la solución más sostenible en el transporte de mercancías.

El evento, que ha tenido lugar en la sala de conferencias de la APA, también ha contado con la participación de Arturo Marcos, jefe de Dependencias de Aduanas en Alicante, que ha explicado el procedimiento aduanero para los tráficos de mercancías por carretera con Inglaterra tras el Brexit; Ramón Mayo, presidente de la Comisión de Navegación, Logística y Movilidad de la Cámara de Comercio; y Juan Riera, presidente de la Cámara de Comercio de Alicante, que ha clausurado el acto resaltando que la economía de la provincia de Alicante necesita un puerto bien posicionado que haga frente a nuevos retos y que pueda competir en igualdad de condiciones con otros puertos cercanos del Mediterráneo.

Accesos ferroviarios al puerto de Alicante Rafa Arjones

Tras la jornada, los asistentes han realizado una visita a las instalaciones en las que se ofertan actualmente los servicios paraduaneros, dentro del recinto portuario de Alicante.

El Puerto de Alicante incluyó en 2018 en su plan de obras el acometer la remodelación de su terminal ferroviaria y el acceso a dos muelles para poder recibir trenes de mercancías en ancho internacional, con lo cual cargará a sus presupuestos el cambio de las vías a ancho AVE, pero sin electrificar, algo que deberá completar el Ministerio de Fomento.

La falta de una conexión ferroviaria competitiva ha provocado hasta ahora que el puerto y las empresas hayan perdido unos 25 millones de euros en los últimos años en los que muchos fletes se van por carretera hasta Algeciras. Una coyuntura que amenaza también a las plataformas logísticas que tiene Alicante con Canarias y con Argelia.

Analizando los proyectos concretos para mejorar la accesibilidad ferroviaria al Puerto, los técnicos tienen previsto la implantación del ancho europeo hasta la Terminal Marítima del Sureste, hasta el muelle 17, donde se construye la terminal cerrada parae granel, al muelle 15 y un apartadero (vía especial para estacionamiento de trenes).

El Puerto recuperó a finales de 2015 la terminal ferroviaria que conecta en ancho ibérico con Madrid, pero carece de enlace al Corredor Mediterráneo, cuando el objetivo es mover 200.000 contenedores al año en el horizonte de 2022, cuarenta mil más que en la actualidad.

El Ministerio de Fomento sólo tiene ejecutado, de momento, que el enlace sea en ancho convencional, por lo que los grandes trenes de mercancías europeos no pueden acceder a los muelles, ya que ni el Ministerio de Fomento ni el Consell lo tienen en sus presupuestos, al haber centrado todos sus esfuerzos en el puerto de Valencia y la factoría Ford. Una situación que ha condenado al puerto a ser un apéndice del valenciano, donde operan las naviera transoceánicas si no hay reacción en el Ministerio de Fomento.

Los sectores económicos más perjudicados son el mármol, juguete, textil, construcción y todo lo relacionado con el envío de suministros a Canarias. El enlace en ancho internacional costaría 15 millones de euros pero la partida no ha existido nunca en los Presupuestos Generales.

El Puerto se ha consolidado, por ejemplo, en los últimos años como el principal suministrador español de mercancías para el abastecimiento de Canarias desde la península y, a su vez, este tráfico de contenedores con las islas representa cerca del 70% del movimiento total de la carga transportada en contenedores en los muelles alicantinos. A Canarias se envía vino, licores, frutas y verduras, conservas, cereales, tabaco y cemento para la el sector de la construcción.

Las líneas marítimas entre Alicante y Canarias permiten mantener 2.000 empleos en Alicante entre directos e indirectos. Trabajadores que pertenecen a las empresas de estiba, consignatarios, transitarios, almacenistas y, entre otros, transportistas.

El Ministerio de Transportes ha incluido, finalmente, en la infraestructura el proyecto para conectar el puerto con el Corredor Mediterráneo, cuya ejecución se ha dividido en tres tramos, dos de los cuales correrán a cargo del Ministerio de Transportes, y el tercero, ya dentro del puerto, deberá ser financiado por la Autoridad Portuaria de Alicante. Los trabajos no acabarán antes de 2025, año el que se espera acabe todo el corredor, muy retrasado en los tramos entre Andalucía y Murcia. En líneas generales, la conexión se hará construyendo un tercer carril para las mercancías en ancho AVE, paralelo a la plataforma de doble vía para los pasajeros entre el núcleo de La Encina y Alicante con apartaderos para trenes de 750 metros de longitud en Sax, Elda y Monforte. La redacción del proyecto se encuentra ya avanzada pero su urgencia es «relativa», ya que para que sea operativo desde el punto de vista económico se necesita que esté operativo todo el corredor hacia Cataluña, algo que no sucederá antes de 2023.

Compartir el artículo

stats