Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cultura insiste en dar más protección al antiguo cine Ideal y en revisar el entorno de los Bienes de Relevancia

La conselleria reclama ajustes en fichas en el primer informe de una administración que recibe el Ayuntamiento de Alicante tras la aprobación inicial del Catálogo de Protecciones hace casi un año

Aspecto del interior del edificio que albergó el cine Ideal, en una visita de INFORMACIÓN realizada hace ahora un año ALEX DOMÍNGUEZ

El Ayuntamiento de Alicante ya ha recibido el primer informe de una administración afectada por el Catálogo de Protecciones de la ciudad, que se aprobó inicialmente hace casi un año, a principios de septiembre de 2020. Se trata, según confirman fuentes municipales, del informe emitido por la Conselleria de Educación y Cultura, dirigida por Vicent Marzà (Compromís).

En el escrito oficial se reclama, principalmente, dos aspectos con los que ya se contaba en la Concejalía de Urbanismo, que encabeza Adrián Santos Pérez (Ciudadanos) y que es la impulsora del proyecto del Catálogo de Protecciones. Cultura insiste en exigir una mayor protección para el edificio que albergó el antiguo cine Ideal (ampliar la protección a elementos del interior, como ya reflejó en un informe hecho público a finales de año) y que una promotora urbanística pretende convertir en un hotel. Además, la conselleria también pide que se revisen los entornos de los Bienes de Relevancia Local (BRL) ante la actual falta de definición. Ambas reclamaciones estaban en la agenda del área de Urbanismo, por lo que no suponen ninguna sorpresa dentro del largo y tortuoso trayecto hacia la aprobación definitiva del Catálogo de Protecciones, que echó a andar durante el gobierno del tripartito.

Entonces, el documento urbanístico quedó bloqueado en el Pleno municipal de Alicante, ya que la izquierda (en minoría ya en ese momento en la Corporación local) sumó el rechazo del resto de grupos (PP y Ciudadanos), al que se unieron los dos concejales tránsfugas, ex de Podemos y Ciudadanos.

Los documentos que lleguen a Urbanismo se reenviarán a la conselleria competente para que dé el visto bueno definitivo

decoration

Al final, tras cinco años de tramitación, el Ayuntamiento de Alicante consiguió aprobar inicialmente el Catálogo de Protecciones a principios del pasado septiembre, con 23 votos a favor (PP, Ciudadanos, PSOE y Compromís). En la abstención se posicionó Unidas Podemos (dos), mientras que Vox (dos) se situó en contra. Dos concejales no estuvieron en la sesión (el popular Carlos Mazón y el socialista Miguel Millana) al coincidir el pleno con otro de la Diputación. El documento urbanístico salió adelante sobre la bocina, en el último instante, ya que se tenía que aprobar esa misma semana para no invalidar todos los años de tramitación. El Catálogo, que cuenta con casi un millar de fichas, protege alrededor de medio millar de edificios de la ciudad.

Tras esa aprobación inicial, el documento se remitió a la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, de la que depende el visto bueno definitivo al documento. Así, los informe que vayan llegando ahora al Ayuntamiento de Alicante, según añaden fuentes de Urbanismo, se irán remitiendo al área que dirige la ilicitana Mireia Mollà.

Así está el cine Ideal de Alicante

Así está el cine Ideal de Alicante ALEX DOMÍNGUEZ

Todos los cambios que deba asumir el Ayuntamiento de Alicante se tendrán que incluir antes de la aprobación definitiva. Si las modificaciones son de relevancia, de las conocidas como «sustanciales», el documento urbanístico tendrá que exponerse de nuevo al público, lo que dilatará aún más su visto bueno final.

Uno de los cambios más relevantes que seguro que tendrá que incluir el catálogo será la ampliación de la protección del edificio que albergo el cine Ideal. Un informe de la Dirección General de Cultura y Patrimonio, fechado en diciembre de 2020, ya exigió más protección para el histórico edificio, en concreto para elementos de su interior. Hasta la fecha, el inmueble sólo cuenta con protección parcial, incluyendo fachada y volumetría. El documento de Cultura explicaba que los técnicos habían «constatado que el interior del inmueble presenta valores de destacada significación patrimonial, describiendo las partes integrantes y pertenencias con los que se identifica este espacio lúdico y a los que deberá extenderse la protección patrimonial, al hallarse en peligro».

¿Qué hacer con las peticiones de demolición?

El Ayuntamiento de Alicante, a través de la Concejalía de Urbanismo que dirige Adrián Santos Pérez, ha preguntado a la Generalitat Valenciana cuál debe ser la posición que a adoptar si llegan más peticiones de demolición de edificios incluidos actualmente en el Catálogo de Protecciones, que está a la espera de su aprobación definitiva. En los meses previos a la aprobación inicial, no fueron pocos los edificios que fueron demolidos al no contar con ningún tipo de protección. En algunos de ellos, como el primero, situado cerca de la intersección entre Pérez Galdós y General Marvá, ya se ha construido un nuevo bloque de viviendas.

Un documento que ya pasó por los tribunales

El Catálogo de Protecciones tiene sus detractores. Entre ellos se ha situado desde el primer momento la Autoridad Portuaria de Alicante, que incluso llevó el documento urbanístico hasta los tribunales por «proteger bienes del dominio público portuario». Sin embargo, no consiguió el objetivo de paralizar la tramitación. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) rechazó la petición portuaria, al argumentar que el documento, impulsado desde Urbanismo todavía no era firme [todavía sigue sin serlo], ya que está a la espera de la aprobación definitiva. El TSJ abrió la puerta a la reclamación cuando se llegue a ese punto de la tramitación.

Compartir el artículo

stats