Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hospitales empiezan a ampliar las camas de UCI ante el aumento de los enfermos graves con covid

El General de Alicante abre un área con ocho plazas más para críticos - Sanidad pone a traumatólogos a reforzar Urgencias y a oftalmólogos y cirujanos a tramitar bajas por coronavirus de los centros de salud

Urgencias del Hospital de Sant Joan, donde los traumatólogos han pasado a reforzar el servicio. | AXEL ÁLVAREZ

Los hospitales de la provincia atraviesan esta semana los peores momentos de la sexta ola de la pandemia. Con los contagios disparados y los ingresos al alza, los centros sanitarios ya han empezado a ampliar las zonas para dar cabida a los pacientes que se encuentran en situación grave, como se hizo en otras olas de la pandemia. Es el caso del Hospital General de Alicante, donde este martes han acondicionado la denominada zona polivalente para ingresar a enfermos críticos, ya que la UCI se encuentra al límite de su capacidad, con 14 pacientes covid ingresados más los enfermos graves con otras patologías. Este centro sanitario se ha visto obligado, tras el aluvión de ingresos del fin de semana, ha suspender operaciones que requieren de ingreso en UCI o reanimación debido a la falta de camas. Entre los pacientes afectados, enfermos de cáncer a los que es urgente operar o personas con problemas cardiacos que requieren de cirugía. Según explican desde la dirección del centro, con la apertura de esta nueva zona de críticos se espera volver a programar a la mayor brevedad las operaciones que han sido canceladas.

Con la primera ola de la pandemia de coronavirus los hospitales desarrollaron planes de contingencia que permiten duplicar, en caso de necesidad, el número de camas de UCI en unas pocas horas y así ingresar a un mayor número de pacientes en estado grave. Este incremento de zonas de ingreso se hace ocupando áreas de Anestesiología y Reanimación. Con la tercera ola, todos los hospitales se vieron obligados a recurrir a estas zonas e incluso llegaron a ingresar a pacientes en los quirófanos ante la falta de camas para enfermos críticos.

Además de en los hospitales, el mayor atasco se vive en estos momentos en los centros de salud, donde los médicos de familia no dan abasto para tramitar las bajas y altas de los trabajadores con covid. En departamentos como el del Hospital de Sant Joan se ha recurrido desde este martes a médicos de otras especialidades, como Cirugía, Urología y Oftalmología para que echen una mano a sus compañeros de Atención Primaria para firmar partes de alta o baja o tramitar volantes de las PCR. Parte de la plantilla de traumatólogos ayudarán en Urgencias. Este centro sanitario se ha visto obligado a reducir el número de operaciones para disponer de camas de ingreso. De esta forma, los especialistas que han visto recortada su actividad serán designados a otras tareas. Una medida que ya fue adoptada en la primera ola y que tiene su contrapartida en un aumento de las listas de espera en especialidades en las que ya hay una demora más que significativa. Por ejemplo, en el caso de Traumatología hay pacientes que esperan hasta dos años una operación en la provincia.

Este atasco que sufren los centros de salud por el covid y los trámites para los trabajadores que enferman está provocando que las altas se estén dando con mucho retraso y más allá de los siete días que marca el protocolo de Sanidad. Una situación que provoca que los trabajadores no puedan incorporarse a su puesto de trabajo. Así lo constatan médicos de familia y mutuas laborales de la provincia consultadas por este diario. Actualmente sólo los médicos están capacitados para dar partes de baja y de alta a las personas que enferman y en estos momentos se están viendo totalmente sobrepasados. Entidades como la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo, Amat, y el Sindicato Médico reclaman al Gobierno un cambio temporal en la gestión de las bajas, de manera que el médico pueda dar al mismo tiempo la baja y el alta a los enfermos de covid. Actualmente, la ley solo permite este trámite conjunto para procesos que sean de menos de cinco días de duración.

Compartir el artículo

stats