Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cruz Roja refuerza la atención de emergencia a más de 1.100 personas sin hogar en la provincia por el frío

La ONG también da consejos para protegerse de las bajas temperaturas a la población en general y efectuará más de 68.000 llamadas de supervisión a colectivos vulnerables

Reparto de comida a personas sintecho en los días de frío de la semana pasada David Revenga

Las olas de frío son especialmente sufridas por las personas más vulnerables pudiendo ocasionar la muerte al disminuir las defensas y favorecer las enfermedades respiratorias. Con la bajada de temperaturas, las personas que viven solas, aisladas o en la calle sufren acusadamente las consecuencias, informa Cruz Roja. "Para paliar los efectos que en ellas provoca el frío, Cruz Roja en la Comunidad Valenciana cuenta entre otros recursos con las Unidades de Emergencia Social (UES), que atienden a las personas sin hogar, ofreciéndoles kits de invierno (como sacos de dormir, mantas y prendas de abrigo). Por otra parte, el voluntariado de Cruz Roja ofrece apoyo a los ayuntamientos para, en caso de emergencia, puedan habilitarse albergues provisionales". Por otra parte, el servicio de asistencia telefónica de Cruz Roja completará hasta 68.500 llamadas a personas vulnerables para recordarles los consejos a seguir con la bajada de las temperaturas (36.800 de estas llamadas se efectuarán a personas residentes en la provincia de Alicante).

Unidades de Emergencia Social

Hasta diciembre pasado, Cruz Roja en la provincia de Alicante ya ha atendido a 1.170 personas, (942 hombres y 228 mujeres).

Las Unidades de Emergencia Social actúan en 15 municipios de la Comunidad Valenciana, 8 de ellas en la provincia de Alicante (Alicante; Alcoy; Benidorm; Calpe; Elche; Elda; Torrevieja y Villena). Por otra parte, Cruz Roja implementa el proyecto de atención a personas sin hogar en 21 asambleas de la provincia de Alicante.

Tanto este proyecto de atención a personas sin hogar, como el de atención a personas que subsisten en infraviviendas en asentamientos y el proyecto de Emergencia Social, reciben financiación del IRPF. El voluntariado de este proyecto recorre las zonas donde suelen refugiarse personas sin hogar, ofreciéndoles atención individualizada donde están, tanto de día como de noche.

"Además de atender a personas sin hogar, con la caída de las temperaturas Cruz Roja incrementa su atención a personas que subsisten en asentamientos, reforzando la atención y entrega de kits de invierno durante estos meses. Sólo durante el pasado año, la organización ayudó a mas de 400 de ellas en toda la Comunidad Valenciana".

La entrega de productos de abrigo, alimentación, higiene masculina y femenina, de material sanitario y preventivo de la COVID-19 son las principales atenciones que brinda Cruz Roja a lo largo del año. Se han facilitado 303 ayudas para ropa de abrigo, se han efectuado 176 pagos de suministro eléctrico/energético en hogares de personas vulnerables, se han proporcionado más de un centenar de billetes de transporte, se han brindado 19 ayudas de carácter sanitario y se han entregado 1.280 artículos de primera necesidad, así como 47.900 ayudas alimenticias a más de 8.300 personas en situación de extrema vulnerabilidad.

Más allá de la atención, estos equipos informan y orientan sobre todos los recursos existentes de los que pueden hacer uso para obtener más servicios y atenciones, puntos de referencia a la que pueden acudir las personas sin hogar a realizar sus demandas. Desde estos espacios, se desarrolla un trabajo más profundo de atención social, seguimiento y acompañamiento, para iniciar procesos de mejora.

Consejos para protegerse frente al frío

Recomendaciones generales

  • Bebe líquidos calientes y azucarados, siempre que no exista contraindicación médica.
  • Evita el consumo de alcohol, ya que disminuye la sensación de frío.
  • Mantén una alimentación equilibrada, elige frutas, verduras y hortalizas de temporada.
  • Protege tu cabeza, manos y pies, así como otras zonas del cuerpo más sensibles al frío (mejillas, nariz, orejas…).
  • Usa ropa ligera y que transpire. Es preferible llevar varias prendas ligeras superpuestas que una sola de tejido grueso.

En el exterior (en la calle, en el campo, etc.…)

Si puedes, evita las actividades en el exterior sobre todo una vez que se haya ido el sol.

  • Si tienes que permanecer en el exterior, procura resguardarte del frío y la humedad en un lugar cerrado.
  • Si tienes que hacer actividades en el exterior durante las horas de más frío (una vez oscurecido) no olvides abrigarte, sobre todo las extremidades, usando gorro, guantes, etc. y evitar la entrada de aire frío en los pulmones. No uses prendas apretadas o mojadas, bebe líquidos calientes y azucarados, no tomes bebidas alcohólicas y permanece en movimiento.
  • Camina tomando precauciones ante el hielo en las calles.
  • Si tienes que ir a la montaña, elije vestimenta que proteja del viento y resista el agua, evita prendas que puedan afectar a la circulación, no camines sobre hielo, procura no mojarse y elije alimentos ricos en hidratos de carbono.
  • Procura no transitar por las zonas de umbría para evitar pisar sobre zonas heladas.
  • Igualmente, no practiques deportes de montaña cuando la meteorología sea adversa.
  • Y para las personas mayores de 65 años, no dejes de salir a caminar: aprovecha las horas centrales del día, asegúrate que tu calzado es antideslizante y no te olvides de las prendas de abrigo (gorro, bufanda, guantes…).

En el hogar

Procura permanecer en las estancias donde haya algún foco de calor (radiador, estufa...) o donde puedas abrigarte.

  • Cierra las ventanas, baja las persianas, corre las cortinas, evitando que las corrientes de aire o el agua entren.
  • Utiliza las medidas tradicionales a su alcance: mantas, estufas, radiadores... Recuerda que el papel entre el cuerpo y la ropa hace que el calor corporal se mantenga.
  • Si utilizas braseros de carbón o enciendes algún fuego, recuerda que tienes que dejar entrar el aire de cuando en cuando, para no correr riesgo de asfixia.
  • Ventila la casa dos veces al día. 15 minutos cada una de las veces, para asegurarte de la renovación del aire.
  • Apaga las estufas eléctricas y de gas durante la noche.
  • Se desaconseja, si es posible, la utilización de braseros de carbón.
  • Revisa los tejados y bajadas de agua, los cierres de las ventanas y las puertas en contacto con el exterior.
  • Debes tener en casa: velas, linternas con pilas de repuesto, estufa y cocina de camping.
  • Procura que las estufas de carbón, eléctricas y de gas estén alejadas de visillos y cortinas, o de otros elementos inflamables.
  • Si sospechas del correcto funcionamiento de estos dispositivos, no los utilices; una mala combustión puede ocasionar intoxicaciones por los gases emanados.
  • En condiciones extremas, en viviendas unifamiliares mantendremos un grifo ligeramente abierto a fin de evitar la rotura por congelación de las tuberías.

Si tienes algún problema de salud

.Consulta con tu médico/a acerca de las medidas suplementarias que debes adoptar si padeces alguna enfermedad de riesgo.

. Sigue tomando tus medicamentos. No te automediques, ya que existen medicamentos que potencian la actividad negativa del frío sobre el cuerpo.

  • Si te encuentras mal, no te pares e intenta resguardarte mientras pides ayuda.
  • Procura extremar las precauciones ante tu problema de salud, estadios de frío prolongado potencian las afecciones negativas en un alto porcentaje.

Compartir el artículo

stats