Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hospitales de la provincia de Alicante tienen 15 veces más pacientes ingresados con covid que hace un año

La elevada presión y las bajas entre los sanitarios obligan a cancelar operaciones de tarde en el Hospital General de Alicante - La incidencia acumulada entre los mayores se dispara casi 200 puntos en una semana

Pacientes esperan a ser atendidos en el mostrador de un centro de salud de Alicante HECTOR FUENTES

La cuerda vuelve a tensarse en los hospitales de la provincia de Alicante, donde los ingresos por coronavirus no hacen más que aumentar, con las vacaciones de verano del personal a la vuelta de la esquina.

300 personas permanecen ingresadas a causa del virus, lo que supone multiplicar casi por 15 las 19 personas que hace un año por estas fechas estaban hospitalizadas a causa del virus. Sin ir más lejos, en apenas dos semanas los ingresos han subido casi un 55%, impulsados por las recientes fiestas de Moros y Cristianos de Elda y Hogueras de San Juan en Alicante.

El área de salud del departamento del Hospital General de Alicante Doctor Balmis es la que peor situación tiene, ya que se encuentra en un nivel de alerta 3, riesgo alto, debido sobre todo a elevado número de pacientes ingresados por covid. La tasa de de ocupación en este centro sanitario -número de camas de hospitalización ocupadas por casos de covid por cada 100.000 habitantes- es de 30,62. Este miércoles, había ingresadas 80 personas. Una de ellas, un niño de corta edad estaba en la UCI pediátrica, pero por convulsiones febriles desencadenadas a raíz del covid, según han especificado fuentes del centro.

Test de antígeno para detectar el coronavirus Jose Navarro

Un problema añadido a los ingresos es el elevado número de profesionales que están de baja a causa del covid. Más ingresos y menos plantilla que han obligado este jueves a cancelar operaciones de tarde, según han confirmado fuentes médicas y sindicales. También, según denuncia el sindicato de enfermería Satse, se han empezado a suspender vacaciones de la primera quincena de julio a personal de enfermería, ya que a la elevada presión hospitalaria y a las bajas por covid se suma que está siendo imposible encontrar personal para trabajar este verano. El Satse ya ha presentado una queja en este sentido. La inmensa mayoría de los ingresados en esta nueva ola de la pandemia son personas mayores a quienes el virus descompensa de sus enfermedades. En el vecino hospital de Sant Joan son 46 los enfermos hospitalizados, dos de ellos en la UCI.

En los centros de salud la presión vuelve a ser intensa. A la gran cantidad de consultas presenciales y telefónicas que está generando el covid se suma el hecho de que también hay muchos médicos y enfermeros que están de baja por el virus. “Tenemos a cuatro médicos de baja y a tres de vacaciones y no se ha sustituido a nadie”, lamentaba este miércoles un sanitario de un centro de salud de la ciudad de Alicante. Las agendas se han vuelto a disparar a 40 y 50 pacientes diarios, con muchos casos de urgencia que se presentan sin cita, y el covid ocupa ya el 30% de estas consultas, y subiendo, según advierten algunos médicos.

Buena parte de las consultas es para pedir la baja laboral y los médicos destacan que los síntomas de esta nueva ola del covid siguen siendo leves, aunque con mayor afectación a las vías altas. “Hay mucha afectación de garganta, malestar general, dolor de cabeza y algo de tos”, explica un médico de familia de la ciudad de Alicante. En algunos casos, se complica con gastroenteritis.

Según la última actualización que la Conselleria de Sanidad ha facilitado a los departamentos sanitarios de la provincia, la incidencia acumulada entre los mayores de 60 años ha aumentado en los últimos días, desde los 493,79 casos por 100.000 habitantes a 674,86.

Compartir el artículo

stats