El Ayuntamiento de Alicante aprueba la construcción de un edificio de viviendas sociales por 3,5 millones de euros

La propuesta del Patronato de Vivienda sale adelante por unanimidad de todos los grupos políticos | El inmueble tendrá 32 pisos y se ubicará en el barrio de San Blas

La recreación del edificio público proyectado en San Blas.

La recreación del edificio público proyectado en San Blas. / INFORMACIÓN

El Patronato de Vivienda del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado un proyecto para construir un edificio público de cuatro plantas en San Blas, con 32 viviendas, con un presupuesto de 3.492.865 euros y un plazo de ejecución de las obras de 24 meses.

El proyecto se ha aprobado por unanimidad por parte de todos los grupos políticos, y contempla que la nueva edificación de promoción pública de viviendas se lleve a cabo en un solar municipal ubicado en el número 5 de la calle Ceuta. Las viviendas serán de alquiler social en un edificio de cuatro plantas, en el que la planta baja tendrá seis viviendas; las plantas primera y segunda tendrán ocho pisos y en el ático se construirán diez.

La obra saldrá a licitación pública en los próximos meses, según indican fuentes municipales, y el Patronato de Vivienda cuenta con la licencia de obra desde el pasado 28 de abril para poder llevar a cabo el edificio. Desde el Ayuntamiento apuntan que se trata de una apuesta por la construcción de nuevas viviendas "para incrementar con fondos municipales el parque público, que es el más grande de toda la Comunidad Valenciana".

El concejal y responsable del patronato, José Ramón González, ha puesto en valor estas obras con las que "se abrirá un concurso público, garantizando así el acceso a una vivienda a las personas que más la necesitan en Alicante y abriendo una nueva bolsa para dar respuesta a la demanda".

Edificio sostenible

El edificio está proyectado para que sea sostenible y obtenga la calificación energética "A", y contará con una cubierta destinada a la producción de energía fotovoltaica. Además, todas las viviendas tendrán un espacio único en el que se aglutinen cocina, comedor y salón con dos fachadas, de las que una dará al patio y la otra a la calle. Además, los pisos tendrán una terraza amplia, lo que permitirá la ventilación cruzada de las viviendas.

La fachada del edificio proyectado.

La fachada del edificio proyectado. / INFORMACIÓN

Las obras contemplan a su vez la urbanización de un complejo residencial con huertos, con un zaguán de entrada pasante. En él está proyectada una rampa que comunique la calle y el patio, para generar un espacio exterior comunitario. Será ahí donde se ubiquen las bancadas para la jardinería y los huertos urbanos y desde donde se accederá a su vez a las viviendas de la planta baja.

González ha explicado que las 32 viviendas del edificio, 24 tendrán dos dormitorios y dos baños, mientras que las ocho restantes contarán con una habitación y un aseo. Además, seis de los pisos del edificio serán accesibles para personas que utilicen silla de ruedas.

La obra prevé que el edificio tenga dos ascensores y una escalera principal de acceso al resto de las plantas, con un corredor exterior ubicado en la fachada del patio. Una parte de la cubierta será accesible, con el objetivo de ampliar los espacios de encuentro al aire libre, mientras que la otra se destinará a la ubicación de placas solares.

El edificio también tendrá un sótano con un garaje, con trasteros para apoyo de las viviendas. Además, en la planta baja se proyecta un cuarto para aparcar bicicletas, otro para basuras y limpieza y un recinto para el centro de transformación.

El proyecto, que se ha aprobado por unanimidad de todos los grupos, se espera que sea el primero de muchos, según han indicado desde el equipo de gobierno. Fuentes municipales apuntan que esperan "poder continuar invirtiendo en nuevas construcciones".