Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Cofradía denuncia la insalubridad del pienso para peces en el puerto de La Vila

Los pescadores alertan de los problemas que supone la acumulación de sacos de la piscifactoría en el parking - Los marineros reclaman una solución para acabar con los malos olores

Los sacos de pienso para peces, ayer, en el aparcamiento del puerto de La Vila.

Los sacos de pienso para peces, ayer, en el aparcamiento del puerto de La Vila.

Malos olores, problemas de salubridad, ataques de gaviotas o presencia de roedores; todo ello agravado por las altas temperaturas del verano y que aún se dan en estas fechas. Los pescadores del puerto de La Vila Joiosa han dicho basta ante la situación que viven en los últimos meses en los que una parte del parking de esta zona se ha llenado de sacos de pienso para peces destinado a la «alimentación y engorde de los peces criados en cautividad en la piscifactoría», ubicada en la bahía de La Vila.

La acumulación de estos sacos de varias toneladas está causando problemas, según explicó a este diario el presidente de la Cofradía vilera, Ignacio Llorca, quien indicó que «hemos llamado a todas las puertas para que soluciones esta situación sin éxito». Lo cierto es que muy cerca de los barcos y en pleno aparcamiento se acumulan decenas de sacos de ese pienso destinado a dar de comer a los peces que se crían en la piscifactoría situada muy cerca del municipio vilero. Hasta que se usan para esta actividad, según explicó el responsable de los marineros, se acumulan por «todo el parking» quitando además espacio para los vehículos. Para Llorca, «lo normal sería que estuvieran en un lugar cerrado» donde se pudiera garantizar que no sufren ningún daño y, sobre todo, que su acumulación no afecta a la actividad de los pescadores.

«Están al sol con temperaturas que algunos días han llegado a los 40 grados. Además con presencia de roedores y las gaviotas que se posan sobre las sacas para picotearlas en busca de comida», añadió. Una situación de insalubridad para ellos insostenible a la que han intentado ya buscar una solución para «que los quiten de ahí».

Llorca indicó que «hemos hablado con los responsables de la piscifactoría y con el ingeniero responsable de Puertos del Área Centro de Alicante» a quien «se le trasladó el malestar y la preocupación que reinaba en nuestro puerto desde hace más de un año». Los marineros están preocupados por la manera en la que se almacenan dichos sacos y, visto que nadie les dio una respuesta, decidieron hacer público su malestar y problema.

Estas sacas se descargan de forma asidua para ser trasladadas a la piscifactoría donde sirven para dar de comer a los peces que allí se crían. Además no es lo único que provoca problemas ya que, según Llorca, en otra parte del puerto «se acumulan redes que ya no sirven y que están llenas de mejillones o restos de pescado que también causan problemas de olores y de salubridad». De hecho, el «hedor que desprenden es nauseabundo».

Ayer mismo, la Cofradía de Pescadores volvía a alertar de toda esta situación que ha intentado comunicar a través de sus redes sociales para intentar que se solucione el problema. Así apuntan a «la complicidad silenciosa y permisiva de las administraciones correspondientes» para que se sigan acumulando y depositando estas sacas en «pésimas condiciones» en el aparcamiento del puerto de La Vila Joiosa a la vista y alcance de todos los que por allí pasan y también de animales como las gaviotas. «Están a la intemperie, sin ningún tipo de protección o sombra, ocupando el espacio destinado a parking del resto de usuarios del puerto. Una auténtica vergüenza!!!!», rezaba ayer uno de los últimos mensajes públicos de la Cofradía de Pescadores.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats