Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nueva jardinería y césped artificial para paliar el deterioro del paseo de Benidorm

El Ayuntamiento cambiará las zonas verdes de este icono de Poniente para mejorar la imagen actual de abandono que ha provocado quejas de los usuarios. El proyecto contempla plantar de nuevo 5.500 plantas de romero, entre otras

Las zonas ajardinadas del paseo de Poniente sin apenas plantas o vegetación.

Las zonas ajardinadas del paseo de Poniente sin apenas plantas o vegetación. DAVID REVENGA

Es uno de los iconos turísticos del municipio y, además, una de las zonas más transitadas a diario por vecinos que salen a pasear o hacer deporte. Sus olas de colores son reconocibles y las zonas verdes en las que se puede estar a la sombra disfrutando del mar son codiciadas por todos. Pero desde hace un tiempo, la vegetación que llena el paseo de Poniente de Benidorm no presenta un buen aspecto y el deterioro y falta de muchas plantas en algunos tramos ha provocado algunas quejas de los que por allí pasan a diario, y los que lo hacen el fin de semana. Ahora, el Ayuntamiento de la ciudad actuará sobre ellas, pero de forma integral con un proyecto para renovar la imagen «verde» de este espacio en primera línea que incluye apostar por otras plantas así como el césped artificial.

Las áreas ajardinadas del paseo se dividen en tres: las jardineras hacia la arena y el mar, las zonas centrales y las más cercanas a la carretera. En las primeras, los efectos climatológicos y el propio salitre han hecho que no crezca nada en ellas. «Hasta el romero, una planta muy dura, no aguanta», indicó a este diario el concejal de Espacio Público, José Ramón González de Zárate. Así que para este espacio entre barandillas se plantean cubrirlo con piedras de colores y con plantas de temporada como se hace en otros barrios. Pero las más numerosas son las zonas verdes centrales, las que se van abriendo por el propio paseo. Ahí el problema es otro: las hojas de los árboles que hay plantados (’Tamarindos’) acaban con todo lo que tocan por lo que la vegetación que hay justo debajo no sobrevive. Y en las esquinas, el paso de personas que no respetan los bordillos hace el resto dejando esas grandes jardineras con un aspecto también muy deteriorado. Aquí es donde, según el edil, la opción sería ir intercalando el romero actual con tramos de césped artificial debajo de los árboles.

La influencia humana se repite también en las áreas de plantas más cercanas al carril bici y la calzada. El paso de usuarios por en medio sin respetar la vegetación han hecho que muchas mueran y que haya problemas con el goteo porque se acaba arrancando, según explicó el edil a este diario. Así, estos tramos se harán nuevos con la inversión en accesibilidad de todo el paseo prevista para 2021.

Las zonas ajardinadas del paseo de Poniente sin apenas plantas o vegetación. DAVID REVENGA

Críticas al estado

Toda esta situación ha dejado como resultado un paseo de Poniente en el que el «verde» natural de las plantas luce poco y deja una imagen de abandono muy alejada de lo que tendría que ser este icono turístico. Precisamente, los usuarios se preguntan por qué no se soluciona. También, desde el PSOE alegaron en varias ocasiones que «las condiciones en las que está no son las más óptimas para una ciudad como Benidorm que tiene que atraer gente». Y criticaron al gobierno local por no mejorar la situación.

El Ayuntamiento tiene sobre la mesa ese pequeño proyecto de renovación integral para «mejorar el paseo y solucionar los problemas que hay» porque «es el sitio más paseado» de la ciudad, indicó el concejal de Espacio Público. El cálculo es que se tendrá que invertir unos 80.000 euros que saldrán de las mejoras que cada año tiene que hacer la empresa concesionaria de Parques y Jardines, Actúa, en la ciudad. La previsión pasa por reponer poco a poco 5.500 plantas de romero, introducir unas 1.500 de lavanda, que ahora no hay, y otras especies.

Con todo, en cuanto a las baldosas de colores que se extienden por el paseo de Poniente, De Zárate respondió a las críticas de que no se cambian o mejoran: «Están ahora al 100% repuestas las que se rompen». Ahora falta que el «verde» vuelva a lucir en todo su esplendor.

Pasarelas en la arena Trabajos de mantenimiento a la espera del proyecto

No solo la jardinería del paseo de Poniente de Benidorm está en mal estado. Las pasarelas que recorren la parte inferior sobre la arena presentan desperfectos y roturas que ponen en peligro a los usuarios. Ahora, que debido a la situación sanitaria no se puede pasear por ellas, el Ayuntamiento está realizando tareas de mantenimiento y arreglando algunas de ellas a la espera de poder ejecutar un proyecto más ambicioso. Cabe recordar que se planteó a la Dirección General de Costas colocar hormigón, algo que fue rechazado. Así, el Ayuntamiento está rematando el proyecto para incluir las condiciones del organismo y actuar sobre todo este espacio.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats