Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La SPTCV explica que el retraso del Centro Cultural de Benidorm se debe a la pandemia y que podría estar a final de agosto

La entidad, dependiente del Consell, muestra su "perplejidad" ante la postura del Ayuntamiento al criticar la tardanza de los trabajos

Estado en el que se encuentran las obras de la primera fase del Centro Cultural de Benidorm.

Estado en el que se encuentran las obras de la primera fase del Centro Cultural de Benidorm. David Revenga

"Las obras estaba previsto que acabaran en mayo-junio según el pliego de condiciones y podrían acabar a final de agosto", aunque oficialmente se informó de que el plazo podría ser a final de septiembre u octubre para tener "un margen de maniobra" en caso de cualquier imprevisto. Así lo ha explicado el director de la Sociedad de Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana (SPTCV), Antonio Rodes, este viernes al hablar sobre el retraso en las obras del Centro Cultural de Benidorm tras la "postura" del Ayuntamiento de la ciudad al criticar la tardanza de los trabajos. Pero además, añadió que esa situación se ha dado por la pandemia ya que la empresa que realiza las obras sufrió contagios entre sus empleados que provocó esa demora. Con todo, la posición municipal ha generado la "perplejidad" a la entidad.

Y es que, según explicó Rodes a este diario, el "atraso ha sido debido a que parte de los trabajadores de la constructora se contagiaron de coronavirus" lo que provocó que hubiera que parar los trabajos por la recuperación y cuarentenas de los trabajadores. Algo que había supuesto entre "mes y medio o dos meses" de demora sobre el plazo previsto porque "hubo que reenganchar otra vez el ritmo mientras otros se recuperaban" y añadió que es solo un pequeño retraso de ese tiempo "para una obra de 10 millones de euros". Así, el director de la SPTCV indicó que "las obra podrían acabar a final de agosto" si no ocurre ningún imprevisto.

Como publica este diario, en una carta, fue el mismo Rodes el que indicó al Ayuntamiento que las obras del Centro Cultural estarían terminadas entre "la segunda quincena de septiembre y principios de octubre", un plazo que el responsable de la empresa pública de la Generalitat explica ahora que se dio "para tener margen" por si surgía cualquier imprevisto. Así, alegó que el retraso solo es "imputable al covid-19" del que "nadie tiene culpa". Con todo alegó que "se ha intentado siempre acabar lo antes posible".

Si bien es cierto que el proyecto del Centro Cultural se alarga ya en el tiempo. Cabe recordar que este macrocentro, diseñado por el arquitecto Juan Navarro Baldeweg, arrancó en el año 2007, cuando se adjudicó la obra a la UTE Dragados y Rover Alcisa por 37 millones de euros más IVA, frente a los 45 millones por los que salió a licitación. Los trabajos comenzaron en 2008 y dos años después, tras cambiar el gobierno municipal por la moción de censura pactada entre el PSOE y el tránsfuga José Bañuls, la Generalitat de Francisco Camps lo dejó en un cajón. En 2015, tras llegar al Gobierno autonómico, el socialista Ximo Puig anunció su compromiso de acabar la infraestructura, que después de trámites administrativos, cambios de figuras jurídicas y la firma de un nuevo convenio entre Ayuntamiento y Generalitat, volvió a ver entrar las máquinas en octubre de 2019, con un presupuesto de 9 millones y un plazo de ejecución de 15 meses, que después se demoró por la pandemia.

Y eso es precisamente lo que recordó Rodes quien fue muy crítico: "el verdadero retraso de la obra es de 9 años" (en referencia al tiempo que el PP en la Generalitat dejó paralizado el proyecto) "hasta que el actual gobierno en la Generalitat y el presidente Ximo Puig lo impulsó". Y recordó que no fue un trayecto fácil hasta que se reiniciaron las obras. Primero se negoció un convenio con el Ayuntamiento en el que finalmente se llegó al acuerdo de ejecutar solo una primera fase, un 40% del total, con una sala menor con 546 butacas; instalaciones homologadas para el traslado de los conservatorios profesionales de Música y Danza; la cafetería; el tratamiento de las fachadas y las cubiertas de todas estas zonas; así como de una pequeña sala para exposiciones.

El directo de la SPTCV recordó que "el convenio primero que firmó el Ayuntamiento con el Gobierno autonómico del PP para el proyecto se tradujo durante nueve años en un centro deteriorado urbano donde hubo hasta okupas. El expediente era una madeja de líos impresionante que hubo que ir desliando". Rodes añadió que era "un convenio chapuza y erróneo" que además retrasó la nueva licitación porque hubo que negociar con varias partes, entre otros trámites.

"La Generalitat Valenciana nunca ha atrasado las obras, sino que puso una solución para ponerlas en marcha", alegó. Así lanzó una serie de cuestiones sobre el papel que tendrá el Ayuntamiento cuando acaben las obras: "¿ha licitado ya la seguridad, la limpieza, el mantenimiento o el mobiliario? ¿Y la parte de la calle Jaén que tienen que asumur?". Y es que será la administración local la que, una vez acabadas las obras, las que tenga que hacerse cargo de estas cuestiones. Para el mobiliario el consistorio ya presupuesto más de 900.000 euros este año.

Con todo, no es la primera vez que el Centro Cultural levanta ampollas y enfrenta políticamente a PP y PSOE, no solo a nivel local, sino autonómico.

Mobiliario para los Conservatorios

Precisamente el Ayuntamiento ha informado esta mañana de viernes que la Junta de Gobierno Local ha aprobado la licitación del equipamiento de los Conservatorios Municipales de Música y Danza como instrumentos, mobiliario y equipos informáticos y de imagen y sonido. Un proceso que se hará por lotes por un importe global “de prácticamente 400.000 euros”, según ha informado el alcalde, Toni Pérez.

El primer edil se volvió a referir a ·la última comunicación de la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana (SPTCV), encargada de las obras del centro cultural" y la "demora hasta finales de septiembre o principios de octubre la entrega de estas nuevas dependencias". Así, el consistorio inicia ya todo el trámite de adquisición de mobiliario, instrumentos y equipos para que el Conservatorio Municipal de Danza y el Conservatorio Municipal de Música ‘José Pérez Barceló’ "puedan empezar a operar en su sede definitiva tan pronto como sea posible”.

Toni Pérez ha puntualizado que “nos hubiera encantado que se cumplieran los plazos de finalización de obra que el propio presidente Ximo Puig nos trasladó durante su última visita al centro cultural, en la que señaló que las instalaciones estarían listas en mayo”. En cualquier caso, “aunque no se están cumpliendo esos plazos, nuestra hoja de ruta está ejecutándose de acuerdo al calendario con el que trabajábamos en un principio, que era tener todo listo para el inicio del nuevo curso escolar”, ha agregado.

Según ha desgranado Toni Pérez, “la adquisición de todo el equipamiento se va a realizar por lotes, buscando siempre mejoras que permitan maximizar la inversión que se va a hacer y que, por ejemplo, en el caso de instrumentos va a suponer la renovación de gran parte del material actual”.

Una vez adjudicados los lotes, el plazo máximo de suministro será de un mes, por lo que “si no hay ninguna complejidad administrativa ajena a la voluntad política y a la propia tramitación por parte del Ayuntamiento para esa fecha de inicio del curso escolar dispondremos de todo el equipamiento”. Toni Pérez ha añadido que “nos gustaría poder recibir este equipamiento en las propias instalaciones e iniciar el curso con total normalidad, algo que parece que no va a ocurrir por el incumplimiento de los plazos de la obra”. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats