Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juzgan a un policía y a un funcionario de Benidorm por la filtración de un examen

Dos testigos declaran que el agente, que aspiraba a una plaza en la prueba, estaba contestando a las preguntas antes de que se repartiera el examen

El jefe de Recursos Humanos del consistorio benidormense declarando en el juicio, de pie, con el agente acusado a su lado. | ALEX DOMÍNGUEZ

La Audiencia de Alicante ha sentado este martes en el banquillo a un jefe del departamento de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Benidorm y a un agente de la Policía Local por la presunta filtración de las preguntas de un examen tipo test durante unas oposiciones celebrado el 4 de octubre de 2018. El agente, que tenía plaza de interino, fue denunciado por otros dos durante la prueba que le acusaron de estar copiando y consultando algún tipo de chuleta, que no fue encontrada, marcando las respuestas aún antes de que se repartieran las preguntas.

La Fiscalía pide para cada uno de ellos dos años de prisión por la revelación de información privilegiada y responsabiliza de la filtración al alto funcionario y exconcejal del PP, Lorenzo Medina, que era el presidente del tribunal de oposición; mientras que al agente le acusa de beneficiarse de la información privilegiada. Medina ha negado cualquier responsabilidad en la filtración de la prueba, resaltando que, desde que se imprimieron las preguntas en el servicio de fotocopiadora del Ayuntamiento, estuvieron en cajas precintadas y se cumplió en todo momento la cadena de custodia. Asimismo subrayó que ni siquiera tenía relación con el agente. «Solo le conocía de vista», dijo. En la elaboración del examen, había un documento con la respuestas correctas marcadas en negrita y que servía como plantilla para la corrección de los exámenes y éste sería el que se habría filtrado, a juicio de la Fiscalía.

El examen bajo sospecha había obtenido la puntuación más alta de toda la prueba, un 9,6, mientras que en los otros exámenes corregidos de manera aleatoria la media era entre un seis y un siete. Medina aseguró que se propuso repetir el examen al día siguiente al agente sospechoso. Eran las mismas preguntas pero con un orden distinto. La nota en esta otra prueba fue de un uno.

El policía por su parte achacó a los nervios de la situación la diferencia de la nota de un día para el otro. El agente aseguró que se había preparado el examen. «Al día siguiente, me obligaron a hacer el nuevo examen. Yo estaba en tensión en un despacho, muy enfadado y con interrupciones constantes. Llegó un momento en que contesté a boleo y lo único que quería era marcharme de allí cuanto antes», dijo.

Denunciantes

Los dos denunciantes declararon por videoconferencia, uno de ellos en calidad de testigo protegido. «Estaba sentado detrás de él a tres metros en diagonal. Le veía mirar algo que tenía debajo de la pierna y puntear con un lápiz la hoja de respuestas, aun cuando el examen con las preguntas no había sido entregado», aseguró. Este testigo manifestó que conforme iba avanzando el examen no tenía duda de que estaba copiando. Al marcharse, indignado porque el examen no le había salido bien, comunicó a los vigilantes que ese aspirante estaba copiando. El agente fue conducido a una habitación y se vació los bolsillos para demostrar que no tenía nada. El testigo dijo que le había visto ocultarse algo en la cintura y que no le habían podido hacer un cacheo porque hubiera sido una práctica ilegal.

El Ayuntamiento de Benidorm llegó a suspender el proceso selectivo ante las sospechas de irregularidades. El agente investigado obtuvo recientemente plaza en otra nueva prueba celebrada hace semanas. Medina por su parte estuvo de baja por un problema médico y se reincorporó a su puesto la pasada primavera. «No dimití , ni me aparté porque yo no había hecho nada», aseguró.

El juicio no pudo quedar visto para sentencia, ya que los interrogatorios se demoraron más de lo previsto y una avería informática causó nuevos retrasos. Por este motivo, la vista se ha aplazado para el próximo 8 de octubre, donde declararán seis testigos y dos peritos y las partes emitirán sus informes de conclusiones.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats