Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benidorm pedirá el pasaporte covid para asistir a muchos actos de las Fiestas Mayores

Los festeros sin certificado de vacunación no podrán estar en la Entrada de Bandas, conciertos o espectáculos infantiles - El Consistorio confirma que no habrá peñas

El edil de Fiestas y los presidentes de la Comisión y la Associació, reunidos con los peñistas la noche del miércoles.

Blusón y pasaporte covid serán compañeros inseparables en la celebración de las próximas Fiestas Mayores Patronales de Benidorm, que se celebran del 13 al 17 de noviembre. Tras un año en blanco en 2020 por la pandemia, Ayuntamiento, Comisión de Fiestas y Associació de Penyes Verge del Sofratge han acordado retomar este año las celebraciones y que el certificado de vacunación sea imprescindible para poder asistir a algunos de los actos programados para los días grandes de la ciudad, como la Entrada de Bandas, conciertos o espectáculos infantiles, que se desarrollarán en el auditorio Julio Iglesias del Parque de l'Aigüera y tendrán un aforo limitado a 3.000 personas.

Esta es la principal novedad que representantes de estas tres instituciones han trasladado ya a los peñistas de la ciudad, a quienes este miércoles, como ya avanzara este diario, el Consistorio les confirmó en una reunión que no autorizaría la apertura de locales festeros al ser incompatible con la normativa sanitaria dictada para hacer frente a la pandemia de covid-19.

El concejal de Fiestas, Jesús Carrobles, ha explicado que el programa definitivo de las Fiestas "cumplirá todas las medidas sanitarias necesarias y se podrán celebrar la inmensa mayoría de los actos organizados por la Comissió de Festes". Ahora bien, tal y como explicó días atrás este diario, la situación derivada de la pandemia, su evolución y la normativa en vigor de la Generalitat Valenciana, obligará a introducir cambios en muchos de los actos, tanto de ubicación como de recorrido, y también se controlará el aforo “siguiendo la normativa sanitaria para celebraciones populares que marca la Generalitat” han precisado el concejal de Fiestas, Jesús Carrobles, y el presidente de la Comissió, Batiste Rostoll.

El edil ha avanzado que se celebrará “alrededor del 80% de los actos” y siempre “ajustándose a la normativa, evitando aglomeraciones, manteniendo la distancia de seguridad y el uso de la mascarilla”.

Por este motivo, personal de seguridad privada y Policía Local controlarán las calles adyacentes y los accesos a algunos de los puntos neurálgicos, como la plaza de la Iglesia, a la que no se dejará acceder a ninguna persona ajena a las autoridades y los propios festeros que hayan de participar en los actos. Igualmente, será personal privado quien solicite y controle los accesos a los actos en el Julio Iglesias, al que no podrá entrar nadie que no lleve consigo el certificado de vacunación.

Así queda el programa

El sábado, 13 de noviembre, tendrá lugar el bombardeo aéreo, con acceso controlado a la zona de la Iglesia de San Jaime. De igual forma que se ha hecho con la celebración de las Fallas en Valencia, la entrada se permitirá solo a los residentes en la zona y a aquellos que participen en los actos.

Una hora más tarde, al finalizar la Entrada de Bandas, se interpretará el himno de Benidorm en el auditorio Julio Iglesias, a cuyo interior solo se podrá acceder con certificado Covid.

La escenificación del Hallazgo de la Mare de Déu del Sofratge tendrá nueva ubicación y se trasladará a la playa de Levante, a la altura de la calle Bilbao. Lo que se busca, ha dicho Carrobles, es “tener más amplitud de espacio y garantizar la seguridad sanitaria”.

La Ofrenda también experimentará modificaciones en su recorrido. La concentración tendrá lugar en la avenida Europa, a la altura del hotel Cimbel, y desde ahí discurrirá por la avenida del Mediterráneo, plaza de la Hispanidad, calle Gambo, Martínez Alejos y Alameda. El acceso a la Iglesia estará restringido con un dispositivo especial. Además, las entidades y colectivos festeros participantes en la Ofrenda serán citados en diferentes horarios para tener una salida escalonada.

El concejal de Fiestas ha indicado en este sentido que “podrán participar todas las personas que lo deseen siempre que utilicen mascarilla en el recorrido y guarden la distancia de seguridad de un metro y medio”.

A la una de la madrugada tendrá lugar en Mercasa un espectáculo de sonido, iluminación y pirotecnia en el que se guardarán las medidas sanitarias vigentes para actividades al aire libre.

La jornada del domingo, 14 arrancará con un bombardeo aéreo a las 8.30. La misa en honor a la Mare de Déu del Sofratge, a las 11.30, se celebrará en la plaza de SSMM Los Reyes de España con un aforo máximo de 500 personas sentadas en sillas. Quienes sigan la ceremonia de pie tendrán que hacerlo manteniendo distancia de seguridad.

La mascletá de las 14 horas tendrá lugar en la avenida Jaime I y los asistentes deberán llevar mascarilla y guardar distancia de seguridad. Iguales condiciones se aplicarán para las mascletás del lunes y martes.

En cuanto a la procesión, también variará su recorrido y la hora de inicio, que será a las 19 horas. El itinerario transcurrirá desde la plaza de Sant Jaume, se incorporará a la calle Mayor, continuará por Carmela Martínez, plaza del Torrejó –punto desde el que se podrá incorporar público-, avenida Virgen del Sufragio, avenida de Alcoy, calle Valencia, plaza de la Hispanidad, calle Gambo, Martínez Alejos, plaza de la Cruz y calle Alameda. El acceso a la iglesia también estará restringido para evitar aglomeraciones.

A medianoche tendrá lugar la actuación de la orquesta Cuéntame en el auditorio Julio Iglesias y será obligatorio mostrar el certificado Covid para acceder, al igual que para todos los actos que se celebren en este lugar, que tendrá un aforo de 3.000 personas.

El lunes 15 se inicia con un nuevo bombardeo aéreo y, al igual que el día anterior, la misa en honor a San Jaime, a las 11.30, se celebrará en la plaza de SSMM Los Reyes de España al aire libre hasta completar el aforo y con las mismas condiciones que el día anterior.

La procesión dará inicio a las 19 horas y también cambia el recorrido, que empezará en la plaza de Sant Jaume, proseguirá en la calle Mayor y continuará por Carmela Martínez, plaza del Torrejó, avenida Virgen del Sufragio, Martínez Alejos, plaza de la Cruz y calle Alameda. Como el domingo, la incorporación a la procesión habrá de hacerse en la plaza del Torrejó.

A las doce de la noche, un grupo musical ofrecerá un concierto en el auditorio Julio Iglesias para el que se necesitará portar el certificado Covid para acceder al mismo.

El martes 16, como en días anteriores, dará comienzo con el bombardeo aéreo a las 8.30. La misa de Requiem se celebrará a las 10.30 en la Iglesia de San Jaime y Santa Ana, con acceso restringido al aforo de la iglesia y con la obligación de permanecer con mascarilla.

A las 17 horas el Espectáculo Infantil se realizará en el auditorio Julio Iglesias y, como durante todos los festejos, el acceso será mediante certificado Covid.

En cuanto al miércoles 17, último día de celebraciones, por la mañana se celebrará la Festa de les Festes en la plaza del Ayuntamiento. Por la tarde, el Desfile de Carrozas comenzará a las 19 horas y su recorrido estará en función del número de carrozas que confirmen su participación, que será libre para las entidades y colectivos festeros. No se permitirá el lanzamiento de caramelos y los participantes deberán hacerlo con mascarilla.

Por último, el Castillo de fuegos artificiales se lanzará desde el Parque de Elche, según ha confirmado el propio edil de Fiestas. Las medidas de seguridad sanitaria serán las mismas que en los actos al aire libre.

Jesús Carrobles ha explicado sobre el programa de fiestas que “no se celebrarán las habituales verbenas populares ni los correfocs”, que son los actos que se suprimen, pero ha aclarado que “sí habrá feria de atracciones mecánicas y ‘porrat’”. La feria se ubicará en su emplazamiento habitual del Recinto Ferial y será inaugurada oficialmente el viernes 12 por las Reinas y Damas. Para acceder habrá que llevar mascarilla y en el interior mantener la distancia de seguridad. “Cada atracción mecánica aplicará el protocolo Covid que corresponda” ha matizado el edil.

En cuanto al ‘porrat’, también se ubicará en su lugar habitual de la calle Emilio Ortuño y, al igual que la feria, empezará a funcionar el viernes 12 y estará abierto hasta el domingo 21 de noviembre.

Por lo que respecta a las peñas, el Ayuntamiento actuará de acuerdo a la normativa vigente aplicable a las sedes festeras tipo B (locales con autorización temporal para fiestas en los que se realizan, además de funciones de gestión y administración, actividades que suponen la reunión o concentración de festeros, familiares e invitados y no están abiertas a la pública concurrencia). A la vista de la situación actual, el presidente de la Associació de Penyes Verge del Sofratge, Adrián Romero, ha indicado que “con esta normativa no es viable pedir la autorización para la apertura de las peñas”. Tanto la Associació como la Concejalía “vamos de la mano en el cumplimiento de la normativa vigente de Salud Pública” ha agregado Jesús Carrobles.  

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats