Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alto coste del gasoil ahoga a los taxistas de Benidorm pese a iniciar el verano con las tarifas más caras

La subida del 1,5% en el precio del servicio autorizado por la Generalitat se queda corto para compensar el encarecimiento de los carburantes. El sector confía en que el aumento de turistas ayude a enjugar las pérdidas y avanza que pedirá subir de nuevo los precios

Una parada de taxis en una de las principales avenidas de Benidorm, en imagen de archivo. David Revenga

Con tarifas más elevadas pero todavía insuficientes para compensar lo que cada día les cuesta prestar servicio. Así afronta el sector del taxi en Benidorm el inicio de la temporada alta más esperada tras la pandemia de covid-19, la campaña que estaba llamada a ser la de la recuperación y cuyos resultados económicos, no obstante, arrancan mermados por el brutal encarecimiento en el precio de los carburantes.

Subir a un taxi para desplazarse por Benidorm costará este verano aproximadamente un 1,5% más que el anterior, después de que la Comisión de Precios de la Generalitat Valenciana aprobase el pasado abril, a petición de la Confederación de Taxis Autónomos de la Comunidad, una subida de tarifas tras más de un lustro con los precios congelados. O, hablando en euros, los usuarios de este transporte pagarán por la bajada de bandera 3,26 euros de lunes a viernes y 4 euros, los sábados, domingos y festivos.

La propuesta para incrementar las tarifas, pese a ser bien acogida, apenas se traducirá en beneficios para este colectivo profesional.

La misma fue solicitada por el sector del taxi a la Generalitat a finales del pasado año, "mucho antes de saber cómo se pondrían los precios del gasoil y la gasolina", lamenta no obstante Alfredo Fernández, el presidente de Radio Taxi Benidorm. "Así que subimos tarifas, pero nos quedamos igual o peor que estábamos, porque lo que se ha podido incrementar el precio es una anécdota si lo comparamos con lo que ha subido todo lo demás", agrega el portavoz de los conductores.

Razón no le falta. Entre el pasado verano y el actual, los combustibles se han encarecido en cerca de un 40% en las gasolineras de la provincia y también del conjunto de España. O, dicho en otras palabras, mientras que en julio de 2021, a las puertas de la operación salida, el litro de diésel se pagaba a 1,228 euros y la gasolina sin plomo a 1,358 euros por litro, los precios en la actualidad se han disparado hasta situarse en 2,063 euros el litro de gasoil y 2,118 el de sin plomo 95. Es decir, alrededor de 80 céntimos más, lo que supone que el sector deje de ingresar más de 300 euros de media al mes por el pago del combustible.

"Nosotros utilizamos mayoritariamente gasoil y estamos viviendo algo que no se podía ni siquiera pensar hace unos años: que el diésel llegase a estar más caro que la gasolina", explica Fernández. Y lo que es aún peor, según alertan los conductores, es que "todavía no sabemos si se ha tocado techo o los precios van a seguir subiendo".

Por eso, el sector afirma que esta situación está "ahogando" a los taxistas, que nada más comenzar a aplicar las nuevas tarifas ya avanzan que volverán a pedir un incremento "más alto y acorde a la realidad" de cara al próximo año, asegura Alfredo Fernández.

Más turistas, más carreras

Ahora bien, a pesar de la reducción de ingresos por la inflación generalizada de precios, el sector del taxi también mira a los próximos meses con moderado optimismo.

Al menos así lo reconoce el presidente de Radio Taxi Benidorm, quien asegura que la masiva llegada de turistas a la ciudad, tras dos años críticos por la pandemia, está ayudando a los taxistas a enjugar pérdidas: "La recuperación del turismo ha sido espectacular, muy buena. Estamos trabajando bastante más, así que creemos que esto nos va a ayudar a sobrellevar el tema del gasoil", añade este portavoz.

Así quedan las tarifas

El incremento del 1,5% acordado por la Comisión de Precios de la Generalitat, e informado favorablemente por los técnicos municipales del Ayuntamiento, supondrá un incremento de pocos céntimos en las tarifas del taxi en Benidorm, tras años de reivindicaciones al mantener las tarifas congeladas.

Con el mismo, la bajada de bandera pasa de costar 3,21 euros a 3,25 de lunes a viernes en horario diurno y de 3,93 a 4 euros los sábados, domingos y festivos, así como entre las nueve de la noche y las siete de la mañana.

El kilómetro recorrido pasará de 0,88 euros en la «tarifa I» (de día) y en 0,99 en la «tarifa II» (de 21 a 7 horas y sábados, domingos y festivos) a pagarse a 0,90 y 1,2 euros, respectivamente, mientras que la hora de espera se incrementa de 18,42 y 22,35 euros a 18,90 y 22,93 euros, según las distintas franjas.

Igualmente, la propuesta acordada por la Generalitat permitirá aplicar distintos suplementos, como el de 2,23 euros en trayectos con origen en los parques temáticos Terra Mítica o Terra Natura; de 2,49 euros en Nochebuena y Nochevieja; y de 3 euros por persona a partir de la quinta plaza.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats