Benidorm quintuplica la construcción de viviendas en un año

La ciudad alzó 400 nuevas residencias en 2023 frene a las 68 del año anterior en un año en el que el mayor desarrollo se ha ejecutado en la zona de Poniente | El presupuesto de la ejecución material de los inmuebles asciende a cerca de 44 millones de euros

El desarrollo urbanístico de Benidorm no para y 2023 ha sido un año clave para la construcción de nuevas viviendas en la capital turística. La ciudad ha quintuplicado las nuevas residencias que se empezaron a edificar respecto a 2022, una cifra que consolida el "boom" inmobiliario que vive el municipio desde la pandemia. De ellas, la gran mayoría se sitúan en la zona de Poniente, donde el desarrollo de planes parciales como el 2/1 Poniente han sido claves para ver como se alzaban los nuevos edificios.

En la localidad se inició la construcción de 400 viviendas el pasado año repartidas en nueve proyectos, según cifras del Colegio de Arquitectura Técnica de Alicante. Así, se dieron en nueve promociones o proyectos visados por estos profesionales. La cifra ha crecido un 488 % respecto a 2022, o lo que es lo mismo, casi se ha quintuplicado. Ese año, las residencias que se iniciaron en el municipio fueron 68, según las mismas fuentes. Así, los proyectos se incrementaron un 80 %, ya que pasaron de cinco a nueve en un año.

Esas viviendas se han edificado en Benidorm en proyectos como nuevas torres de más de 20 alturas en la zona de Poniente o la que se levanta en plena avenida del Mediterráneo, en una de las últimas parcelas para construir en esta área de Levante. De hecho, lo que diferencia a la ciudad de otros municipios de alrededor es precisamente ese número de proyectos que puede parecer mínimo frente a datos como los de Finestrat con 31 promociones visadas y 270 viviendas. La razón: Benidorm construye muchos más rascacielos que cualquier otra localidad de la provincia.

El colegio profesional aporta más datos. El presupuesto de la ejecución material de esos proyectos iniciados en 2023 se eleva hasta los casi 44 millones de euros (43.917.000 euros); es decir, es lo que han invertido las constructoras en alzar estas viviendas en torres o en viviendas unifamiliares. Esa cifra también se eleva respecto a 2022 cuando se calcula la inversión en 4.397.000 euros, según las mismas fuentes. Con todo, el precio por metro cuadrado medio se estableció en 582 euros frente a los 581 del año anterior.

Parte de esas 400 viviendas que iniciaron su construcción en 2023 se concentran en la zona de Poniente del municipio donde el crecimiento urbanístico no ha parado desde la pandemia. A proyectos ya reconocidos se han sumado en ese último año otros que han permitido alzar nuevos rascacielos que acumulan gran parte de esas residencias que recogen las cifras del colegio profesional. Las torres van sumándose al skyline de la ciudad que va completando su fisionomía y que aún tiene que crecer en los próximos años.

Benidorm y la Marina Baixa están entre las zonas de la provincia que centraron la mayor actividad constructiva de la provincia, según las cifras del colegio oficial. La cifra de viviendas iniciadas en la provincia el pasado año fue de 8.783, la más alta desde 2007. En La Marina Baixa y la Marina Alta se visaron 402 proyectos con 2.325 viviendas que supusieron una inversión de 313.896.000 euros.

Un "boom" desde la pandemia

El "boom" de la construcción se inició con la pandemia, según explica la concejala de Urbanismo, Lourdes Caselles. Aunque parezca una paradoja, 2020 fue un año clave y dio el pistoletazo de salida a un crecimiento que no ha parado: "La construcción no se paralizó durante la crisis sanitaria, fue de los pocos sectores que continuaron trabajando". Desde ese momento, "no se ha parado y 2024 será otro año clave en el que se seguirá edificando vivienda", añade la edil. De hecho, el Colegio de Arquitectura Técnica de Alicante recalca que si se mantiene la actividad de 2023, este año en curso será aún más positivo que el anterior para el sector.

El pasado año "ha sido muy bueno", afirma la responsable de Urbanismo. Y prevé que vengan mejores porque la ciudad tiene aún pendiente el desarrollo del sector de El Murtal y también el polígono industrial. A futuro, también se desarrollará el plan Ensanche Levante, la mayor bolsa de suelo que queda por desarrollar en Benidorm con cerca de 600.000 metros cuadrados de suelo. "El desarrollo que ha tenido Poniente nos hace prever que los planes parciales pendientes harán que se siga creciendo al mismo ritmo que este año", según la edil quien también destaca "la calidad con la que se está construyendo en la ciudad".

Una tipología de vivienda

¿Cuál es la tendencia en las nuevas construcciones? La concejala explicó que los nuevos edificios que se alzan incluyen viviendas, sobre todo, de dos dormitorios "que es la nueva tendencia que más buscan los compradores" dejando atrás los grandes inmuebles de cuatro habitaciones. Algunos también cuentan con tres estancias de este tipo. Además, "se está optando por cocinas integradas en los salones y se ponen en valor terrazas y balcones amplios. Desde la pandemia, los compradores buscan espacios más abiertos", añade. En cuanto a los espacios comunes, "se añaden zonas de coworking" porque los "nómadas digitales cada vez son más habituales, persona que compran su vivienda para teletrabajar".

Así, las nuevas construcciones en Poniente, según explicó Caselles, tienen un comprador "mayoritariamente nacional, un dato que hay que tener en cuenta", a los que se suman propietarios internacionales, sobre todo, "de Países del Este y cada vez más de Polonia". En este último caso, la edil explica que "no solo compran para tener una segunda residencia, sino para vivir en la ciudad".

Suscríbete para seguir leyendo