Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Doce menores de la provincia de Alicante sufren como efecto secundario del covid un síndrome que puede provocar daños cardiacos

La evolución de los niños ha sido buena Hospitales alicantinos se unen a una red nacional para estudiar esta rara secuela

Área de Pediatría de un hospital de la provincia, en imagen de archivo.

Área de Pediatría de un hospital de la provincia, en imagen de archivo. ANTONIO AMORÓS

Al principio de la pandemia se pensó que era la enfermedad de Kawasaki, pero la OMS ya le ha puesto nombre: síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (MIS-C por sus siglas en inglés). Detrás de este enrevesado nombre se esconde la presentación más grave del covid en niños, un síndrome que puede afectar al corazón y poner en peligro la vida de los menores.

En la provincia doce niños, 7 en Alicante y 5 en Elche, han sufrido este extraño síndrome que está siendo objeto de estudio por pediatras de todo el mundo. La evolución de estos doce niños en la provincia ha sido buena, sin secuelas, y sólo uno requirió de ingreso en Cuidados Intensivos. La Asociación Española de Pediatría ha conformado una red nacional de hospitales, de la que forman parte los hospitales General de Alicante y el de Sant Joan, para poder aglutinar el mayor número de casos posibles de este extraño síndrome, sumar conocimientos, y sacar conclusiones sobre sus mecanismos y tratamientos.

Fiebre y vómitos

El patrón de comportamiento en los menores afectados es siempre similar. «Aparece entre tres y seis semanas después de que el niño haya pasado el covid y los síntomas son fiebre alta y persistente, parámetros inflamatorios alterados y afectación de al menos dos órganos, especialmente el aparato digestivo, con vómitos, dolor intestinal o diarrea», explica Javier González de Dios, jefe de Pediatría en el Hospital General de Alicante.

El peligro que entraña este nuevo síndrome es que puede llegar a afectar al corazón y provocar un shock que requiera de ingreso en la UCI . Sin embargo, añade González de Dios, «con una buena sospecha clínica se puede actuar rápidamente y aplicar el tratamiento a tiempo», antes de que se produzcan daños en órganos importantes. A los niños afectados por el MIS-C se les trata con corticoides para atajar la inflamación y con inmunoglobulina intravenosa, que contiene anticuerpos.

Respuesta inmunitaria

Este nuevo síndrome derivado del covid, matiza el jefe de Pediatría del Hospital General de Alicante, «no sería un efecto directo del virus», sino que más bien está relacionado con una respuesta exacerbada del sistema inmunitario a la enfermedad, similar a la tormenta de citoquinas que afecta a los adultos y que lleva a que muchas personas empeoren súbitamente.

En toda España se han diagnosticado desde el inicio de la pandemia 90 casos de este síndrome y dos menores han perdido la vida, aunque padecían otras enfermedades graves. La edad media de los menores afectados es de 4,5 años, aunque el abanico de edades que han necesitado ser hospitalizados oscila entre los dos meses y los 11 años. El 57% eran niños.

Un estudio de la Sociedad Española de Cardiología apunta que las complicaciones cardiovasculares más frecuentes en menores afectados por el MIS-C fueron shock (40,2%), arritmias cardiacas (35%), derrame pericárdico y dilatación de las arterias coronarias (24%).

Un niño de 10 años ingresa en la UCI de un hospital de Lugo con un shock tóxico por el coronavirus Agencia ATLAS

Pese a estas complicaciones tan llamativas, desde la Asociación Española de Pediatría destacan que la evolución del coronavirus en los niños «sigue cursando de manera leve en la mayoría de los casos».

Esta entidad estima que menos del 0,02% de niños con covid en España precisa ingreso en las Unidades de Cuidados Intensivos Pediátricas. En la inmensa mayoría de los casos la enfermedad en niños cursa de manera asintomática. En el caso de los menores que necesitan ser hospitalizados a causa del covid, el 34% presentó en el momento del ingreso un cuadro leve, en general fiebre sin foco infeccioso aparente, síntomas similares a los de un cuadro gripal, o catarro de vías altas. El 30% fue diagnosticado inicialmente con un síndrome broncopulmonar, mientras que el 14% lo hizo con el síndrome inflamatorio multisistémico y el 10% con un síndrome gastrointestinal.

Un 13,5% de los diagnosticados de coronavirus son menores de 14 años

Cerca de 1.600 niños por debajo de 14 años han sido diagnosticados de coronavirus en el departamento del Hospital General de Alicante en este año de pandemia, lo que representa el 13,5% de los casos. El peso de la infección en menores ha variado respecto a la primera ola, conforme se han ido haciendo más pruebas de covid. «Al principio de la pandemia se pensaba que la afectación en niños estaba entre el 2% y el 5%, pero hay que tener en cuenta que en la primera ola prácticamente sólo se hacían pruebas a quienes ingresaban, ahora se ha comprobado que este porcentaje es más alto», explica Javier González de Dios. Seis de cada diez niños pasan la enfermedad de manera asintomática. Desde que estalló la pandemia, en el Hospital General han ingresado 36 menores, lo que representa el 0,6% de las hospitalizaciones totales. «En muchos de ellos la causa principal de ingreso no ha sido el covid, sino que la enfermedad se descubría cuando se hacía la PCR en el momento en el que ingresaban por otra causa o se les hacía la prueba cuando iban a ser operados». En el departamento han sido atendidos siete niños por MIS-C, seis de ellos en la segunda ola. «Todos han evolucionado bien y no tienen secuelas», destaca De Dios. La mortalidad por covid en adultos en esta área de salud ha sido del 1,5% «y afortunadamente del 0% en el caso de los niños».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats