Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento prohíbe el acceso de vehículos privados al Castillo de Santa Bárbara

La Concejalía de Cultura ultima un plan para habilitar lanzaderas que suban a la fortaleza, con el objetivo de evitar daños y «quitarle estrés» al baluarte

El Ayuntamiento prohíbe el acceso de vehículos privados al Castillo de Santa Bárbara

El Ayuntamiento prohíbe el acceso de vehículos privados al Castillo de Santa Bárbara

Si el pasado mes de agosto se decantaba por un concurso de ideas para abrir nuevas vías de acceso al Castillo de Santa Bárbara, ayer anunciaba la prohibición de la entrada de coches privados a la fortaleza. El concejal de Cultura, Antonio Manresa, aseguró ayer que esta medida de restricción del tráfico de vehículos entrará en vigor en el primer trimestre de 2020, como una «necesidad» para la conservación del castillo «porque vamos a quitarle el estrés que sufre con el tráfico y a proteger al mismo tiempo la parte medioambiental».

La prohibición del acceso de vehículos privados se verá compensada con la puesta en marcha de una lanzadera que operará diariamente y con la frecuencia que marque la estacionalidad. «Vamos a licitar un servicio de minibús que hará el recorrido desde la parte de abajo hasta arriba del todo, realizando una parada en La Ereta». Esta restricción no incluye no obstante a taxis, VTC, coches oficiales y vehículos de servicio, como basura o suministro para los servicios de restauración.

Para el concejal de Cultura, que trabaja en este proyecto con los departamentos de Tráfico, Transporte, Urbanismo y Turismo, este es el momento de aplicar esta medida, cuando se van a acometer los trabajos para arreglar el pavimento de la zona donde ahora aparcan los vehículos. «La reparación del suelo de esa zona ya está aprobada en los presupuestos, por lo que se va a iniciar en breve, y una vez que se deje en condiciones no lo vamos a exponer otra vez a la presión de los coches».

En este sentido, destacó que el rodaje de los vehículos ha deteriorado las piedras del suelo y las paredes, lo que ha llevado a grandes desniveles que ahora se tendrán que reparar. «Proteger el castillo es algo básico para nosotros porque es el conjunto monumental que identifica a la ciudad y está sometido a un gran estrés por el tráfico y la contaminación que ello conlleva».

La medida, que fue anunciada por el edil en un acto celebrado en el Rotary Alicante CB, ha sido bien vista por todos las concejalías, según Manresa. «Yo creo que también por el resto de la ciudadanía porque tenemos un castillo que hay que cuidar y para ello debemos quitarle el estrés de la circulación». Destacó también que su departamento está trabajando en «adecentar y señalizar» los accesos a la fortaleza a pie. «Tenemos unos senderos que vamos a preparar debidamente para que se pueda subir andando como otra opción». El caso es que «tenemos que ir poniendo en valor el que es el monumento bandera de la ciudad de Alicante».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats