Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuando 100 años no son barrera para el deporte

Altea acoge hasta mañana el Campeonato de España de Veteranos de ajedrez con la presencia de Manuel Álvarez, un participante que acaba de cumplir un siglo de vida - Comenzó a jugar hace 80 años y es capaz de competir hasta diez horas

Carnet de jugador de Manuel Álvarez del año 1952.

Si bien el ajedrez se juega sentado, su falta de movimiento no quiere decir que no sea un deporte que no exija una gran resistencia física. Pasar cinco horas concentrado y realizando cálculos no está al alcance de todos y sí es y ha sido una «pasión y distracción muy importante en mi vida», desde que comenzara a jugar, con 22 años. Ahora, cerca de ocho décadas después y con 100 años recién cumplidos, Manuel Álvarez Escudero ha venido a Altea para practicar el deporte que ha llenado su existencia.

En el hotel Cap Negret de la villa marinera -colaborador del evento organizado por la Federación de Ajedrez de la Comunidad Valenciana (FACV)-, se reúnen durante toda la semana y hasta el domingo un total de 180 ajedrecistas de todo el país en el XVIII Campeonato de España de Veteranos. Este torneo, en el que también colabora la Federación Española de Ajedrez y el Consejo Superior de Deportes, reparte 6.000 euros en premios y es válido para puntuar en el ranking internacional de la disciplina.

Manuel Álvarez en el torneo. | FACV VICENTELÓPEZDELTELL

«No todos los días y en todos los deportes podemos ver ejemplos admirables como el de Manuel Álvarez Escudero, jugador federado de la Comunidad de Madrid. Manuel, no sólo ha alcanzado le venerable edad de un siglo, sino que, además, mantiene una ilusión y energía increíbles para seguir jugando al ajedrez», destaca Luis Barona, director deportivo de la FACV. Sorprendido por cómo este jugador «es capaz de competir 10 horas al ajedrez y después irse a jugar al dominó con los amigos», Barona asegura que «es un ejemplo digno de admiración para todos los deportistas, independientemente de la disciplina que practiquen… y para toda la población en general».

El torneo lleva ya cinco días «de un ambiente fabuloso, lo que no quiere decir que no vayan a por todas». Este año, al retomarse el campeonato tras lo peor de la pandemia, «contamos con más inscritos que nunca. Los jugadores son personas mayores y estaban, lógicamente, muy escondidos hasta que llegaron las vacunas y una mejor situación», explica Barona. También destaca la organización que en esta ocasión hay 8 mujeres compitiendo. «Hasta ahora venían una o dos. Hay que tener en cuenta que pertenecen a generaciones a las que no se regalaba un ajedrez, un deporte que se practicaba principalmente en casinos y en salas de fumadores».

Los participantes en este evento se dividen en dos grupos en función de su edad, uno de +65, en el que está Manuel Álvarez, y otro grupo de +50. La competición se desarrolla a ritmos estándar en el que cada jugador dispone de 90 minutos en su reloj más 30 segundos que se añaden de forma automática tras realizar cada jugada. El torneo se celebra por sistema suizo a 9 rondas, disputándose una ronda por día salvo el 1 de noviembre en la que se han jugado 2 rondas, una por la mañana y otra por la tarde. En el día con doble ronda los jugadores podían solicitar descanso en una de ellas dado que cada partida puede prolongarse más de 5 horas de duración. «Pues bien, Manuel Álvarez no solicitó ronda de descanso y está disputando todos los enfrentamientos del campeonato», expone Barona.

Las partidas pueden seguirse a nivel mundial gracias a la retransmisión que se realiza en los portales de internet Chess24 y FollowChess. Los resultados y retransmisión pueden seguirse desde www.facv.org.

Una imagen del torneo que se celebra en Altea. | FACV

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats