Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La provincia registra 150 solicitudes de plantas solares en ocho meses y Elche, Villena y Alicante se sitúan a la cabeza

La Generalitat tramita en estos momentos 170 proyectos, el más antiguo de 2018 - El Consell elabora un mapa de las zonas de ubicación mientras La Unió pide respeto para las explotaciones agrarias

Planta solar de grandes dimensiones ubicada en el municipio alicantino de Crevillent. | ANTONIO AMORÓS

La fiebre por la construcción de plantas fotovoltaicas, en busca de revertir la fuerte dependencia de las energías no renovables y cumplir con los objetivos europeos en esta materia, ha propiciado que el número de proyectos en la provincia de Alicante se haya disparado hasta los 170, con Elche, Villena y Alicante a la cabeza. De ellos, 150 se han registrado en los últimos ocho meses. Este furor, sin embargo, lleva camino de convertirse paradójicamente en un problema de carácter medioambiental. Y es que la avalancha de solicitudes ha llevado a la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente a acometer una regulación que contemple las zonas más o menos adecuadas para los huertos solares. Todo ello en un contexto en el que ya se están empezando a producir quejas ciudadanas y en el que también La Unió reclama que se respeten las explotaciones agrarias y el paisaje rural.

El interés por impulsar proyectos de plantas fotovoltacias en la Comunidad Valenciana está creciendo a pasos agigantados, teniendo en cuenta que se trata de un territorio idóneo por sus 320 días de media al año de cielos despejados. Según la información facilitada desde la Conselleria de Economía Sostenible, desde 2018 se han presentado y se encuentran en tramitación 369 proyectos, de los que un 85% han ido llegando a partir de agosto de 2020, fecha en que entró en vigor el decreto que recoge el procedimiento para este tipo de instalaciones en suelo no urbanizable. Del total, 132 proyectos corresponden a la provincia de València, 67 a la de Castellón y 170 a la de Alicante. En este último caso, son 36 más que en diciembre pasado. Las plantas suman una potencia de 7.200 megavatios, frente a los 430 instalados en la actualidad.

Elche es el municipio preferido por los promotores en la provincia alicantina, con 24 proyectos; seguido por Villena, con 13; y Alicante, con 10. También destacan Castalla, Novelda, Pilar de la Horadada, Orihuela, Pinoso, Xixona y Monforte.

LAS CIFRAS

369 Plantas en tramitación en la Comunidad Valenciana

La Generalitat está tramitando en estos momentos 369 proyectos de plantas fotovoltaicas en la Comunidad Valenciana. Del total, 132 corresponden a la provincia de València, 67 a la de Castellón y 170 a la de Alicante. 

7.200 Megavatios que suman los proyectos presentados

Las 369 plantas fotovoltaicas que tramita la Conselleria de Economía suman en su conjunto una potencia de 7.200 megavatios, frente a los 430 actuales.

Este fuerte incremento de solicitudes va en la línea de cumplir con las exigencias de la Unión Europea en materia de reducción de emisiones, pero al mismo tiempo se ha convertido en un problema desde el punto de vista medioambiental y paisajístico, que incluso puede llegar a tener consecuencias negativas para la actividad agrícola. El secretario general de La Unió, Carles Peris, señala que su organización está a favor de las energías renovables, «pero -añade- de una forma sostenible, respetando el territorio, la agricultura y la ganadería, y revirtiendo en beneficio de donde se instalen». Es por ello por lo que van a trasladar a la Generalitat «la necesidad de planificar y ordenar una correcta ubicación de los parques, priorizando su construcción según su volumen y en zonas donde el impacto sea menos agresivo, en lugar de construir de forma masiva y por todos los sitios sin ningún control».

Peris afirma que no se está cumpliendo con la normativa aprobada el año pasado, «como es la prioridad de instalar las plantas sobre cubiertas, en suelos ya urbanizados o en suelos degradados, ya que muchas de ellas, por ejemplo, se proponen en terrenos productivos con instalaciones de regadío en uso».

En este contexto, el Consell está trabajando en una regulación que, según el secretario autonómico de Agricultura, Roger Llanes, va a incluir un mapa con las zonas que pueden resultar adecuadas o no para este tipo de instalaciones. «Desde nuestro punto de vista -subraya-, las plantas deberían instalarse en las zonas de menor vocación agraria y fertilidad, y siempre teniendo en cuenta criterios paisajísticos y medioambientales». Con todo, Llanes también resalta que una de las herramientas principales para concretar las zonas de ubicación son los Planes Generales de Ordenación Urbana (PGOU).

Castalla modificará su PGOU para evitar el impacto de 9 instalaciones

El Ayuntamiento de Castalla ha anunciado su intención de modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para regular la instalación de plantas fotovoltaicas, ante los nueve proyectos que en estos momentos se encuentran en estudio. La ocupación prevista es de casi 800 hectáreas, es decir, dos veces y media lo que actualmente ocupa el casco urbano del municipio y su polígono, motivo por el que el Ayuntamiento ha decidido blindarse para evitar impactos indeseados. El objetivo es proteger el suelo de elevado interés agrícola y paisajístico, y al mismo tiempo crear suelo destinado a este fin, siguiendo criterios de equilibrio, coherencia y armonía con el entorno.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats