Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sabadell confía en los «vientos de cola» y en nuevos ajustes de costes para mejorar su beneficio

La entidad cierra el primer trimestre con unas ganancias de 73 millones de euros, un 22% menos que el año pasado - La filial británica del grupo abandona los números rojos

César González-Bueno, en primer plano, junto a Leopoldo Alvear.

A pesar de que el banco acaba de ejecutar las 1.800 salidas pactadas a finales del año pasado con los sindicatos, el nuevo consejero delegado del Sabadell, César González-Bueno, dejó claro que todavía ve margen para nuevas reducciones de costes en la entidad. Aunque el ejecutivo no quiso aclarar si esto se traducirá en un nuevo ERE a lo largo de este ejercicio -algo que dejó para la próxima presentación del plan estratégico del banco, el próximo 28 de mayo-, sí señaló dónde ve el exceso de grasa: en la unidad de negocio de particulares, que todavía consume demasiados recursos para la rentabilidad que ofrece. Sobre todo si se compara con los segmentos de banca corporativa y de empresas, donde el Sabadell sigue teniendo su principal punto fuerte.

Así lo señaló el directivo en su primera comparecencia pública para presentar los resultados trimestrales de la entidad, que se saldan con un beneficio de 73 millones de euros. Una cifra que, si bien supone un descenso del 22% sobre el mismo periodo del año pasado -que todavía no recogía los efectos de la pandemia-, se sitúan por encima de las previsiones del mercado, como prueba la subida de alrededor del 9% que experimentó su cotización en Bolsa ayer.

En cualquier caso, tanto González-Bueno como el nuevo director financiero de la entidad, Leopoldo Alvear, que le acompañó en la presentación, dejaron claro que no se conforman con esta cifra y que esperan una considerable mejora de las ganancias en los próximos trimestres. De hecho, el primer ejecutivo del Sabadell señaló que una de las nuevas directrices del banco pasa por virar los objetivos de negocio de la consecución de volumen, a la rentabilidad. Unos resultados que, además, exigirá a cada una de las tres unidades en que ha dividido la estructura del banco en España: la de particulares, donde ve «capacidad de mejora, especialmente en los costes»; la de empresas, donde el objetivo es reforzar el liderazgo que ostenta; y la de banca corporativa, que consideró un «negocio sólido y rentable».

LAS CLAVES

Los sueldos de los banqueros, los más regulados              

Preguntado por las críticas de la vicepresidenta Nadia Calviño a los sueldos de los banqueros, el consejero delegado del Sabadell no quiso valorar si son excesivos, pero sí defendió que «no hay nada más regulado en Europa y en España». 

141 MILLONES

Los ahorros que logrará el banco con su último ERE

Las 1.800 salidas pactadas que el Sabadell ya ha ejecutado en el primer trimestre y otras medidas adoptadas en su plan de eficiencia permitirán un ahorro anual de 141 millones de euros a la entidad, según destacan sus responsables.

Preguntado si sus palabras implicaban un nuevo recorte de oficinas y de personal, González-Bueno no quiso concretar ni descartar nada, pero recalcó que el sector financiero en su conjunto tiene un problema de «costes estructural», debido a los cambios de hábitos que se han producido -el banco ya realiza el 94% de sus principales operativas digitalmente-, y también por la presión que existe sobre los márgenes y los precios. «El negocio necesita actuar en la parte de costes», recalcó ante la insistencia de los periodistas para que aclarase sus planes.

No obstante, los responsables del Sabadell apuntaron que los ajustes no serán el único factor que hará crecer el beneficio en los próximos trimestres, y aludieron a lo que denominaron «vientos de cola». Por un lado, el aumento del volumen de crédito, sobre todo hipotecario, durante el primer trimestre del año, que permitirá mayores ingresos en los próximos meses. También al vencimiento de algunas carteras de deuda que resultaban especialmente caras y, por otro lado, a los ahorros que supondrán las salidas de trabajadores ya ejecutadas. Unas circunstancias a las que habrá que sumar la mejora de la situación económica.

Por otro lado, el nuevo hombre fuerte del Sabadell también destacó la entrada en beneficios de la filial británica del grupo, el TSB, después de tres años de pérdidas y justificó en este cambio de tendencia la decisión del consejo de abortar su posible venta y mantenerla en cartera. De igual modo, respaldó la decisión del consejo de administración de rechazar posibles fusiones y de seguir en solitario: «Los resultados antes de provisiones son muy buenos, de lo mejor del mercado. Hay base para construir una franquicia envidiable», aseguró el directivo.

El banco aumenta un 18% su volumen de negocio en la Comunidad

El Banco Sabadell cerró el primer trimestre del año con un volumen de negocio en la Comunidad Valenciana de más de 42.500 millones de euros, lo que supone un aumento del 18% sobre el mismo periodo de año pasado, según la información facilitada por la entidad. Entre los negocios que mejor funcionaron en el arranque del año, el Sabadell destaca el aumento del 13,8% en el volumen de hipotecas concedidas, con 1.374 operaciones y un importe de 140 millones de euros. Además, la entidad mejoró la contratación de seguros, un segmento en el que ya cuenta en la autonomía con 248.210 clientes, que generaron unas primas de 46,8 millones.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats