Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La venta de viviendas registra su mejor julio en 15 años y el valor de las casas sube un 6,1%

Las casas de nueva construcción lidera el aumento del metro cuadrado en el primer semestre, con un repunte del 8%

Bloques de apartamentos en Benidorm. David Revenga

A la espera de conocer el impacto de las últimas subidas de tipos y de la incertidumbre que se cierne sobre la economía, los datos que se van conociendo reflejan que el mercado inmobiliario alicantino está viviendo un año excepcional, como hacía mucho tiempo que no se recordaba. En concreto, desde hace 15 años.

De acuerdo con las últimas estadísticas difundidas este miércoles por el INE, durante el pasado mes de julio se vendieron en la provincia 4.199 viviendas, lo que supone un repunte del 34% sobre las cifras del mismo periodo del ejercicio anterior y el mayor volumen de operaciones para este mes desde el año 2007. Unas cifras que sitúan el total de operaciones en el acumulado del año en 28.649, un 48% más que en 2021 y también el mayor en una década y media.

Aunque el buen momento inmobiliario se extiende por todo el país, el incremento que experimentan las transacciones en la provincia es muy superior a la media, espoleadas por el gran peso del turismo residencial y, sobre todo, por la demanda extranjera. De esta forma, el aumento de la compraventa de viviendas en Alicante multiplica por tres al que se registra en el conjunto del país, donde en los siete primeros meses del año se contabilizaron 383.000 operaciones, lo que supone un crecimiento del 15% frente al 48% de la provincia.

Como viene ocurriendo en los últimos años, la segunda mano acapara hasta un 87% de todo el mercado, frente al 13% que supone la compraventa de viviendas de obra nueva, cuya oferta se concentra en los segmentos de precio más elevado y principalmente en las zonas turísticas.

Dos edificios de reciente construcción en Benidorm. Áxel Álvarez

Como es lógico, este aumento de la demanda se ha trasladado con fuerza al precio de los inmuebles. Así, según la estadística sobre el valor tasado de la vivienda del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, el metro cuadrado acabó el primer semestre en una media de 1.400,9 euros en la provincia, un 6,1% más que en las mismas fechas del año pasado. Y eso a pesar de que, en realidad, en el segundo trimestre se produjo una ligera contracción de un 0,7% en este indicador.

Hay que tener en cuenta que los datos del ministerio reflejan las valoraciones que realizan las tasadoras, frente a las cifras que ofrecen los estudios de los portales inmobiliarios, que muestran incrementos mayores –de entre un 8% y un 9%- ya que se basan en los precios que ponen los vendedores, cuyas expectativas siempre son más altas.

Por segmentos, se ha incrementado bastante más el valor de las viviendas de obra nueva –que suben un 8%, hasta los 1.818 euros por metro-, que el de los pisos y casas de segunda mano, cuyo valor ha aumentado un 6% en el último año, hasta los 1.389 euros por metros, según las mismas fuentes.

Una diferencia que los promotores atribuyen al incremento de costes que ha experimentado el sector desde el fin del confinamiento, cuando los problemas de transporte y la escasez de suministros dispararon el precio de muchos materiales, como recuerda el secretario general de Provia, Jesualdo Ros, que señala que esta tendencia al alza se mantendrá de cara a los próximos meses.

Así, por lo que respecta puramente a las nuevas promociones, Ros señala que el buen arranque del año ha permitido que la mayoría de las empresas del sector ya hayan cumplido a estas alturas con sus objetivos de ventas para todo el ejercicio. Eso sí, la incertidumbre sobre la evolución económica está llevando a que las empresas se planteen si iniciar o no la comercialización de nuevos proyectos, lo que podría llevar a una reducción de la oferta para el próximo ejercicio, que elevaría aún más los precios en este segmento del mercado, según apunta el secretario general de Provia.

En cuanto a la segunda mano, algunos profesionales ya han empezado a detectar cierta ralentización en el número de consultas, pero lo cierto es que prima la incertidumbre. Por un lado, el encarecimiento de las hipotecas y las malas perspectivas económicas apuntan a un descenso de las operaciones en los próximos meses, pero, por otro lado, precisamente la previsión de nuevas subidas de tipos está animando a algunos compradores a adelantar su decisión de compra, lo que podría servir de contrapeso.

En cuanto a las cifras por municipios, al cierre del primer semestre Xàbia era la población de más de 25.000 habitantes de la provincia con el metro cuadrado más caro, con 2.276 euros; seguida por Benidorm, con 2.129; Calp, con 1.951; El Campello, con 1.849; y Dénia, con 1.767. En el caso de la ciudad de Alicante, el valor tasado de la vivienda se situaba en 1.348 euros, aunque el de obra nueva se cotiza a 2.138 y la segunda mano a 1.329 euros. En Elche se paga una media de 1.006 euros, con 1.551 para los pisos de nueva construcción y 996 para los usados.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats