Los datos del empleo del pasado mes de noviembre vuelven a dejar una situación contradictoria en Alicante. Las contrataciones en la industria, la construcción, el comercio o la educación permitieron sacar de las listas del paro a 4.757 personas, en lo que supone la tercera mayor caída de este indicador de todo el país, tan sólo superada por los descensos que se registraron en València, con 8.260 desocupados menos, y en Madrid, con un 7.757.

Un descenso que deja la cifra total de desocupados en la provincia en 140.656 y que, además, no es nada habitual para este mes. De hecho, desde el año 2000 el paro tan sólo ha bajado en noviembre en otras dos ocasiones: en 2015, cuando se redujo en 501 personas, y el año pasado, cuando el levantamiento de algunas restricciones provocó que hasta 9.817 personas se borraran de las oficinas de Labora.

Sin embargo, esta caída del paro no se tradujo, como cabría esperar, en una mayor creación de empleo. Al contrario, el número de cotizantes de la Seguridad Social se redujo en 1.122 personas, hasta las 712.186, sobre todo por el menor número de ocupados que se contabilizó en el sector de la hostelería.

Una terraza con pocos clientes en Benidorm durante este mes de noviembre. David Revenga

Una aparente contradicción que se produce porque no todas las personas que pierden su empleo se inscriben inmediatamente en las listas del paro o no lo hacen en las oficinas de la provincia, lo que ocurre por ejemplo con los trabajadores que vienen de otras zonas del país para la temporada turística o con los estudiantes que buscan un empleo temporal en verano pero no tienen intención de buscar un nuevo trabajo por el momento. Al mismo tiempo, también hay muchos parados que no renuevan su inscripción si han agotado las prestaciones o si tienen en el horizonte una nueva contratación.

En este sentido, el análisis del volumen medio de cotizantes a la Seguridad Social refleja la situación habitual de la economía alicantina durante un mes de noviembre. Así, el sector de la educación es el que más aumenta su número de ocupados, con 1.261 afiliados más que en octubre, seguido por la construcción, que creó 829 empleos a pesar de los augurios de ralentización del mercado. También creó empleo la industria manufacturera, que ocupó a lo largo de este periodo a 752 alicantinos más. El transporte, los servicios a las empresas, las actividades informáticas o la Administración Pública también generaron más empleo.

Fin de la temporada turística

Sin embargo, todo esto no fue suficiente para compensar el descenso del número de cotizantes en la hostelería, donde se destruyeron 4.752 empleos, al pasar de 86.209 a 81.427. Hay que tener en cuenta que se trata de afiliados medios a lo largo de todo el mes y que en noviembre muchos establecimientos de temporada suelen aguantar abiertos la primera quincena para aprovechar el puente. También se redujo en 801 personas el número medio de ocupados en Sanidad.

En cualquier caso, el descenso en el número de parados no deja de ser una buena noticia, sobre todo si se tiene en cuenta que se produce después de tres meses consecutivos de subidas de este indicador. Además, también hay que señalar que el volumen total de ocupados, pese al descenso de noviembre, supera en más de 28.000 personas al que se registraba el año pasado en estas mismas fechas.

Una oficina del Servicio Público Estatal de Empleo en Elche. Antonio Amorós

Empleo estable

Por otro lado, también se mantienen los efectos positivos de la reforma laboral. De esta forma, hasta el 54% de todos los contratos firmados durante el pasado mes -22.470 de un total de 41.558- fueron indefinidos. Con estos datos, los contratos estables suscritos desde el arranque del año ya suman 257.679, el 47,8% del total, en lo que supone 9,5 puntos más que la media nacional.

Con todos estas cifras, los sindicatos han apostado esta vez por ver la botella medio llena, destacando la buena evolución del desempleo para lo que suele ser habitual en estas fechas, y atribuyéndolo a los efectos del cambio legislativo. "En términos globales, los datos reflejan que el empleo aguanta en una provincia en que la estacionalidad marca las tendencias de las fluctuaciones del mercado laboral. Además, valoramos que esto se debe a las medidas adoptadas con la reforma laboral", apunta la responsable de Empleo de UGT en l'Alacantí-La Marina, Yolanda Díaz.

Ayudas

En cuanto a la cobertura de los desempleados, de acuerdo con los datos del Ministerio de Trabajo, en octubre cobraron algún tipo de ayuda del Sepe 72.910 parados. De ellos, 30.872 recibieron la prestación contributiva, mientras que otros 35.857 cobraron el subsidio y 6.181 ingresaron la Renta Activa de Inserción.

Un diagnóstico en el que coincide su homólogo en CC OO, José María Ruiz Olmos, quien cree que la tendencia que se observa desde principios de año también "termina por desmantelar la idea irracional de que el aumento del SMI o de los salarios lleva al colapso del mercado productivo y a una avalancha de personas en desempleo". Unas palabras que claramente reflejan que la principal preocupación de ambos sindicatos en estos momentos es el bloqueo de la negociación colectiva.

También desde la CEV ven positiva la evolución y consideran los datos "especialmente relevantes si se tiene en cuenta el contexto de ralentización generalizada de la economía". Al contrario que UGT y CC OO, la patronal no menciona los salarios en su valoración, en la que, en cambio, reclama más ayuda y más rápida para la industria gasintensiva, en especial el azulejo castellonense.

Por su parte, el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, subraya las "cifras históricas" de descenso del paro y el aumento de afiliados a la Seguridad Social que se ha registrado en el conjunto de la Comunidad Valenciana.

En este sentido, en el conjunto de la autonomía, el número de desempleados descendió en 15.330 personas, hasta situarse en 339.295. Una caída que, en este caso, sí vino acompañado de una mayor creación de empleo, ya que el tirón de València y Castellón elevó la cifra de cotizantes a la Seguridad Social de la autonomía hasta los 2.076.704, 21.064 más que en el mes anterior.