La Ley de cambio climático y transición energética aprobada en 2021 por el Gobierno obliga a todos los municipios españoles de más de 50.000 habitantes a tener áreas de circulación restringida para los vehículos contaminantes, una medida que entra en vigor en 2023 y que tiene el objetivo de mejorar la calidad ambiental de los entornos urbanos. A estas áreas se les llama Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) y forman parte de los llamados Planes de Movilidad Urbana Sostenible.

Para conocer cómo afectará esta nueva realidad al sector logístico y de distribución y las soluciones que pueden aportar las empresas para adaptarse a ella, el encuentro digital «La ciudad y las bajas emisiones», reunió esta semana en el plató de INFORMACIÓN TV a Manuel Villar, concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Alicante; Armando Ortuño, profesor de Territorio, Transporte y Medio Ambiente del Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad de Alicante; Adela Torres, responsable de Medio Ambiente de Mercadona y Juan José Hernández, presidente de Fetrama. 

Un espacio de debate, moderado por Toni Cabot -director del Club INFORMACIÓN- en el que los expertos analizaron cómo los municipios implicados, y en concreto Alicante, se pueden adecuar a esta normativa estatal y la forma en la que les va a repercutir.

Más allá de reducir las emisiones

El encuentro comenzó hablando de los objetivos que se pretenden alcanzar con las nuevas Zonas de Bajas Emisiones. Todos los expertos coincidieron en que el primero y más importante es «reducir la emisión de gases contamintantes a la atmósfera y hacer de las ciudades lugares más saludables», tal y como afirmaba Juan José Hernández de Fetrama.

No obstante, los participantes expusieron que, con esta medida, no solo se persigue mejorar la calidad medioambiental del aire en los núcleos urbanos, sino también reducir la contaminación sonora, mitigar el cambio climático, e impulsar la transición ecológica y la eficiencia energética en el uso de los medios de transporte: «En Alicante no tenemos los problemas de contaminación de otras ciudades gracias a la acción del mar, que mitiga los efectos de los gases de efecto invernadero. Pero sí hay mucho que hacer en términos de ruido, tráfico, ocupación del espacio urbano… Esta nueva ley ha sido muy importante para  dar un impulso a los municipios y hacerles avanzar más rápido de lo que venían haciendo en los últimos años en materia de medio ambiente», sostenía el profesor de la UA Armando Ortuño.

ENCUENTRO DIGITAL "LA CIUDAD Y LAS BAJAS EMISIONES" EN INFORMACIÓN TV. Alex Dominguez

Las ZBE y el transporte

En concreto, sobre las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE), el concejal Manuel Villar se mostraba consciente de que «podrán generar ciertas molestias en algunos sectores como el transporte y el comercio, -sobre todo para la carga y descarga-, pero lo importante es que vamos a aprovechar esta inversión para dar un salto de calidad en la movilidad de la ciudad de Alicante e intentaremos ofrecer las máximas facilidades». 

Y es que, tal y como afirmaba Adela Torres desde el Departamento de Sostenibilidad de Mercadona, «el sector de la movilidad está implicado en esta nueva ley y necesitamos poder acceder con facilidad tanto a los puntos de distribución como a los domicilios de los clientes». Asimismo, explicaba que «los retos existen, pero hay mecanismos para garantizar el suministro de alimentos sin aumentar - incluso disminuyendo- las emisiones contaminantes y los problemas de tráfico».

¿Cómo afectará al sector?

Durante el foro, los expertos también debatieron sobre cómo las ZBE pueden afectar a las empresas, y en concreto, en el suministro y el servicio a domicilio. En este sentido, el presidente de Fetrama indicaba que «estamos esperando a ver cómo nos afectará definitivamente esta nueva medida, ya que está todavía por definir qué vehículos podrán circular por la ciudad». No obstante, Juan José Hernández señalaba que las empresas de logística están en continuo contacto con los fabricantes de vehículos para poder adaptarse a las nuevas tecnologías que reducirán los gases de efecto invernadero: «Ya se están presentando vehículos eléctricos muy aceptables para el reparto urbano. Esa modernización de flota hará mucho más sostenible la logística, pero todavía queda mucho por hacer y creo que el mercado, ahora mismo, no está preparado», exponía, haciendo relación a la crisis de suministros que tanto está afectando al sector del automóvil. 

Por su parte, Adela Torres apuntaba que el mundo de la distribución se está modernizando muy rápidamente: «los camiones de Mercadona, por ejemplo, se renuevan cada tres años, por tanto contamos con una flota joven y adaptada a las nuevas tecnologías». Además, la responsable de Medio Ambiente de Mercadona explicaba que, como distribuidores, tienen dos grandes frentes abiertos ante la nuevas Zonas de Bajas Emisiones: el modelo de distribución a tienda y el servicio a domicilio, donde en el caso de la distribución alimentaria es fundamental tener en cuenta las necesidades de temperatura de los productos: «las ZBE han venido para quedarse, pero debe haber unos plazos necesarios para que los mercados vayan incorporando esas soluciones sin arriesgarse a un fallo o paso atrás. Es un desafío muy grande dentro de la distribución urbana de mercancías, por lo que necesitamos tiempo para que las flotas puedan adecuarse a los requisitos, y viceversa».

El Ayuntamiento de Alicante ha creado un correo electrónico para dudas y sugerencias ciudadanas sobre las ZBE, que ya se encuentra operativo: zonabajasemisiones@alicante.es

ENCUENTRO DIGITAL "LA CIUDAD Y LAS BAJAS EMISIONES" EN INFORMACIÓN TV. Alex Dominguez

Impacto positivo y retos

En el punto de cómo hacer compatibles estas nuevas restricciones con mantener los servicios y abastecimientos de los núcleos urbanos donde se implanten, el profesor Armando Ortuño exponía que «las restricciones que se van a imponer al vehículo privado para aumentar la peatonalización de la ciudad, deben ir de la mano de mejoras en el transporte público para que el ciudadano pueda aceptar y adaptarse mejor a esta nueva forma de movilidad». En este sentido, Ortuño también habló de patinetes eléctricos: «necesitamos una red mejorada para su uso en la ciudad, ya que es un medio de transporte totalmente sostenible». Y puso encima de la mesa, como un reto a escala interurbana, el hecho de discriminar en función del tipo de vehículos en los peajes de las autopistas: «de forma que paguen una mayor cantidad los vehículos más contaminantes». 

El concejal de Medio Ambiente de Alicante, por su parte, subrayaba que el polémico planteamiento de Madrid Central no es el que se va a aplicar en Alicante: «no queremos que las ZBE sean una traba para la actividad comercial ni de las empresas de logística, y seremos los más laxos posibles con los plazos, dentro de unos límites. Vamos a tener todo el año 2023 para ir perfeccionando estas circunstancias y limando cualquier problema que pueda surgir. Nuestra obligación desde el Ayuntamiento es que las ZBE sean compatibles con facilitar la calidad de vida de los ciudadanos» .

Asimismo, Villar concluía explicando que hay que ver a las Zonas de Bajas Emisiones como una oportunidad para mejorar la movilidad urbana de Alicante y «darle una vuelta a la ciudad»: «Esta nueva ley nos sirve para captar ayudas europeas con el fin de mejorar el transporte público, para que sea viable, rápido y cómodo; construir aparcamientos disuasorios que estén bien conectados con el centro; peatonalizar zonas urbanas o adquirir más autobuses eléctricos, entre otros objetivos», explicaba.

Cabe destacar que el Ayuntamiento de Alicante ha creado un correo electrónico para dudas y sugerencias ciudadanas sobre las ZBE, que ya se encuentra operativo: zonabajasemisiones@alicante.es

Durante el foro, los expertos también debatieron sobre cómo las ZBE pueden afectar a las empresas, y en concreto, en el suministro y el servicio a domicilio.

Medidas sostenibles muy útiles para la logística

Durante el encuentro digital, Adela Torres, responsable de Medio Ambiente de Mercadona, expuso que «el suministro de mercancías y alimentos en las ciudades debe estar lo más enfocado posible a garantizar el abastecimiento de cualquier tienda y poder dar un servicio óptimo al cliente de manera sostenible».

 En este sentido, puso como ejemplo a Mercadona y su modelo de distribución: «nuestra máxima es transportar más con menos camiones. Para ello, planificamos muy bien las rutas, evitando que los camiones viajen vacíos; también ponemos en práctica la logística inversa, que consiste en transportar materiales reciclables y productos de vuelta a su punto de origen para su aprovechamiento. Asimismo, nos centramos en la distribución mediante trailers -los camiones más grandes del mercado- para reducir al máximo el número de viajes, y procuramos que el tiempo que pasen en el entorno urbano sea el mínimo posible y en horas que no entorpezcan el tráfico. A este modelo se le conoce como logística silenciosa en horas valle, y desde Mercadona hemos apostado firmemente por él. Además, mientras llegan soluciones Cero Emisiones viables, estamos utilizando el gas como combustible de transición. Por último, renovamos constantemente nuestra flota para que cuente con las últimas innovaciones técnicas y de sostenibilidad: trabajamos para que ningún camión de Mercadona tenga más de tres años», concluía Adela Torres.

Las declaraciones

Manuel Villar, concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Alicante. Alex Dominguez

MANUEL VILLAR. CONCEJAL DE MEDIO AMBIENTE DEL AYUNTAMIENTO DE ALICANTE

«Nuestra obligación desde el Ayuntamiento es que las ZBE sean compatibles con facilitar la calidad de vida de los ciudadanos»

«Hay que ver esta nueva medida como una oportunidad para mejorar la movilidad Urbana de Alicante y darle una vuelta a la ciudad»

Juan José Hernández, presidente de FETRAMA. Alex Dominguez

JUAN JOSÉ HERNÁNDEZ. PRESIDENTE DE FETRAMA

«Estamos esperando a ver cómo nos afectarán las ZBE, ya que está todavía por definir qué vehículos podrán circular por el núcleo urbano»

«Los fabricantes ya están presentando vehículos eléctricos muy aceptables para el reparto, pero todavía queda mucho por hacer»

Adela Torres, responsable de Medio Ambiente de Mercadona. Alex Dominguez

ADELA TORRES. RESPONSABLE DE MEDIO AMBIENTE DE MERCADONA

« Existen mecanismos para garantizar el suministro de alimentos reduciendo las emisiones contaminantes y los problemas de tráfico»

«La máxima de Mercadona es transportar más con menos camiones, evitando los viajes vacíos y poniendo en práctica la logística inversa»

Armando Ortuño. Profesor de Territorio, Transporte y Medio Ambiente de la Universidad de Alicante Alex Dominguez

ARMANDO ORTUÑO. PROFESOR DE TERRITORIO, TRANSPORTE Y MEDIO AMBIENTE DE LA UNIVERSIDAD DE ALICANTE

«Esta nueva ley ha supuesto un impulso para que los municipios avancen más rápido en materia de medio ambiente»

«Las restricciones que se van a imponer al vehículo privado deben ir de la mano de mejoras en el transporte público para el ciudadano»