Más de la mitad de las ITV de Alicante se queda sin citas en la web

La sociedad pública que gestiona el servicio duplicará el personal de su centro de atención telefónica ante el desvío de muchas reservas a este canal, donde es más probable encontrar un turno disponible

La Generalitat denuncia que muchos usuarios no acuden el día concertado

Colas en la estación de la ITV de Benidorm, el pasado verano.

Colas en la estación de la ITV de Benidorm, el pasado verano. / David Revenga

Conseguir cita previa para la ITV sigue siendo misión casi imposible para buena parte de los conductores de la provincia. Al menos para aquellos que pretenden hacer la reserva a través de la web de Sitval, la sociedad pública que el pasado mes de marzo asumió la gestión de este servicio, tras finalizar las concesiones privadas que lo realizaban desde finales de los años noventa.

Si hasta el pasado verano el problema eran las demoras de hasta dos meses que se registraban en algunos centros, ahora muchos usuarios se encuentran directamente con la imposibilidad de realizar la reserva, ya que la aplicación solo ofrece un calendario de dos o tres meses –en el mejor de los casos- y en muchas de las estaciones todos los huecos están ya ocupados.

Este martes, por ejemplo, resultaba imposible reservar turno a través de la web en ocho de las 15 estaciones de ITV operativas en la provincia. En concreto, las de Alicante, Benidorm, Ondara, Orihuela, Calp, El Campello, Santa Pola y Castalla. En todos estos casos, el usuario se topa con un mensaje de "sin turnos disponibles" y otro en el que se informa de que la cifra de citas "se amplía diariamente", por lo que se aconseja consultar periódicamente la web para ver si se ha quedado algún hueco disponible. Una alternativa que no resulta demasiado atractiva, ya que obliga al conductor a estar pendiente de la página y tampoco garantiza nada.

Además, en otros dos casos –los de Elche y Novelda- las primeras citas disponibles en la web de Sitval ya son para el mes de diciembre, y solo en Alcoy, Pilar de la Horadada, Redován, Torrevieja y Villena puede encontrarse citas libres para los próximos días.

Un vehículo sale de las instalaciones de la ITV de Benidorm

Un vehículo sale de las instalaciones de la ITV de Benidorm / David Revenga

Lo más llamativo del caso es que, aunque no estén en la web, muchas de las ITV sí tienen huecos disponibles, pero sólo para aquellos que realizan la reserva a través del teléfono. Según explican desde la Conselleria de Innovación, de la que depende Sitval, cada canal maneja su propio calendario, es decir, tiene un cupo de citas asignado que va concediendo de forma independiente. Así, a través del teléfono podía encontrarse cita para pasar la inspección en Alicante el próximo jueves.

Además, también se reserva un pequeño porcentaje para quienes se arman de paciencia y se presentan directamente en la estación correspondiente a que les toque el turno.

El problema es que en la web no se explica nada de esto –aunque sí aparece el número de teléfono-, por lo que los usuarios tienden a pensar que, si no hay disponibilidad en la aplicación, tampoco la habrá por ninguna otra vía. Una situación de la que vienen advirtiendo los propios sindicatos de la compañía, según apuntan desde CC OO.

Call center

Los responsables de la sociedad pública son conscientes de la situación y están trabajando en buscar una solución, según afirman, pero, de momento, se resisten a unificar los calendarios de citas ya que consideran que "agravaría el problema". Al respecto, señalan que uno de los motivos que han provocado esta situación es la gran cantidad de citas que se reservan y a las que luego no se presenta nadie, y apuntan a determinados talleres que realizan reservas masivas para ofrecer el servicio a sus clientes.

Sin embargo, a medida que más usuarios son conocedores de las mayores posibilidades de reservar por teléfono, el problema se ha trasladado también a este medio y en determinados horarios resulta complicado hablar con un operador. En este caso, los responsables autonómicos han reaccionado con celeridad y señalan que ya se ha convocado un concurso con el objetivo de duplicar la cifra de trabajadores del "call center" que gestiona este servicio, que en las próximas semanas pasará de 11 a 22 profesionales.

Con todo, también hay determinadas ITV en las que realmente la carga de trabajo ya supera en muchos momentos su capacidad, una situación que se da especialmente en las de Benidorm y Ondara y que suele agravarse con la cercanía de los puentes, cuando la demanda repunta aún más. Una situación que desde el Consell atribuyen a la estructura "heredada" de las antiguas concesionarias, que también confían en poder corregir.

Una reversión al sector público problemática

Una reversión al sector público problemática

El servicio de la Inspección Técnica de Vehículos fue privatizado en 1997, cuando ocupaba la presidencia de la Generalitat Eduardo Zaplana. Al finalizar el plazo previsto, el Consell del Botànic decidió no prorrogar la concesión y recuperar las estaciones para el sector público a partir de marzo de este año. Sin embargo, desde entonces los problemas se han sucedido, ante las demoras que empezaron a acumularse a la hora de dar cita. También surgieron problemas laborales ya que, al proceder de empresas distintas, los operarios de la nueva Sitval cobraban sueldos muy distintos, lo que llevó a los sindicatos a reclamar la equiparación salarial de todos los afectados.