Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Elche no tiene quien le entrene

Bragarnik sopesa la vuelta de Almirón si no encuentra nadie que le convenza

Bragarnik conversa con el presidente, Joaquín Buitrago, en el palco del Martínez Valero. | MATÍAS SEGARRA

Parafraseando la novela de Gabriel García Márquez «El coronel no tiene quien le escriba», el Elche está teniendo un preocupante problema porque tampoco encuentra nadie quien le entrene después de la destitución de Fran Escribá.

Todo estaba encaminado para que Pablo Machín se convirtiera en el nuevo técnico franjiverde. De hecho el pasado miércoles por la noche quedó acordado su contrato con los representantes del preparador soriano a la espera de su salida del Al Rahed de Arabia Saudí, con el que ayer por la tarde tenía partido. El propio Machín le había pedido al Elche esperar a que finalizara el encuentro de la liga del país árabe y el viernes estaría en tierras ilicitanas. No había problemas para su desvinculación con el Al Rahed, porque existía una cláusula liberatoria en caso de contar con una oferta del fútbol español.

Sin embargo, el propietario del Elche, Christian Bragarnik, se encontró ayer por la mañana con una llamada inesperada. El exentrenador del Girona, Sevilla, Espanyol y Alavés, a última hora, puso pegas y pidió unos días más -hasta el sábado- para pensárselo mejor, porque no lo tenía muy claro. Ante esa situación, el inversor argentino le comunicó que si no estaba convencido lo mejor era dejarlo, porque, además de que no podía esperar tanto tiempo, quería a un entrenador que estuviese al 100% comprometido.

Ese duro contratiempo llevó al máximo accionista franjiverde a convocar de urgencia un encuentro informal con los distintos medios de comunicación con el objetivo de evitar especulaciones y explicar su postura entorno al futuro inquilino del banquillo.

A pesar del difícil momento, Christian Bragarnik se mostró tranquilo, seguro y no tuvo problemas a la hora de desvelar las negociaciones que ha llevado a cabo en los últimos días para encontrar entrenador.

El propietario del club ilicitano se ha encontrado con cuatro respuestas negativas. Diego Martínez era su primera opción, pero, rápidamente, quedó descartada porque el extécnico del Granada quiere entrenar en la Premier League de Inglaterra y no va a aceptar ningún banquillo español si no es una propuesta muy interesante.

Tras Diego Martínez, Bragarnik contactó con los representantes de Xabi Alonso. El actual técnico de la Real Sociedad B gustaba mucho por capacidad y juventud, pero también dijo «no», porque no está dispuesto a abandonar el banquillo del filial donostiarra y quiere esperar para dar el salto a un primer equipo, consciente de que ofertas no le van a faltar en un futuro.

El siguiente fue Javi Gracia. El expreparador del Almería, Osasuna, Málaga Rubín Kazan, Wattford y Valencia era otro de los que cumplía el perfil que entraba en los parámetros que buscaba el máximo accionista de la entidad franjiverde. Pero Gracia también declinó la oferta del Elche, porque su intención es marcharse a entrenar al extranjero y está a la espera de su posible fichaje por el Al Saad de Catar, para sustituir a Xavi Hernández, tras su salida al Barcelona.

El exentrenador del Almería, UCAM, Lugo, Huesca y Girona fue otro con los que se reunió Christian Bragarnik, pero no estaba al cien por cien convencido del proyecto ilicitano, a pesar de que en varias ocasiones anteriores ya se había quedado a las puertas de recalar en el banquillo del Martínez Valero. En esta ocasión porque es uno de los candidatos a dirigir al Granada en el caso de que se produzca la destitución de Robert Moreno en el conjunto andaluz.

A pesar de que en las últimas días se había relacionado con el Elche a varios entrenadores argentinos como Hernán Crespo o el actual técnico de Defensa y Justicia Sebastián Beccacece, el máximo accionista lo negó por completo. Con Hernán Crespo existen dudas sobre su falta experiencia en el fútbol español y, además, puede tener problemas para legalizar su licencia al no contar con cinco años dirigiendo a equipos de las máximas categorías. El propio Bragarnik reconoció que el Jira Panel de la UEFA pone demasiados problemas para convalidar los títulos de entrenador conseguidos en otros países. Otra de las opciones argentinas es Eduardo «El Toto» Berizzo. Aunque no la descartó, es consciente de que el exseleccionador de Paraguay, debido a los problemas de salud que tuvo, tras sufrir un cáncer de próstata, prefiere entrenar a una selección.

En la larga lista que ha manejado durante los últimos días el club ilicitano figuraban otros nombres como los de Paco Jémez o Sergio González. El extécnico del Rayo gusta por sus planteamientos tácticos, pero hay duda de que su fuerte personalidad pueda congeniar en la plantilla del Elche.

En el caso del expreparador del Valladolid hay buenas informaciones sobre su forma de manejar los vestuarios, pero hay dudas sobre el rendimiento, tras no conseguir sus últimos objetivos con el Espanyol y el Valladolid.

Bragarnik se trasladó ayer por la tarde a València para mantener una reunión con Javier Tebas sobre el tema del Fondo CVC, pero comentó que entre ayer y hoy se iba a reunir con dos entrenadores nacionales -uno de ellos es Celades- y que con el partido de Osasuna a la vuelta de la esquina ya no es tan urgente disponer de un técnico antes del encuentro de El Sadar, porque apenas hay tiempo para trabajar con el equipo. Si lo podía conseguir bien, pero, en caso contrario, se fijaría el martes como fecha máxima. Lo que quiere es que el próximo preparador franjiverde esté plenamente convencido del proyecto.

El máximo accionista sorprendió cuando reconoció que, en caso de no poder firmar ningún entrenador que le convenza plenamente, está sopesando y le ronda por la cabeza la posible vuelta de Jorge Almirón, a pesar de que es consciente de que sería una decisión impopular. El dueño del Elche aseguró que, a pesar de los malos resultados que obtuvo su compatriota la temporada pasada, está muy preparado a nivel técnico, aunque cometió algunos errores a la hora de manejar el vestuario. Pero lo ve capacitado para sacar rendimiento a la plantilla actual.

El propietario del Elche también respondió sobre si se plantea la posibilidad de fichar un entrenador que esté actualmente dirigiendo a algún equipo. Señaló que eso solo se puede producir con técnicos que estén en Segunda División. Enseguida surgió el nombre de Pacheta, pero lo descartó. Aunque dijo que si estuviera sin equipo seguro que se lo plantearía, pero que ni lo había intentado, ni el Valladolid lo dejaría salir al estar luchando por el ascenso.

Bragarnik no eludió la destitución de Escribá y aseguró que era una posibilidad que le venía rondando en cabeza durante las últimas semanas, ya que no le convencían algunos de los planteamientos tácticos del preparador valenciano. Señaló que entiende su enfado y reconoce el cariño que le tiene la afición, pero aseguró que lo que buscaba era lo mejor para el Elche y que hay que vivir del presente y no del pasado.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats