Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Falta de tensión y de pegada

Un gol de Denis Suárez, a los ocho minutos, condena al Elche a la derrota frente al Celta

Kike Pérez lucha por un balón con Javi Galán SALVADOR SAS/EFE

En un partido de la poca trascendencia como era el de ayer entre el Celta y el Elche es complicado realizar un análisis exhaustivo de lo sucedido, porque el encuentro careció de la tensión, que hubiera tenido si hubiese habido más cosas en juego. 

El equipo de Francisco, que realizó nueve cambios en el once inicial con respecto al anterior envite frente al Atlético de Madrid, no lo hizo del todo mal. Llegó bien hasta las inmediaciones del área gallega, pero le faltó colmillo y pegada en la zona decisiva del terreno de juego

Además, el solitario gol de Denis Suárez, cuando solo se llevaban ocho minutos, vino precedido de una acción en la que Kike Pérez reclamó penalti. El centrocampista franjiverde fue derribado dentro del área celeste, pero el colegiado consideró que no había sido con la suficiente fuerza para señalar pena máxima. Otra vez los árbitros volvieron a dar la espalda al conjunto ilicitano. 

El Celta fue mejor en el arranque y tuvo ocasiones en la recta final del choque, cuando el partido se convirtió en un correcalles, para poder ampliar y sentenciar el marcador. Kiko Casilla, que sustituyó a Edgar Badia y fue de lo mejor del Elche, amargó a Iago Aspas, que buscó de forma incesante un gol que le hubiera situado como máxima goleador nacional.

Fue un partido equilibrado. Con fases de posesión de balón alternativas. El Celta lo tuvo más en el primer tiempo y el Elche en el segundo. Pero en lo que lo que se impusieron los gallegos, además de en el resultado, fue en la zona defensiva, donde estuvieron más seguros y apenas dejaron que el conjunto ilicitano creara ocasiones. Prácticamente, la única, fue la de Raúl Guti, en el minuto 78, que pudo establecer la igualada.

Vuelta a la defensa de tres

Francisco regresó a la defensa de tres centrales. Situó al canterano John junto a Roco y Diego González en el eje de la defensa, con Josan y Lucas Olaza en los carriles. También dio la oportunidad en el centro del campo a Marcone junto a Gumbau y Kike Pérez; y a Piatti, que empezó como segunda punta, por detrás de Guido de Carrillo y tras una mala puesta en escena se escoró en la banda izquierda. 

De las novedades, excepto Kiko Casilla y el canterano John, ninguno de los demás hicieron méritos para seguir siendo titulares o para ganarse la continuidad la próxima temporada

El Elche recibió el primer y, a la postre, definitivo golpe, muy pronto. Los franjiverdes se habían acercado por primera vez al área del Celta, Kike Pérez, que estuvo voluntarioso, pero muy poco acertado, recortó, el defensa local le tocó y cayó dentro del área. Quizás le penalizó que exagerara la caída. El árbitro no señaló penalti. Los gallegos montaron la contra y tras un centro desde la derecha, Denis Suárez, entrando al primer palo, anotó el único gol del encuentro. 

El equipo de Francisco tuvo un atisbo de reacción, pero sin morder. Solo las internadas de Josan por la banda derecha crearon algo de peligro. Pero Dituro era una mero espectador. 

El Celta pudo hacer el segundo en un remate de Brais Méndez, que John salvó de cabeza en línea de gol. Al descanso se llegó con la justa ventaja local. 

Tras el descanso, el Elche fue un quiero y no puedo. El conjunto ilicitano tuvo más el dominio del balón, pero volvió a caer en la red que tejían los gallegos en las inmediaciones de su área. 

Además, los vigueses buscaban matar el encuentro a la contra. Y tuvieron muchas ocasiones para hacerlo. Kiko Casilla lo evitó en varias ocasiones ante Iago Aspas y el arbitró anuló un gol por claro fuera de juego de Gallardo

Francisco buscó la reacción dando entrada a Tete Morente y a Ponce por unos desaparecidos Piatti y Carrillo. Le dieron más movilidad al equipo, pero sin generar peligro. 

Luego lo intentó con Raúl Guti y Pastore por Kike Pérez y Gumbau. Pero tampoco. Y en los últimos minutos con Mascarell por Marcone.

Al Elche le faltó profundidad y clarividencia en el último pase. Además, perdió varios balones peligrosos en la frontal del área local que propiciaren contras claras. Menos que Kiko Casilla volvió a estar acertado y que Iago Aspas no tuvo su día

Sin apenas generar juego ofensivo, en el minuto 78, en un saque de esquina, Raúl Guti tuvo el empate en el único disparo a puerta de los franjiverdes en, prácticamente, todo el partido. 

El resultado de 1-0 hizo albergar esperanzas hasta el último momento. Incluso hubo seis minutos de añadidos. Pero no era el día de un conjunto ilicitano al que la faltó pegada en el último tramo del campo contrario. 

Ahora solo queda esperar al último encuentro de Liga, del próximo domingo frente al Getafe, en el que el Elche buscará el triunfo en el Martínez Valero, para alcanzar los 42 y conseguir uno de los objetivos que se había marcado tras asegurar la permanencia. Todo lo que no sea ganar será deslucir en las últimas jornadas una brillante temporada. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats