30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elche roza las 400 denuncias por incumplir las medidas de seguridad el fin de semana

La mayoría de sanciones son por no llevar mascarillas en la vía pública o por reuniones con más de seis personas

Una patrulla de la Policía Local de Elche inspecciona un parque, en un control en las últimas semanas.

Una patrulla de la Policía Local de Elche inspecciona un parque, en un control en las últimas semanas. Antonio Amorós

La Policía Local de Elche realizó este fin de semana 399 propuestas de sanción, según los datos facilitados ayer desde la Jefatura Local. Unas cifras que muestran el intenso trabajo a la hora de velar por el cumplimiento de las medidas sanitarias decretadas por la administración y, por el otro, la relajación de la población frente a estas medidas. El mal uso -o no uso, directamente- de las mascarillas siguen siendo el principal motivo de sanción, pues representan casi la mitad de las actas levantadas por los agentes -163-. La segunda causa más numerosa pasa por el incumplimiento del máximo de seis personas en reuniones sociales, que se saldó estos días con 78 actas.

El incumplimiento del toque de queda es el tercer motivo de multa, con 69 sanciones. Relacionadas con este último están especialmente las 20 actas por consumo de estupefacientes y las 14 levantadas por botellón en la vía pública. Además, los agentes sancionaron a otras 21 personas por desobediencia en virtud de la Ley de Seguridad Ciudadana.

Asimismo, desde la Jefatura recuerdan la prohibición de permanecer en parques y jardines después de las 22 horas, ya que esta norma ha dejado en el fin de semana otras 34 sanciones. Las cifras preocupan, ya que desde hace meses el número de sanciones se cuentan por cientos y lejos de mitigarse, están experimentando un aumento en las últimas semanas desde que en la ciudad se decretasen medidas extra para paliar la pandemia.

Agresión

Además, agentes de la Policía Local han detenido a un hombre de 64 años que la emprendió a golpes con los agentes cuando le pidieron que se pusiera la mascarilla mientras se encontraba en el interior de un establecimiento manipulando una máquina recreativa. Según trasladaron ayer desde la Jefatura, el arrestado reaccionó con insultos y puñetazos que se agravaron cuando fue detenido, mostrando una gran resistencia y uno de los agentes tuvo que ser atendido en un centro de salud, al igual que el propio detenido, a causa de los golpes recibidos durante el arresto.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats