La Policía Local de Elche desmanteló el pasado sábado por la noche una minifiesta en la terraza de un hotel en la que participaban once personas, según los datos recabados por el periódico. El establecimiento hotelero desconocía este encuentro que se estaban desarrollando en sus instalaciones. La llamada de denuncia llegó por un particular. Los agentes se trasladaron al lugar y, tras ponerse en contacto con la gerencia, subieron a la terraza donde localizaron a estas personas consumiendo y fumando. No fue la única fiesta detectada por la Policía Local, que en una nave de la partida de La Galia localizó a 25 personas consumiendo alcohol, según los datos facilitados.

En total, se impusieron 45 denuncias, tres de ellas por falta de respeto, otra once por estar reunidos, once más por el incumplimiento del toque de queda, once por carecer de mascarillas y seis por trasladarse sin causa justificada desde otra comunidad autónoma, estando la valenciana confinada.

La Policía de Elche desmonta una minifiesta en un hotel e impone 45 denuncias por covid

La fiesta se ha conocido hoy, cuando se ha sabido también que entre los dos hospitales hay ya más de 300 ingresados por covid. La cifra está subiendo de forma imparable desde el 5 de diciembre, cuando no había ni 70 entre ambos centros sanitarios. Además, La Unidad Militar de Emergencias ha regresado a Elche por un grave caso en el Asilo de Ancianos de San José, del que no se facilitan datos ni por la dirección del mismo ni por el Hospital del Vinalopó, que ha decidido su intervención junto a Salud Pública.

La Policía Local también ha detectado un extraordinario repunte en el número de sanciones. De hecho, se han impuesto 159 por no llevar mascarillas, 36 por saltarse el toque de queda o cien por consumo de alcohol y botellones.

Las advertencias sanitarias y municipales no han servido de efecto cuando, precisamente, en peores circunstancias estamos en Elche.