30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcalde aplaude que el CEU compre el edificio de Zara y revitalice el centro

González considera que la operación permitirá reforzar la presencia de la Universidad privada y recuperar el uso cultural del inmueble

El alcalde habla con el director del CEU en Elche, Paco Sánchez, en la visita del miércoles.

El alcalde habla con el director del CEU en Elche, Paco Sánchez, en la visita del miércoles.

La compra por parte del CEU Cardenal Herrera del edificio de la calle Trinquet que hasta septiembre del año pasado utilizaba Zara está muy avanzada, la propia Universidad privada reconoce que los «últimos flecos» deben quedar cerrados en una reunión que tendrá lugar en mayo en Galicia, y el alcalde de Elche, Carlos González, ve con muy buenos ojos la operación. El primer edil considera fundamental que la antigua sede de los Cines Capitolio recupere su uso y no se convierta en otro edificio más del centro de la ciudad que permanece cerrado durante años.

La instalación del CEU en el emblemático inmueble supondría un refuerzo y daría continuidad a las diferentes acciones que ha emprendido el equipo de gobierno en los últimos tiempos con el objetivo de revitalizar el alicaído casco histórico ilicitano. En este sentido, la acción más ambiciosa ha sido la de la peatonalización de la Corredora y la Plaça de Baix, una promesa política que venía de lejos y que, finalmente, se materializó el año pasado. A ello hay que sumarle la cubrición de los restos arqueológicos del Mercado Central.

Al margen de esto, el alcalde aplaude la operación entre el CEU y el grupo de Amancio Ortega por múltiples razones. «Las negociaciones cuentan con mi total apoyo, lo considero una magnífica decisión para la Universidad y para la ciudad, con una repercusión muy positiva desde distintos puntos de vista», manifestó ayer González en declaraciones a este diario. Más allá de la revitalización para el centro histórico y comercial, que daría impulso a la inversión municipal que se realizó el año pasado para la peatonalización, el regidor destaca otros puntos de vista positivos.

Por ejemplo, el alcalde destaca que el inmueble recupere el uso cultural que tenía en su origen gracias a la aportación del CEU. También se reforzaría la presencia y la apuesta de la Universidad privada en Elche, una relación que se puso en marcha a finales del siglo XX y que, después de algo más de dos décadas, atraviesa por su mejor momento, hasta el punto de que la institución académica se plantea trasladar su modelo de integración en Elche a otras ciudad de España en las que se quiere implantar.

Conservación

Otra de las ventajas que ve el alcalde de la operación que están fraguando el CEU y el grupo de Amancio Ortega se encuentra en que, gracias a la implantación de la Universidad, se realizaría una inversión que permitiría la conservación y el mantenimiento de un inmueble que tiene un considerable valor patrimonial y que forma parte de la historia de la ciudad. «También se intensificarían las sinergias que mantienen el CEU y Elche, tanto a nivel económico como cultural», añade González en su valoración.

Por último, la materialización de la compraventa aumentaría la visibilidad nacional e internacional de Elche, gracias a la actividad académica e investigadora. En este punto, cabe recordar la importancia que el CEU le concede a su apuesta por los estudiantes internacionales, que se hace sentir en Elche, especialmente, con su comunidad francesa. Actualmente la Universidad privada cuenta con más de un 20% de estudiantes procedentes de fuera de las fronteras nacionales y, pese a las dificultades que está acarreando la pandemia en este sentido, el objetivo es que, dentro de una década, un tercio de los estudiantes sean extranjeros.

«Se producirá un impacto económico directo e indirecto, derivado tanto de la actividad docente como de la presencia de alumnado foráneo», concluye el alcalde su análisis. Previamente, tras una de las últimas juntas de gobierno, desde el equipo municipal se había señalado que se apoyaba una operación que permitirá que el edificio recupere su uso social, cultural y académico.

Ganar espacio para implantar nuevas titulaciones

El CEU Cardenal Herrera cuenta actualmente con dos centros en Elche, el de Reyes Católicos y el tradicional de Carmelitas, en el que se hizo una gran reforma el pasado verano para dotar al edificio de recursos tecnológicos de vanguardia. Adquirir un espacio tan importante como el inmueble de la calle Trinquet forma parte del plan de implantar nuevas titulaciones académicas en la ciudad.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats