Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Obras en el puente de Aguamarga obligan a dar un rodeo de doce kilómetros para llegar a Urbanova

La actuación en el paso elevado sobre el tren, que empezará el próximo lunes y se prolongará dos meses, afectará también al acceso al aeropuerto y a Arenales y Santa Pola desde la capital

El carril hacia el aeropuerto, Urbanova y Santa Pola quedará cortado desde el próximo lunes.

Tome nota si vive en el entorno de Santa Pola El Altet, Urbanova, Arenales o Gran Alacant o suele ir los fines de semana porque a partir del lunes viajar desde Alicante a algunos de estos núcleos poblaciones va a ser algo más complicado, al menos durante dos meses: mayo y junio.

De entrada, las obras de rehabilitación del paso elevado de Aguamarga, que empezarán el próximo lunes y se prolongarán dos meses, obligará a dar un rodeo de varios kilómetros para acceder a Urbanova, según el trayecto alternativo anunciado por el Ayuntamiento de Alicante. La actuación, que se inicia ahora tras recibir el visto bueno de Adif, cuenta con una inversión de 837.021euros.

El concejal de Tráfico del Ayuntamiento de Alicante, José Ramón González, ha mantenido esta mañana una reunión con el presidente de la Asociación de Vecinos de Urbanova, Carlos de Juan, para informarle que desde el próximo lunes se va a cortar la avenida de Elche a la altura de la N-332 en el desvío Urbanova-aeropuerto para realizar las obras solicitadas por Adif de conservación y mantenimiento del paso superior de la línea del ferrocarril Alicante-El Reguerón.

Pincha en las rutas para ver las indicaciones

"La obra se lleva a cabo en estas fechas porque es cuando Adif ha autorizado una ‘ventana de trabajo’ por las obras que están efectuando en su red, ya que es necesario tener personal de control de trafico ferroviario para ejecutarlas", según ha explicado el Ayuntamiento alicantino.

El corte de tráfico supone una modificación y desvío de los recorridos. Para realizar el trayecto en coche hacia el aeropuerto-Urbanova, desde Alicante, la circulación se va a dirigir por la avenida de Elche N-332, N-340 y N-338 aeropuerto, donde se conectaría con la N-332 y la carretera de Saladar para llegar a Urbanova. Es decir, un rodeo de unos 12 kilómetros para "salvar" el corte de unos 400 metros de vía. En sentido contrario, aeropuerto-El Altet-Urbanova hasta Alicante, se prevé mantener abierto al tráfico con normalidad.

Más largo va a ser también por tanto el trayecto de vuelta para aquellos que, viviendo en las zonas ilicitanas de El Altet o Arenales del Sol, tengan sus trabajos o el colegio de sus hijos, por ejemplo, en Alicante. Muchos vecinos utilizan a diario la carretera de Urbanova para ir y volver a estas zonas ilicitanas. A partir del lunes solo podrán hacer el trayecto de ida, y todo apunta a que el núcleo urbano de El Altet se a a ver embotellado en las horas punta tras la salida de los colegios o al terminar la jornada laboral. Es más, también podrían darse posibles embotellamientos en las rotondas de acceso al colegio Aitana de Elche y a IFA, puesto que buena parte del tráfico desviado tendrá que pasar por estos puntos.

Y es que, al no poder utilizar la carretera del Saladar en su regreso, los vecinos de Arenales procedentes de Alicante no tendrán más remedio que atravesar El Altet o bien pasar por debajo del túnel y dejar atrás tras unos cientos de metros este núcleo urbano para poder llegar por otros caminos alternativos a Arenales. Idéntica situación incluso pueden llegar a padecer los vecinos de Gran Alacant en Santa Pola. El Ayuntamiento de Elche no había sido informado, al menos en la mañana del jueves, de esta situación.

El Altet cuenta con un censo de unos 5.600 habitantes. Por su parte, Arenales cuenta con una población de casi 2.000 personas, aunque son muchas más las que aquí residen, sobre todo estos últimos meses ya que muchos han preferido quedarse todo el año, en lo que suele ser su segunda residencia, por la pandemia. Además, ahora justo que vienen los primeros meses de calor, es cuando empieza a incrementarse el éxodo a las playas de Urbanova, El Altet y Arenales por parte de los alicantinos, sobre todo durante el fin de semana.

Estas infraestructuras viarias fueron realizadas por el Ministerio de Fomento y son de titularidad municipal, por lo tanto es competencia del Ayuntamiento de Alicante proceder a realizar las labores de conservación.

Desde el Ayuntamiento de Alicante explican que la obra en Aguamarga "es necesaria ejecutarla para su conservación y mantenimiento con el fin de mejorar las condiciones actuales y de durabilidad de la estructura del paso elevado con el saneado del hormigón dañado, y están motivadas por la antigüedad y oxidación de las armaduras dada su proximidad al mar, sobre todo las impostas y protecciones, así como la adopción de medidas de contención de vehículos adaptadas a la normativa vigente".

Además se realizarán las "operaciones necesarias de saneado, limpieza y pasivación de armaduras, reparación de la sección de hormigón mediante mortero estructural aplicado a mano, y la recuperación de la sección con hormigón proyectado, así como se establecerán unas protecciones de las superficies reparadas".

Mientras tanto, las obras las va a ejecutar la mercantil Pavasal a través de los contratos divididos en dos lotes para llevar a cabo el mantenimiento de los pasos superiores sobre las líneas de ferrocarril Alicante-El Regerón de la avenida de Elche: el paso de San Gabriel cuenta con una inversión de 427.511euros y el situado en Urbanova se ejecuta con un presupuesto de 409.510 euros. Las obras del Lote 1 de "reparación del paso superior de la línea de ferrocarril Alicante-El Reguerón situado a la altura de San Gabriel no se podrán ejecutar hasta que Adif lo autorice y disponga de personal de control de trafico ferroviario piloto, y cuando se realice no presenta afecciones al trafico de vehículos", según el Ayuntamiento alicantino.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats