Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SUCESOS

Prisión para la pareja detenida por la muerte del bebé en Elche, acusada de asesinato y de malos tratos

El arrestado, al que se le requisó cocaína en la vivienda, tenía una orden de alejamiento vigente por violencia de género a otra mujer

El acusado a su llegada al juzgado

El acusado a su llegada al juzgado

La titular del juzgado de Instrucción 4 de Elche, a instancias de la Fiscalía, solicitó el viernes el ingreso en prisión sin fianza para Ginés y Conchi, los dos detenidos el miércoles por la muerte de Daniel, el bebé de 7 meses -hijo de la mujer- que llegó el pasado lunes al Hospital General de Elche sin vida. La magistrada ha abierto las diligencias por los delitos de asesinato, malos tratos y contra la salud pública y la instrucción que ahora comienza determinará el grado de participación de ambos. Algunas fuentes apuntan a que no se puede descartar que se trate, incluso, de un homicidio imprudente. 

La familia de la madre proclama su inocencia y describen al acusado como una persona sádica con los niños

decoration

Los dos delitos que se unen al de asesinato se justifican por el hecho de que en la autopsia se determinó que el niño tenía lesiones acaecidas en días previos al fallecimiento (malos tratos) y que en la vivienda de la pareja, en la pedanía de La Hoya, se encontró una importante cantidad de cocaína (contra la salud pública) durante el registro practicado por la Brigada de Policía Judicial adscrita a la Comisaría. Como ya publicó INFORMACIÓN, la muerte sobrevino por un severo traumatismo craneoencefálico. 

La familia de la madre acudió el viernes a los juzgados y, aunque esperaba convertirse en acusación particular contra Ginés, el hecho de que la magistrada decidiera encarcelar a ambos mientras se aclaran los hechos, hizo que tuviera que cambiar de estrategia. Ahora el objetivo es demostrar que ella también era víctima de él, un hombre que desde hace dos meses y medio vivía con Conchi y sus tres hijos, fruto de relaciones anteriores. Se da la circunstancia de que Daniel lleva los apellidos de la madre. 

«Asesino»

Los familiares acudieron a la Ciudad de la Justicia de Elche con fotocopias en las que aparecía la fotografía de Ginés junto a la palabra «asesino» y dieron detalles a las televisiones nacionales del supuesto sadismo que éste mantenía en la relación con los hijos de Conchi. 

Familiares de la madre con imágenes del supuesto autor. ANTONIO AMORÓS

Así explicaron que llegó a castigar a los dos hijos mayores de Conchi metiéndolos en un cuarto a oscuras o que el mismo día de los hechos hizo una videollamada a la mujer a su trabajo, en un taller de calzado que regenta un familiar, para mostrarle la imagen del pequeño, aparentemente dormido en su cuna. Esta, conmovida, mostró las imágenes a los compañeros. «Mira que tranquilo está», les decía. Esa mañana había dejado a Ginés con el pequeño a primera hora para ir al trabajo y cuando llegó, a mediodía, el pequeño seguía en la cuna inmóvil, tal y como lo había dejado tras darle un biberón. El hecho de que no se despertara la alarmó y lo llevaron de forma urgente al Hospital, pero el pequeño ya estaba muerto. La familia sostiene que cuando Ginés la llamó al trabajo, sobre las once y media de la mañana, el pequeño había fallecido. Existen evidencias científicas de que esto podría ser verosímil, aunque la última palabra la tienen los forenses y su informe de autopsia.

El diario confirmó el viernes que, aunque la muerte sobrevino el lunes, la prueba forense se demoró hasta el miércoles. Durante toda la jornada del martes se realizaron pruebas radiológicas y se analizaron, constatando a través de ellas que el pequeño presentaba una importante herida en la cabeza, lo que desembocó en la necesidad de practicar la autopsia.

Declaración

A esta hora se desconoce la declaración de ambos en el juzgado. El diario ha confirmado que Ginés rechazó testificar en sede policial, mientras que Conchi negó cualquier implicación en los hechos. Ambos fueron asistidos por un letrado del turno de oficio. 

La detención de ambos responde no sólo al hecho de que los investigadores no saben qué pasó esa mañana en la casa, sino que sospechan que la madre no debió haber pasado nunca por alto que vivía con un supuesto maltratador y tuvo que ver en algún momento esta evidencia por la forma con la que éste trataba a sus hijos, lo que estaría corroborado por declaraciones de algunos vecinos. Es más, Ginés tenía en estos momentos una orden de alejamiento en vigor tras la denuncia de una expareja por violencia de género. Padre de cuatro hijos de otras relaciones y consumidor de droga, sin un trabajo conocido en estos momentos, el contenido de su declaración parece que es la clave sobre lo que ocurrió el pasado lunes en la vivienda.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats