Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así será Porfirio Pascual tras la reforma integral que planea el Ayuntamiento de Elche

El objetivo es lograr 9,4 millones de fondos de la UE, que los vecinos aporten un millón y que entre el Ayuntamiento y la Generalitat financien 1,5 millones

El diseño de cómo quedará Porfirio Pascual tras la rehabilitación integral INFORMACIÓN

Una rehabilitación integral de los 18 edificios de Porfirio Pascual, en Carrús, que incluye desde renovar la estructura, los pilares, los balcones, las cubiertas, hasta la colocación de ascensores en la fachada, de placas solares para abastecimiento comunitario, un nuevo aislamiento térmico y una reurbanización de las calles, entre otras cuestiones. 

Es lo que el Ayuntamiento de Elche planea para las familias que residen en las 302 viviendas de este humilde barrio construido en la década de los cincuenta a orillas del río Vinalopó con inmuebles actualmente afectados, en palabras del alcalde, Carlos González, por una «severa o alta degradación». Y para financiar este cambio radical, cuantificado en 13 millones de euros, el equipo de gobierno va a recurrir a los fondos europeos Next Generation para obtener 9,4 millones de euros con tal de hacer posible esta ambiciosa actuación que hará necesaria la implicación de los residentes. 

El ejecutivo local ha calculado que por vivienda tendrán que aportar 7.200 euros y que en caso de que acrediten ser familias vulnerables esa cantidad bajaría a 2.200 euros. Y junto a ello habrá instrumentos de financiación que pueden suponer que las cantidades a aportar podrían estar financiadas por préstamos de hasta 15 años. En total, a los vecinos les corresponderá sufragar un millón de euros. Para completar el presupuesto, será necesario que la Generalitat ponga 600.000 euros y que de las arcas municipales salgan 1,9 millones de euros (el 15% que es el máximo posible para obtener la mayor puntuación).

El primer edil y la concejala de Urbanismo, Ana Arabid, han anunciado este lunes los detalles del plan municipal para concurrir a esta importante subvención que, de conseguirse, supondría ejecutar la transformación entre 2023 y 2026. La previsión municipal es que a lo largo de este año pueda conocerse la resolución para poder a partir de ahí planificar el desarrollo de la misma en los tres próximos años. Los ayuntamientos tienen hasta el 20 de junio para presentar las solicitudes. El regidor socialista se mostró convencido de que Elche obtendrá la ayuda y aspira a conseguir «la máxima cuantía».

Necesaria mayoría

Sin embargo, una de las particularidades de este proyecto es que los vecinos tendrán que constituirse en comunidades de propietarios si todavía no lo han hecho (hay 40 escaleras) y votar si están de acuerdo en implicarse económicamente en esta obra que llevan años reclamando, algo que tendrá que salir aprobado por mayoría simple en cada comunidad. 

También tendrán la obligación de haber pasado la inspección técnica de los edificios. La edil de Urbanismo, que aseguró haberse reunido ya con los afectados y haber obtenido una acogida positiva, aseguró que «entenderían que fuera algo aislado que los vecinos no respaldaran esta medida», mientras que el alcalde ve como una «hipótesis poco probable» que los residentes descarten involucrarse en este proyecto porque «las patologías son severas» y porque la actuación es «asequible y accesible». 

Por ello, el ejecutivo local está dispuesto a seguir adelante con la petición de los fondos europeos para lograr la rehabilitación integral de uno de los barrios más degradados de Elche. «Si no se llevara a cabo de esta forma lo tendrían que aportar ellos (los vecinos)», señaló el máximo responsable municipal.

Segunda vida

«Una estrategia de rehabilitación que tiene por objeto transformar, modernizar, dar una nueva imagen y una segunda vida al barrio de Porfirio Pascual. Así definió el primer edil la propuesta para reformar integralmente esta zona de humildes viviendas que, en detalle, también incluiría la solución a las humedades, la reparación de elementos exteriores, la renovación de instalaciones comunes del edificio (saneamiento, agua potable, electricidad), la retirada de elementos con amianto, la sustitución de carpintería exterior, además de la reurbanización y mejora del entorno, caso de saneamiento, agua potable, alumbrado público, zonas verdes o suministro de gas.

«Vamos a llevar a cabo la solicitud de una subvención de fondos Europeos para impulsar una gran actuación de rehabilitación en la zona de Porfirio Pascual que va a modernizar el barrio y a mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas de Carrús. Y junto a ello, va a ser una actuación que va a contribuir a la dinamización de la economía y a la creación de empleo en nuestra ciudad», defendió González.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats