Día del Periodista 50% DTO. Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión

Cultura en minúsculas en el Festival Medieval de Elche

¿Hay alguien que quiera venir a actuar a Elche a una sala medio vacía? ¿ha oído usted hablar bien o mal de alguno de los espectáculos del Festival Medieval? ¿Cree usted que Marga Antón hace una buena gestión cultural en Elche?

Uno de los espectáculos del Festival Medieval de Elche JOAQUIN DE HARO RODRIGUEZ

Una semana y media después de que finalizara el XXVII Festival Medieval d’Elx, la Concejalía de Cultura que dirige Marga Antón hizo balance de tan magno acontecimiento. Y lo hizo a través de una nota municipal por correo electrónico a los medios en la que destacaba «la afluencia y la calidad de los espectáculos». No, no la busquen en la hemeroteca ni en la web porque no se publicó y tampoco la he visto en otros medios más que en los propios municipales. Al cabo de diez días, que fue el tiempo que transcurrió entre el último de los espectáculos y la misiva municipal, uno piensa que igual esa información municipal se ha quedado viejuna y a nadie le importará si fue malo, regular o bueno lo que aconteció porque, si acudieron a ver alguno, ya tendrán su opinión formada y lo que opine la edil de algo que organizó, ¿tiene valor? Vamos, que dar a conocer el balance a esas alturas nos pareció fuera de lugar. Ya saben que a los periodistas, complicados que somos, nos llama la atención muchas veces lo raro, no lo normal. Algún defecto (más) debemos tener.

cultura en minúsculas en el festival medieval de Elche ManuelAlarcón

Cifras

Pero que Antón se apoye en las cifras que dio para decir de algún modo ese clásico de la política de: «Qué bien que lo hemos hecho...», al que yo añadiría: «..y me lo digo a mí misma porque nadie me lo dice», siembra más sombras que luces sobre su gestión del festival y, principalmente, sobre si esos números que daba. ¡Ojo! que el departamento de la edil ha tardado unos diez días en contabilizar a las 3.236 personas (exactamente) que habían asistido a las actuaciones, «tanto en sala como en la calle». Y eso es lo que más me desconcierta, la aseveración sin fisuras tras un dato tan paupérrimo. Es decir, vuelvo a la rareza. Algunas opiniones al respecto que he escuchado durante los últimos días, incluidos funcionarios, me confirman que, probablemente, para dar esta nota extemporánea a la edil se le subió a la cabeza quizá la proximidad de las elecciones de mayo de 2023 en las que, pese a que aún están a seis meses vista, todos comienzan a intentar sacar cabeza y destacar lo que ha sido su gestión y lo que se puede esperar de ellos (aún más) si su partido confía en incluirlos en las listas en un puesto de salida. En la nota, daba otros datos de afluencia para completar una cifra de seis dígitos (107.436 personas, exactamente) y de forma grandilocuente asegurar que ha sido, «uno de los mejores festivales de España» (¡toma ya!).

Misteri

Pero hablar de si al Misteri han acudido 4.200 personas a las representaciones de los días 29 y 30 de octubre y 1 de noviembre o decir (por decir) que 100.000 visitantes han pasado por el Mercado Medieval sin un dato objetivo que lo aporte, esas cifras tienen un valor muy relativo en mi opinión sobre qué es lo que se esperaba de su gestión.

De lo que quiero hablar es de esos 16 espectáculos organizados y pagados por la Concejalía de Cultura que son los que, realmente, deberían haber diferenciado este Festival Medieval d’Elx del resto de festivales del género para ponerlo en un lugar destacado porque, como bien dice la concejala, tiene algo único: gira alrededor de un Patrimonio de la Humanidad. La organización y dirección del evento, que es la aportación extraordinaria que hace la concejala, no es el mero alquiler de puestos callejeros para la venta de todo tipo de artículos que son sin lugar a duda lo que permite al Ayuntamiento dar una cifra tan importante de afluencia, ni mucho menos lo son las representaciones del drama asuncionista.

Espectáculos

No, donde se mide realmente a Cultura es en los espectáculos que trajo a la ciudad y la repercusión que tuvieron. Es la apuesta más importante que organiza su área de forma anual y que, con la pandemia de por medio, nadie dudará que debería haber sido excepcional y quizá lo hayan sido pero no nos hemos enterado la mayor parte de los mortales. Durante tres décadas, desde que se puso en marcha, el festival ha ido ganando un prestigio del que dudo haya salido bien parado tras esta última edición. El festival debería ser, porque para eso nació, un lugar primordial entre los eventos que se organizan en la ciudad y un acicate turístico amén de una ocasión única para vender a los ilicitanos su propia ciudad y de lo que es capaz de generar cuando la ocasión lo requiere.

La organización y dirección del evento, que es la aportación que hace la concejala, no es el mero alquiler de puestos callejeros para la venta de todo tipo de artículos que son sin lugar a duda lo que permite dar una cifra tan importante de afluencia

decoration

Programadora

La Concejalía de Cultura, que presentó la última edición de la mano de la programadora como máxima responsable del mismo, organizó 16 espectáculos, nueve de ellos de pago (con precios más que asequibles, lo que sin duda garantizaba un déficit de taquilla que solo soporta un Ayuntamiento al que no le preocupe esta pérdida si obtiene un rédito mayor; esto es, la difusión cultural que conlleva) con precios que oscilaron entre los 5 y 12 euros. Seis de ellos era callejeros y gratuitos, incluyendo uno con tres pases en horarios distintos. Y una actividad teatral infantil en La Tramoia de la que me da que no tuvieron tiempo de incluir en esa nota tardía el número de escolares, perfectamente organizados por sus centros, que pasaron a lo largo de cinco días por la sala porque si la cifra final fue de 3.236 espectadores y han incluido a esa pléyade infantil, ¡apaga y vámonos!.

Actuación de Madre Deus en el Festival Medieval de Elche JOAQUIN DE HARO RODRIGUEZ

La realidad es que la afluencia de los espectáculos brilló por su ausencia, y lo digo porque la concejala ha salido precisamente para decir lo contrario, para felicitarse. Hablamos de una inversión económica en el festival de... bueno, realmente no se han dado cifras. Si uno tiene en cuenta que supuestamente a los actos callejeros habrán ido más ciudadanos porque eran gratuitos y que estaban ávidos de cultura, que a los que de pago, pero hacemos tabla rasa y dividimos esos 16 espectáculos entre 3.236 (exactamente) personas que nos dicen que han acudido, el resultado llega a poco más 200 personas por espectáculo. Un éxito, ¿verdad?

La realidad es que la afluencia de los espectáculos brilló por su ausencia, y lo digo porque la concejala ha salido precisamente para decir lo contrario, para felicitarse.

decoration

Cultura

Elche tiene mucha más cultura de la que demuestra estas cifras o quizá no y nos estemos engañando. En cualquier caso, el alcalde y el PSOE están empecinado en convertir el solar de J’Hayton en un centro cultural para Carrús («Palacio de las Artes Escénicas», dice el regidor Carlos González), aunque ni una sola de estas actividades se haya recreado allí, en un barrio en el cual la principal apuesta municipal a medio plazo será la cultura si ganan las elecciones.

La concejala de Cultura Marga Anton presenta la programacion del Festival Medieval junto a la programadora del mismo INFORMACIÓN

La capacidad del Gran Teatro es de 779 butacas y, pese a ser la principal sala de la ciudad, es difícil llenar con espectáculos de pago, quizá sea porque el presupuesto de l’Escorxador sea muy parecido al suyo, con un público pero que muy distinto y unos espectáculos de otro corte, que no digo ni que esté bien o mal, solo que son distintos.

Las propias notas de Prensa que el Ayuntamiento envió durante el certamen omitían cualquier imagen que mostrara el estado de vacío absoluto de la sala en la que se celebraba.

decoration

Uno de los principales problemas para generar cultura es la capacidad que tiene un Ayuntamiento para darla a conocer más allá de salir el responsable a contar la programación. Cada fin de semana hay una vasta actividad mal, pero que muy mal vendida por la Concejalía que dirige Antón y que hace que los ciudadanos ni la conozcan. A las pruebas me remito viendo las cifras de un festival donde se ha gastado un presupuesto importante que, visto el resultado, debería decirse que se ha dilapidado pero del que no habrá responsabilidad alguna.

Espectáculo nocturno de que se celebraron tres durante los días del Festival con la afluencia de público que se observa JOAQUIN DE HARO RODRIGUEZ

Las propias notas de Prensa que el Ayuntamiento envió durante el certamen omitían cualquier imagen que mostrara el estado de vacío absoluto de la sala en la que se celebraba. Y esto no es sólo un demérito para la ciudad ni para la Concejalía de Cultura ni para el Ayuntamiento, lo es para los artistas que, independientemente de lo que cobren, buscan siempre el aplauso del público, algo que no escucharon aquí porque no lo había. ¿Hay alguien que quiera venir a actuar a Elche a una sala medio vacía? ¿ha oído usted hablar bien o mal de alguno de los espectáculos del Festival Medieval? ¿Cree usted que Marga Antón hace una buena gestión cultural en Elche?

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats