El Ayuntamiento de Elche suspende provisionalmente las nuevas licencias de plantas solares

El equipo de gobierno crea una mesa de trabajo con colectivos y anuncia una ordenanza para regular la implantación de fotovoltaicas y compatibilizar la protección del territorio

Planta solar en la provincia

Planta solar en la provincia / AXEL ALVAREZ

El Ayuntamiento de Elche ha decidido suspender la concesión de licencias de plantas solares en el término municipal hasta tener una regulación específica sobre el territorio ilicitano. El equipo de gobierno de PP y Vox han atendido la reivindicación que la plataforma de colectivos ciudadanos «Salvem El Camp d’Elx» ha venido realizando en los últimos meses ante el boom de solicitudes de fotovoltaicas que afectan a las pedanías ilicitanas, una demanda que el anterior gobierno progresista de PSOE y Compromís rechazaron bajo el argumento de que ya existe una regulación estatal y autonómica que ofrece garantías de protección. 

En Elche cuatro instalaciones que ya cuentan con los permisos municipales, pero hay más de treinta infraestructuras, proyectadas y en tramitación en la Generalitat o el Ministerio, cuyo futuro está en el aire con la decisión municipal. Según explicó el edil de Estrategia Municipal, Francisco Soler, hasta que el Ayuntamiento no tenga una normativa específica para la implantación de las fotovoltaicas en suelos no urbanizables (lo que podría durar un año) no se van a dar ningún tipo de licencias. Además, será necesaria la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para adaptarlo a los cambios que introduzca el gobierno municipal y para ello hay dos años de plazo como máximo.

Según explicó Soler a este diario, la voluntad municipal es realizar la modificación lo antes posible y lo que va a buscar el Ayuntamiento, tras esta decisión, es la fórmula para «reforzar la protección que ya tiene el municipio por su condición de contar con bienes de interés cultural, Bienes de relevancia local, palmeras y por su dispersión de viviendas para «tener plantas suficientemente respetuosas con nuestro entorno».

Desde la concejalía de Estrategia Municipal consideran necesaria la redacción y aprobación de una nueva regulación municipal “que compatibilice la instalación de energía renovable por sus beneficios para el medio ambiente con la protección del territorio, paisaje y patrimonio del campo de Elche”, subrayó el edil del área.

La suspensión provisional fue anunciada este viernes por parte del equipo de gobierno tras la constitución de la mesa de trabajo sobre las energías renovables en la que estuvo presente la oposición y a la asociación de empresarios Cedelco, la Asociación Provincial de Empresarios de Montajes Eléctricos y de Telecomunicaciones de Alicante (APEME), la Asociación de Desarrollo Rural del Camp d’Elx (ADR), la asociación de vecinos de Santa Ana y a la plataforma Ubicación Racional. El equipo de gobierno destacó que con la creación de esta Mesa de Trabajo se cumple con la moción que presentó el grupo municipal del PP en el pleno del pasado mes de marzo y que fue aprobada por unanimidad de todos los grupos políticos.

La reunión municipal con colectivos y Cedelco sobre las plantas solares

La reunión municipal con colectivos y Cedelco sobre las plantas solares / INFORMACIÓN

Según el edil del área, con la creación de esta Mesa de Trabajo se cumple con la moción que presentó el grupo municipal del PP en el pleno del pasado mes de marzo y que fue aprobada por unanimidad de todos los grupos políticos.

PSOE y Compromís piden una regulación racional y concreción

El PSOE se mostró, a preguntas de este diario, partidario de una regulación razonable de las fotovoltaicas en Elche tras la creación de la Mesa de Trabajo. No obstante, los socialistas echaron en falta una concreción del equipo de gobierno a su anuncio de regular las energías renovables y les pareció un intento de querer hacer ver que se están ocupando de esta cuestión, según la edil socialista. La portavoz de Compromís, Esther Díez, defendió un uso racional de la implantación de estas infraestructuras y advirtió que «no podemos aparcar la transformación energética, hay que ser capaces de garantizar la ordenación territorial con dar soluciones a este problema» . 

Valoración positiva

La Asociación de Vecinos de Santa Anna, ADR Camp d´Elx y la Plataforma Ubicació Racional han valorado positivamente la reunión. "Lo destacable para nosotros es que se empiece a tratar este tema en el seno del Ayuntamiento de Elche con el objetivo de preservar territorio y paisaje en suelo no urbanizable y defender a los vecinos del Camp d´Elx, sobre todo a aquellos directamente afectados por macroproyectos fotovoltaicos, subestaciones eléctricas y tendidos de alta o muy alta tensión", han apuntado en un comunicado conjunto.

También se ha comentado la urgencia de tramitar con las normativas aplicables al efecto, la ordenación del territorio para que este tipo de instalaciones fotovoltaicas se ubiquen con preferencia sobre suelos urbanos, industriales y/o suelos degradados. Fomentando las renovables para autoconsumo, comunidades energéticas y proyectos acordes a la capacidad de carga del territorio ya que todos estamos de acuerdo en la necesidad de las energías renovables.

Los colectivos han advertido que ahora mismo el municipio ha dado licencia a cuatro grandes proyectos y que quedan más de 35 en tramitación. Por ello, han pedido que se tomen "las medidas necesarias para una correcta ubicación, atendiendo siempre a principios de sostenibilidad, vigilando que no se afecte a espacios de especial protección, zonas inundables, suelos agrícolas de valor agrológico, corredores verdes, zonas forestales, bienes de interés cultural u otros".

El compromiso del Ayuntamiento de Elche, según las asociaciones, pasa por tener un borrador de trabajo que recoja las diferentes aportaciones de todos los colectivos del municipio implicados y vecinos afectados. "La intención de nuestra administración local es agilizar los trámites para suspender licencias para este tipo de proyectos y ordenar territorio, cosa que agradecemos y esperamos puedan cumplir en breve", apuntan.

Rechazo en el último pleno del mandato

El último pleno del anterior mandato político antes de las elecciones municipales de mayo, el PSOE aseguró que no se daban las «condiciones necesarias para paralizar cautelarmente las plantas solares sin perjuicio de convocar la mesa de trabajo aprobada o mejorar la regulación municipal en algunos aspectos». Uno de los argumentos municipales para rechazar esta petición es que Elche cuenta con una superficie de 213 millones de metros de suelo no urbanizable y la superficie de las plantas solicitadas (que no concedidas) es de 4,5 millones de metros cuadrados (un 2,1%). 

La otra justificación que aportó el equipo de gobierno de PSOE y Compromís fue que "la normativa urbanística deja fuera los montes, los parajes protegidos y los espacios naturales para la construcción de fotovoltaicas y que solo se puede ocupar un 3% de la parcela de suelo no urbanizable". En esta línea, la responsable de Urbanismo defendió que la regulación autonómica ofrece garantías y descartó que sea laxa a la hora de conceder su visto bueno a todas las iniciativas que llegan.