Elche deslumbra por Navidad

La ciudad y las pedanías inauguran las fiestas con el encendido de 1,5 millones de luces y una llamativa decoración en la Plaça de Baix

El espectáculo de los ángeles gigantes de la plaza del Congreso Eucarístico se estrena ante una gran expectación

Así ha sido el encendido de luces de Navidad en Elche

Antonio Amorós

Elche ha dado la bienvenida a la Navidad con el encendido de 1,5 millones de bombillas led, un belén gigante, una feria de atracciones y un carrusel histórico. Los tradicionales villancicos de la Escolanía del Misteri y una cuenta atrás han dado el pistoletazo de salida este martes a más de 200 actividades programadas hasta el 6 de enero. 

La expectación era muy alta por ver la ciudad, especialmente el casco histórico, iluminado como ya ocurre en muchos lugares de España. Y eso se ha traducido en una Plaça de Baix repleta de familias para ser testigo de la inauguración oficiada por el alcalde Pablo Ruz, en sus primeras celebraciones al frente del Ayuntamiento, junto a las Reinas y Damas de las Fiestas.

La Escolanía del Misteri, en la inauguración de las luces

La Escolanía del Misteri, en la inauguración de las luces / Antonio Amorós

Pasadas las 19 horas, las guirnaldas de luces dispuestas a lo ancho y largo de la plaza convirtieron la noche en día, así como las bombillas colocadas en el arbolado y en los balcones, junto al árbol de Navidad que se alza sobre este epicentro de las fiestas. Y es que en este escenario se ha incorporado por primera vez un nacimiento, un tiovivo y el próximo 15 de diciembre abrirá también un mercadillo navideño, además de ofrecerse conciertos diarios gratuitos. La Banda Sinfónica de Elche, el coro de la Universidad Miguel Hernández y el de la UNED e incluso un concierto de la Joven orquesta de la Comunidad Valenciana interpretarán villancicos cada tarde, desde las 19 horas.

El diseño del alumbrado de la Corredora también ha marcado la diferencia este año, respecto a los que se han recurrido ediciones anteriores, por sus tiras de luces amarillas de principio a final de la calle, incluido el tramo de la Glorieta, complementadas con grandes bolas de tonalidades blancas. 

La Plaça de Baix, iluminada

La Plaça de Baix, iluminada / Antonio Amorós

Magia y tradición son los sentimientos que el Ayuntamiento ha querido hacer resurgir este año con unas fiestas que han contado hasta con su propio anuncio navideño. Deslumbrar era el objetivo municipal con una decoración novedosa compuesta por 450 arcos de luz y 66 elementos 3D. Un objetivo conseguido. 

Ríos de gente

Hay ganas de Navidad y eso se notaba desde primera hora de la mañana, vísperas del festivo nacional del Día de la Constitución, sobre todo en el centro de la ciudad, donde los primeros selfies con los belenes, se entremezclaban con los últimos preparativos para el encendido oficial hasta bien entrada la tarde. 

El nacimiento gigante de la Plaza del Congreso Eucarístico, al más puro estilo hoguera de San Juan, con figuras de tres metros de altura, una de las grandes novedades de este año, recibió visitas durante todo el día, aunque su momento estrella llegó a las 20 horas. 

Los alrededores de Santa María se quedaron pequeños para el estreno de un espectáculo de luces y sonidos de sus cuatro impresionantes ángeles traídos desde Sevilla. En este escenario habrá cada día exhibiciones a las 19 y las 21 horas. 

Lleno en la Plaça de Baix para ver las luces

Lleno en la Plaça de Baix para ver las luces / ANTONIO AMORÓS

La feria de atracciones del Paseo de la Estación también abrió sus puertas a primera de la tarde, con la tradicional pista para patinar que simula ser de hielo, así como otros juegos infantiles, entre los que destaca un trineo de Papá Noel.

Con todos estos alicientes, las calles del centro se convirtieron en auténticos ríos de gente, similar al de las fiestas de agosto, tanto en los minutos previos el encendido de las luces hasta cerca de la medianoche. 

 Con un presupuesto que año a año se viene incrementando en luces (este ejercicio la inversión ha superado los 300.000 euros) el gobierno de Pablo Ruz ha querido colocar a la ciudad como una referente en la provincia, además de seguir la estela de otros municipios como Murcia o Albacete.