Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elda inicia el proceso para disponer de 480 viviendas sociales

El Ayuntamiento necesita 160 nuevos pisos para atender la demanda tras 15 años de parálisis

El edil Javier Rivera, el conseller Martínez Dalmau y el alcalde Rubén Alfaro, en enero en Elda. | ÁXEL ÁLVAREZ

El edil Javier Rivera, el conseller Martínez Dalmau y el alcalde Rubén Alfaro, en enero en Elda. | ÁXEL ÁLVAREZ

Elda cuenta actualmente con 320 viviendas sociales en régimen de alquiler y de compraventa pero el Ayuntamiento se ha marcado el objetivo de disponer de otras 160. De este modo se podrá alcanzar el 4% del parque inmobiliario de la ciudad ya que en estos momentos no supera el 1,5%. El proceso ya se ha iniciado, gracias al sistema del tanteo y retracto, con la adquisición de cuatro nuevos pisos que ya están en disposición de ser adjudicados. Son las primeras adquisiciones de este tipo que se hacen en los últimos quince años en Elda y el concejal de Vivienda, Javier Rivera, confía en seguir aumentando el número de viviendas sociales a través de esta herramienta. De hecho, ya hay más operaciones en fase de estudio aunque desde el equipo de gobierno de PSOE-EU no se fijan fechas concretas para alcanzar las 160 viviendas programadas. «Lo haremos en el menor tiempo posible porque son necesarias», ha señalado Rivera puntualizando, no obstante, que también «dependerá del ritmo de ventas que las entidades financieras realicen a los fondos de inversión, conocidos coloquialmente como fondos buitres, y de las cuantías económicas y estado de los inmuebles».

Respecto a las solicitudes para adquirir viviendas sociales en Elda los datos de la Generalitat Valenciana los sitúan en un centenar. De ahí que los responsables municipales se hayan marcado el objetivo de adquirir o construir 160 pisos. «Y luego deberemos empezar a fomentar otro tipo de viviendas como cooperativas de viviendas, pisos tutelados y pisos intergeneracionales que cuentan también con ayudas públicas», añade el concejal del área.

Precisamente en enero pasado el vicepresidente segundo del Consell y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, se desplazó a Elda para firmar con el alcalde Rubén Alfaro un convenio sobre la cesión de derecho de tanteo y retracto.

A través de este mecanismo se va poder ampliar el parque público de viviendas en Elda, dentro del marco del Plan Hábitat 2030, al ceder la Generalitat Valenciana los derechos de adquisición preferente a los ayuntamientos donde se ubique el piso que sea objeto de tanteo o retracto. A partir de ese momento las propiedades adquiridas por el Consistorio eldense serán calificadas de protección oficial permanente, incorporándose al parque público municipal para ser destinadas a alquiler social de personas, familias o colectivos sin recursos o en situación de vulnerabilidad.

Oficina de proximidad

Elda, que además contará con una oficina de proximidad que funcionará como ventanilla única en materia de vivienda, rehabilitación de edificios y regeneración urbana, ha sido la cuarta ciudad de la Comunidad Valenciana en adherirse a este convenio tras los municipios de Sant Joan, San Vicente del Raspeig y Alboraia.

El convenio tiene una vigencia de un año, con posibilidad de prorrogarse, y determinará las condiciones de la cesión, el destino de las viviendas y los criterios de adjudicación de las mismas. Pero, en caso de que el Ayuntamiento de Elda decida no ejercer el derecho de tanteo y retracto, será la propia Generalitat Valenciana la que lo haga de manera subsidiaria.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats