Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Operación remontada» del Hércules sin miedo a los conjuntos catalanes

El equipo alicantino espanta miedos y recorta distancias con Badalona, Cornellà y Llagostera, que pincharon en sus salidas, y con el Lleida, que no jugó - El club calcula que con cuatro o cinco triunfos puede llegar a la Pro

El centrocampista del Hércules Pedro Sánchez, rodeado de rivales del Badalona el sábado.

El centrocampista del Hércules Pedro Sánchez, rodeado de rivales del Badalona el sábado.

La segunda jornada de la segunda fase se ha cerrado con un imprevisto rayo de esperanza para el Hércules en su agónica lucha por la Liga Pro y evitar el descenso a la cuarta categoría. Con su victoria sobre el Badalona tras cuatro derrotas consecutivas, el conjunto alicantino ha recortado distancias con los cuatro equipos procedentes del grupo catalán, tres de los cuales (Badalona, Cornellà y Llagostera pincharon el pasado fin de semana en sus respectivas visitas al Rico Pérez (1-0), La Nucía (0-0) y el Atlético Levante (2-1), una semana después de que los dos primeros golearan en el arranque de la segunda fase y el Lleida, que ha descansado esta jornada, amargara el estreno del equipo alicantino (1-0).

¿Y si el grupo catalán no es tan fiero como lo pintan? Considerados claros favoritos tras la primera jornada, ninguno de los tres acreditó esa vitola en Alicante, La Nucía y en la ciudad deportiva del Levante, lo que demuestra que el grupo está más igualado de lo que se ha llegado a pensar y abona la tesis del club blanquiazul de que con cuatro o cinco victorias en los seis partidos que quedan le alcanza para lograr el objetivo.

«Operación remontada» del Hércules sin miedo a los conjuntos catalanes INFORMACIÓN TV

«El Hércules será un rival directo por la Liga Pro seguro», afirmó con rotundidad el entrenador del Badalona, Manolo González, tras la derrota de su equipo en el Rico Pérez con el gran gol del uruguayo Pastorini. «Si los equipos no se desconectan, tendrán opciones porque queda aún mucha competición por delante», añadió. El técnico del Badalona recalcó la igualdad y exigencia predominantes en los subgrupos A y B de Segunda B (catalanes, valencianos y baleares), en contraposición a los de otros territorios, y aseguró que este tramo final de la segunda fase se presenta abierto e incierto.

Y así se vio el sábado en el Rico Pérez, en un encuentro en el que el equipo alicantino llevó la iniciativa en la mayor parte del choque, salvo en los tramos inicial y final, en los que el Badalona comenzó con las ideas más claras, pero sin crear peligro, y acabó acosando a los blanquiazules, salvados en el tiempo de prolongación por su portero Falcón con dos muy buenas paradas. Las oportunidades del cuadro catalán llegaron en los últimos minutos, mientras que el Hércules fue fiel a sí mismo y malogró varias ocasiones claras antes del 1-0 (Pedro Sánchez y Abde) y siguió buscando el segundo hasta que la sustitución de Moyita en el minuto 65 le llevó a perder el hilo del partido. Pero la victoria fue justa y no se le puede poner ningún pero. El Badalona pasó por Alicante como un grupo compacto, bien ordenado, pero ni mucho menos inalcanzable para el Hércules.

El alicantino Miñano dispara a puerta en el partido del domingo entre La Nucía y el Cornellà. | CFLN

Algo parecido ocurrió con la visita del líder Cornellà el domingo a La Nucía (0-0), donde ese empate sin goles dejó mal sabor de boca al entrenador rojillo César Ferrando por considerar que su equipo se hizo acreedor a la victoria. Llegaban los de la Marina Baixa con el mal sabor de boca de su goleada en Badalona (4-1), pero volvieron a recuperar su espíritu competitivo y tutearon al cuadro catalán hasta crear cuatro buenas ocasiones que no pudieron convertir Fofo, por partida doble, Morgado y Agüero. El líder, frenado en seco por el ahora colista de este subgrupo de siete equipos. Y también el domingo, sorpresa en la Ciudad Deportiva del Levante, en la que el equipo granota de Pablo Íñiguez superó contra pronóstico, pero con justicia, a la Llagostera (2-1).

A falta de seis «finales», los blanquiazules no merecieron perder en Lleida y fueron mejores que el Badalona

decoration

Con estos tres tropiezos de equipos catalanes, las tornas han cambiado de la primera a la segunda jornada para alimentar la esperanza del Hércules de cara a una «operación remontada» que pudo empezar el domingo con su victoria ante el Badalona. En el club blanquiazul dan por hecho que entre cuatro y cinco triunfos en las próximas seis «finales» garantizan el ascenso a la Pro, aunque el entrenador Manolo Díaz sólo piensa en la difícil visita del próximo domingo (19.30) al incómodo campo de césped artificial del Cornellà, donde no estarán por sanción dos de sus jugadores más importantes, los centrocampistas Moyita y Appin. «Será complicado, pero tenemos el margen de error muy limitado y no podemos pensar en otra cosa que no sea ganar porque enganchar dos victorias seguidas sí nos daría un soplo de aire», indicó Díaz el sábado sin terminar de entender la quinta amarilla que vio Moyita y que le obligará a cambiar la «sala de máquinas» al completo y puede que también el dibujo.

Tras recortar puntos a todos los rivales directos, el Hércules tiene la oportunidad el próximo domingo de acercarse aún más a las dos primeras plazas de acceso a la Liga Pro. El actual segundo clasificado, el Badalona, descansa esta semana y, si los blanquiazules ganan en Cornellà, habrán reducido a un solo punto su desventaja con el equipo de Manolo González. Mientras, la UE Llagostera recibirá a La Nucía, picada en su orgullo tras sumar el domingo en el Olímpico Camilo Cano su primer punto en esta segunda fase, y el Lleida vuelve a la competición en su campo frente a un Atlético Levante que no tiene nada que perder.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats