Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Segunda RFEF

Nico acelera para poder estar disponible el domingo en el Salto del Caballo

►El canterano inició la semana al margen del grupo, trabajando con el recuperador, y hoy se somete a una prueba de esfuerzo en Fontcalent

Nico trabaja con el recuperador en la sesión del lunes. HECTOR FUENTES

Acabó el partido frente al Melilla con un vendaje en el muslo y no ha vuelto a jugar. Casi ni a entrenar. Desde entonces (17 de abril) se ha centrado en la rehabilitación muscular, otra más este curso, para intentar ayudar al equipo en el tramo final de la temporada. El lunes, en la sesión más leve de la semana, se ejercitó a parte, al margen de sus compañeros. Lo hizo con el recuperador antes de la jornada de descanso de ayer y de la prueba de esfuerzo a la que se debe someter hoy.

El canterano del Hércules, que hasta que se rompió definitivamente estuvo varias semanas arrastrando molestias, jugando con ellas, ha aprendido a convivir con el dolor desde que se rompió el ligamento cruzado justo antes del estallido de la pandemia.

Su progresión, su proyección profesional, enorme, tiene que luchar contra esta debilidad física que le ha dejado aquella grave lesión de rodilla. Él quiere volver cuanto antes, pero en la entidad, dirección deportiva y cuerpo técnico, prefieren ser cautos y no forzar. Si es capaz de completar las cuatro sesiones antes de viajar a Toledo, entrará en la convocatoria, sino, le tocará esperar.

Tampoco se quiere arriesgar (a pesar de lo mucho que todavía está en juego) con Pedro Sánchez. El segundo capitán, que ya jugó unos pocos minutos tras el descanso en el triunfo sobre el Mancha Real (equipo al que le marcó dos goles en la primera vuelta, el día que cumplía 35 años), se irá evaluando cada día para asegurar que está al 100% para ser titular después de dos meses sin competir al máximo nivel.

Las cuentas son sencillas

El Hércules, cuarto clasificado, logrará la clasificación matemática para la fase de ascenso a Primera RFEF si es capaz de sumar los tres puntos la próxima jornada en su visita al Toledo (12:00 horas), conjunto que ya está matemáticamente descendido.

El equipo alicantino, a falta de dos jornadas para el final, suma 54 puntos, cuatro más que el Deportivo Eldense, sexto con 50, por lo que en el caso de ganar un partido más ya sería inalcanzable para su rival provincial, independientemente de sus resultados.

En el caso de que el Hércules no logre el triunfo, el equipo alicantino aún tendrá una oportunidad más en la última jornada, en la que recibirá al Marchamalo, conjunto que también afrontará la visita al Rico Pérez en descenso.

La fase de ascenso, que se disputará en Alicante, era el objetivo mínimo del club para la presente temporada, en la que partía con la obligación de pelear por la primera plaza y el ascenso directo en la que ha sido su primera experiencia en la cuarta categoría del fútbol español.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats